Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Polémicas candidaturas de Morena y RMV asegura lugar en Senado
Banner BUAP

Polémicas candidaturas de Morena y RMV asegura lugar en Senado

Claudia Rivera, premio de consolación a la militancia morenista

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que el nombramiento de Claudia Rivera Vivanco como candidata de Morena a la presidencia municipal de Puebla fue una decisión cupular; no resultado de una encuesta de conocimiento e intención de voto.

Su designación parece tener el propósito de congraciarse con la militancia de Morena, que ha quedado al margen en Puebla de las principales candidaturas a cargos de elección popular.

Veamos:

La candidatura a la gubernatura quedó en manos de un ex perredista —Luis Miguel Barbosa Huerta— y las candidaturas al Senado se entregaron a dos ex priístas: Alejandro Armenta Mier y Nancy de la Sierra Arámburo. Lo mismo sucede con la mayoría de las candidaturas a diputados locales y federales.

La verdadera encuesta de Morena favoreció a la ex panista y ex candidata independiente a la gubernatura, Ana Teresa Aranda Orozco, por un amplísimo margen respecto a las demás aspirantes de Morena a la presidencia municipal de Puebla, pero ésta no aceptó la nominación por sus diferencias ideológicas con este partido y su fundador Andrés Manuel López Obrador.

Aquí la columna completa

Moreno Valle consigue pase; Elba Esther llega a Puebla

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, indica que Rafael Moreno Valle tiene prácticamente asegurado el acceso al senado de la república, con lo que estará concretando el Plan B que se propuso como meta personal para competir en la elección federal de 2018.

El ex gobernador poblano terminó el fin de semana con un largo proceso de negociaciones, jaloneos y angustias vinculadas a su futuro político.

Después de perder la interna por la nominación presidencial en el PAN, objetivo que estaba trazado en el Plan A, Moreno Valle se dio a la tarea de buscar una posición en el senado a partir de una candidatura plurinominal.

No bastaba cualquier lugar en la lista, sino uno que garantizara el ingreso a la Cámara Alta teniendo como base las probabilidades de votación del partido blanquiazul para la jornada electoral del primer domingo de julio.

Moreno Valle quedó registrado en el sexto sitio, detrás de Josefina Vázquez Mota, Miguel Ángel Mancera Espinosa, Indira de Jesús Rosales San Román, Damián Zepeda Vidales y Kenia López Rabadán.

Los senadores plurinominales o de representación proporcional son asignados a los partidos políticos con base en el porcentaje de votos obtenidos en la contienda.

Aquí la columna completa

AMLO y su yunta poblana

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, señala que primero fue la sospechosa encuesta con la que Morena decidió que Luis Miguel Barbosa fuera el candidato a gobernador.

Le siguió la decisión de hacer candidata a presidenta municipal a una ilustre desconocida de nombre Claudia Rivera por supuestamente haber ganado la otra encuesta.

Y culminaron con la designación de los candidatos a diputados federales, entre los que figuran el camaleónico Héctor Alonso Granados, el melquiadista Héctor Jiménez y Meneses, el elbista Guillermo Aréchiga, la monterista y locutora Nayeli Salvatori y un puñado de personajes desconocidos.

Salvo el caso de Barbosa, cuya trayectoria como senador puede explicar su designación, pese a no ser el mejor posicionado, el resto es pura y mera pipitilla.

Mucho se habló al interior de Morena que a diferencia de los dos intentos frustrados anteriores, esta vez Andrés Manuel López Obrador no cargaría con los candidatos y que la responsabilidad de ganar votos sería compartida entre el presidenciable y el resto de los abanderados.

Aquí la columna completa

Con la candidatura de Aréchiga, la maestra Elba Esther Gordillo irrumpe en la elección de Puebla

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que la irrupción de Guillermo Aréchiga Santamaría como candidato de Morena a diputado federal, es parte de la alianza de facto que existe entre Elba Esther Gordillo –junto con su familia y un núcleo de ex dirigentes magisteriales– con el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, tendiente a garantizar la derrota electoral del PRI y el PAN. Pues el ahora aspirante a legislador tiene una larga relación de 24 años en que ha actuado siempre bajo los proyectos políticos de “la maestra”, tal como se la conoce a la otrora presidente del SNTE.

El encargado de proponer a Guillermo Aréchiga Santamaría como candidato de Morena fue Rafael Ochoa Guzmán, quien es el coordinador nacional de las Redes Sociales Progresistas Magisteriales y quien, desde 2017, se encargó de tejer los acuerdos, la comunicación, entre Elba Esther Gordillo Morales y Andrés Manuel López Obrador.

