Por Alejandra Olivera

Blanca Alcalá Ruiz, candidata del PRI, señaló que ya hubo un acercamiento con el gobierno estatal para instalar una mesa de diálogo con aspirantes de oposición, pero no se concretó porque exigió que sea pública y no privada.

En entrevista al concluir su cierre de campaña regional en Ajalpan, confió que, a más tardar el miércoles, el gobierno estatal les dé una respuesta positiva con el fin de que se garanticen las condiciones de seguridad el 5 de junio.

Comentó que buscan que la reunión sea con autoridades involucradas en “garantizar a los poblanos que no haya intromisiones y que no se utilicen las fuerzas municipales o estatales para intimidar a los activistas de oposición o a los ciudadanos”.

En ese sentido, mencionó que el supuesto secuestro exprés de Alejandro Medina Custodio, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI en Tehuacán, es muestra de las amenazas y bloqueos que el gobierno del estado hizo para frenar la realización de los eventos de su campaña.

Por ello, dijo esperar que el próximo domingo 5 de junio las autoridades estatales y “el gobernador (Rafael Moreno Valle) se comporte como debe ser, un jefe de Estado y saque las manos del proceso”, mientras que por parte de las autoridades electorales haya una vigilancia total y no se inmiscuyan en la libertad y decisión electoral de los poblanos.

Asimismo, mencionó que en la jornada electoral su partido prestará atención a los municipios en donde el PRI es oposición, pues son en ellos donde se intimida a los ciudadanos.

Cabe mencionar que el pasado domingo 29 de mayo, Alcalá Ruiz anunció que emprendería una “resistencia civil pacífica” ante la intimidación y bloqueos del gobierno estatal contra su campaña y que busca que Moreno Valle “saque las manos” del proceso electoral.

 

Foto: Especial

banner-enfrentando-la-contingencia