Inicio » Columnistas » Maestros » Se calza los guantes
Banner BUAP

Se calza los guantes

Cartas a Gracia

Da gusto intercambiar puntos de vista contigo y tener presente la opinión de alguien que, al mismo tiempo que se desempeña frente a grupo -en una escuela de educación obligatoria-, está al tanto de la información que gira en torno al sector educativo y me la comparte, cuestión que agradezco. Coincido contigo. Otto, tercer encargado de la oficina educativa federal y quien más pareciera ser el vocero de Aurelio Nuño que el responsable de conducir los destinos del sector educativo, se calza los guantes. Insiste en llevar la confrontación en torno a la viabilidad de la reforma educativa hasta un nivel que podría rayar en lo obsesivo. Cualquier pretexto es y sería bueno -pensaría Otto-. Tan bueno como la oportunidad que le presentó el homenaje que organizó para “celebrar” el 97 natalicio de Jesús Reyes Heroles, lo mismo que la inauguración -en compañía de Silvano Aureoles– del Centro Cultural La Estación en Apatzingán; eventos a los que convirtió en sesiones de boxeo de sombra, sin sparring y sin contrincante al frente y en los que, lo mismo alertó sobre los maléficos que causaría la cancelación de la reforma educativa que continuara vendiendo espejitos salpicados de esperanza.

El sparring imaginario al que lanzara golpes de sombra y descalificaciones, bien podría ser cualquier maestro o maestra que disintiera de las promesas y que le espetara que las cosas no son como las pintan, y, que la realidad en las escuelas es muy diferente a la que pregonan los voceros gubernamentales, lo mismo que cualquier organización magisterial -de las que hay y muchas- que reivindicara derechos laborales conculcados y se opusiera a las alianzas con un partido que “consideran” agrede al gremio magisterial. En la misma categoría se encontrarían ex legisladores locales y federales, ex gobernadores, ex secretarios de educación locales, ex funcionarios federales y “seudoacadémicos” que osan criticar los dogmas gubernamentales y quienes recogiendo demandas magisteriales, plantean la revisión de una reforma que ha causado múltiples agravios.

Pero Gracia, si las bondades fueran tantas, valdría la pena preguntar ¿por qué tanto gasto en publicitar y convencer a quienes, supuestamente, han sido beneficiarios de la reforma madre de todas las reformas estructurales? Tu respuesta es más que elocuente. Tanto no son que Chuayffet, Nuño y Otto han gastado más de cuatro mil millones de pesos (Revista Proceso) en la difusión de la reforma educativa y en su promoción personal. Recursos que merecerían mejor destino. Acaso para convencerme -lo estoy por supuesto- me remites una nota (Las discrepancias en el presupuesto educativo: aprobado vs ejercido, Florentina García, CIEP) en la que destacas que la SEP sobregasta recurrentemente (2013-16) en algunos programas que le reportan beneficios políticos y de imagen, como son: el programa de becas para hijos del personal de las fuerzas armadas en activo (91.6%); el de apoyos a centros y organizaciones de educación (1 672%); diseño y aplicación de la política educativa (74.8%). En este rubro, se incluyen sobre gastos en publicidad, tendentes a mostrar los resultados de las reuniones entre autoridades locales y federales para “instrumentar la política educativa” mediante campañas de comunicación social. Los resultados: “Para la realización de dichas campañas de comunicación social, las entidades y gobierno federal terminaron gastando 1,008.8 mdp, que representan 3,254.5% más a lo que inicialmente se había aprobado para esta partida”.

En la misma nota, subrayas Gracia, el deterioro de los programas vinculados a la reforma educativa que gastan menos que el presupuesto asignado. Ejemplificas con los programas de inclusión y alfabetización digital; el de expansión de la educación media superior y superior, con un subejercicio de entre el 35.2% y el 40.2%, entre 2013 y 2016, -cuestión que explicas- contrastaría con un ficticio crecimiento en la cobertura que presta el nivel, a partir de programas en línea y de la disminución de la edad a 16.5 años para cursar el bachillerato mediante la modalidad no escolarizada; lo mismo que la disminución, en por lo menos un 50% por “beca asignada” que sufre el programa nacional de becas en el mismo lapso. O igualmente lo que sucede con el programa que fomenta la igualdad de género en el sector educativo (-77%), o con el programa para el “Desarrollo del Servicio Profesional Docente“, al que le quitan casi el 64% del monto presupuestado para ejercerse en este rubro.

Otto recuerda a su maestro, a su ex jefe en la dependencia encargada de los asuntos educativos de la administración de Miguel de la Madrid. Comparte recuerdos y anécdotas de su actuar con un personaje, y compara la revolución educativa de Reyes Heroles con la reforma educativa de Peña. Reconoce que los frutos de la segunda requerirían de una -buena ejecución-, cuestión que no garantizaría ninguna administración venidera incluso si hubiese continuidad. Discurre en Apatzingán que “quieren acabar con la Reforma, para impedir que los maestros hagan su carrera a través del mérito, y los niños tengan educación de calidad”. Alerta sobre la vuelta de Elba Esther a la política. Señala que los “causantes de la crisis educativa” sólo quieren recuperar privilegios; pero ignora que, salvo doce años del gobierno panista -quien defendieran la misma política educativa-, la culpa por la mala gestión educativa recae históricamente en las administraciones emanadas del Partido Revolucionario Institucional. Sin embargo, para protegerse de la presidenta vitalicia del SNTE, la SEP y sus funcionarios garantizan la lealtad de Juan Díaz de la Torre mediante casi 4 mil millones de pesos que le fueron transferidos de manera opaca.

Tienes razón Gracia, nadie les entiende. Así como defienden con palabras “su reforma“, la cancelan en los hechos con las disminuciones presupuestarias. Lo dicho, Otto se calza los guantes.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Gustavo Santín Nieto

Gustavo Santín Nieto
Director del Instituto Universitario de Puebla (IUP).
x

Check Also

Columnistas-GustavoSantin

“Tengo miedo”

Tus mensajes a través del WhatsApp son más frecuentes que de costumbre. Mediante ellos me ...

Columnistas-GustavoSantin

“Que la gente valore”

Me comentas, Gracia, que calificarías al trayecto de regreso a la Ciudad de México con ...