Ochoa Guzmán, quien fue secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE y senador de la República por el Panal, el pasado 11 de febrero se reunió con Andrés Manuel López Obrador para suscribir un acuerdo tendiente a echar abajo la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto, mediante una serie de modificaciones a la Ley del Servicio Profesional Docente.

En ese encuentro, el ex dirigente magisterial le habría entregado al líder de Morena la lista de aspirantes elbistas que serán incorporados como candidatos en los estados del país de mayor peso electoral. Entre ellos, iba el nombre de Aréchiga, quien fue dirigente de la sección 51 del SNTE hace dos décadas y media.

El papel de Aréchiga en el proceso electoral, quien es un respetado líder moral entre importantes grupos de maestros, será crear redes para llamar al magisterio a rebelarse contra el PRI y el Panal, por los temas de la reforma educativa y la falta de identidad con el magisterio de la segunda de estas fuerzas políticas, que se supone que es el partido político del magisterio.

Aquí la columna completa

Nay Salvatori es la Carmelita Salinas de AMLO

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que si en todo grupo social siempre se cuelan los indeseables, la lista de candidatos a diputados federales por Morena hizo retroceder a Andrés Manuel López Obrador todos los pasos que había avanzado en Puebla para convencernos de su proyecto. En específico, irritó unánimemente en las redes sociales la postulación de la locura Nayeli Salvatori, conocida precisamente por su vocación para el escándalo.

Ni los lopezobradoristas más adictos pudieron encontrar argumentos para sustentar qué puede aportar Nay Salvatori a su proyecto de nación sin corrupción ni privilegios de la mafia en el poder. Primero porque la locutora carece de cualquier antecedente mínimo el algún tipo de práctica política, vocación pública, preparación o simple acercamiento a causas sociales.

Precisamente la autodenominada ‘Reyna de la Radio’ dejó de serlo para convertirse en ex reina por la abierta misoginia en que incurrió al burlarse de una mujer que sufrió violencia intrafamiliar al gritarle, humillarla y llamarla “pocos huevos” por no acudir a denunciarlo. El problema fue que la locutora transmitió todo al aire simulando ser una doctora del IMSS y sin identificar que se trataba de un segmento de bromas “pesadas” denominado “Está carbón”.

Salvatori dejó EXA en medio del escándalo para montar su propia estación de radio por internet para apostar por la abierta vulgaridad para acercarse a un segmento de jóvenes en las redes sociales caracterizado por ser acrítico. Sin las regulaciones de la radio profesional, sin la contención, Nay perdió en irreverencia y ganó en vulgaridad: sus segmentos se llenaron de groserías, albures, mentadas de madres, referencias sexuales. Pura corrientez.

En esa vorágine, la locura profesional cayó en otro de sus escándalos: la promoción de la Semilla de Brasil, un producto ilegal prohibido por Cofepris y un fraude a su audiencia porque en realidad los kilos que supuestamente bajó fueron gracias a un tratamiento bariátrico y no resultado del producto milagro, según confesó públicamente una de sus colaboradoras.

Aquí la columna completa

Aquella Charla con Beatriz Gutiérrez Müller de López Obrador

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que hace seis años, cuando Andrés Manuel López Obrador encabezaba por segunda vez las encuestas presidenciales, Beatriz Gutiérrez Müller, su esposa, me dio una larga entrevista para Reporte Indigo.

Recuerdo que mi cita con Ramón Alberto Garza —padre de El Norte y Reforma, fundador de la nueva era de El Universal—se dio en el legendario Balmoral, del Presidente Intercontinental.

Ahí pactamos la única entrevista que Beatriz ofreció en 2012.

Hoy que AMLO nuevamente lidera las encuestas, no está de más recordar algunos pasajes reveladores de la conversación sostenida en un café del centro de Coyoacán, muy cerca de donde estuvo por años la librería El Parnaso.

Beatriz venía de haber publicado su primera novela y estaba por concluir su doctorado en letras con una tesis sobre Quevedo.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

2018 definirá futuro del PRI en Puebla y protección a huachicoleros en Amozoc

De gobernadores, libros que los retratan como caciques, y casas y cosas de mala nota ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Inicia el comercio del voto y ¿Carrancá se va o se queda?

Compra-venta de credenciales de elector Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, ...