Inicio » Columnistas » Indicador Político » El desafío de la inseguridad y el valor estratégico de la información
Banner BUAP

El desafío de la inseguridad y el valor estratégico de la información

Además de un desafío para la política, la sociedad y el poder, la fase de ascenso de la violencia criminal en la vida cotidiana representa un reto para la información. Más allá de la nota diaria, del registro numérico de hechos delictivos y de contradicciones cotidianas, la información tiene la posibilidad de convertirse en un valor estratégico para la política del poder.

En este contexto nace hoy el sitio internet www.seguridadydefensa.mx como parte de las tareas del Centro de Estudios Económicos, Políticos y Seguridad, dirigido por el autor de Indicador Político. Se trata de un espacio estratégico que abordará las dos fases superiores de la seguridad pública: la seguridad interior y la seguridad nacional, las tres como núcleo de la seguridad política del Estado.

La primera mitad de los ochenta registró dos quiebres importantes en la seguridad pública/interior/nacional: en el Plan Nacional de Desarrollo de mayo de 1983, el presidente Miguel de la Madrid introdujo en la doctrina del Estado el concepto de seguridad nacional y el papel esencial de las fuerzas armadas en esa tarea. El dato es fundamental: hasta finales del gobierno de López Portillo, el Estado era un Estado social, paternalista, protector.

El fin de ese Estado prohijó el Estado neoliberal, es decir: se pasó del Estado como el ente social superior a un Estado guardián de la estabilidad del mercado. Sin el compromiso social del Estado, entonces la responsabilidad de la estabilidad social se transfirió a las fuerzas de seguridad. El PND formalizó el concepto de seguridad nacional y, desde entonces, el de doctrina militar. A lo largo de treinta y cinco años las fuerzas armadas son las garantes de la estabilidad, sin que haya ningún elemento que permita hablar de militarización.

En 1984-1985 surgió el primer desafío de seguridad interior, concepto incluido en la Constitución desde 1917 como función del Estado: asesinaron al periodista Manuel Buendía cuando se disponía a revelar complicidades institucionales con los narcos, en 1985 los EU lanzaron una ofensiva contra el Estado mexicano por el asesinato del agente dela DEA Enrique Camarena Salazar, el embajador John Gavin dio un paso adelante al apoyar en ese periodo la triple santa alianza PAN-empresarios-jerarquía católica y la Casa Blanca subordinó la estrategia anti narcos de México bajo su paraguas de seguridad nacional.

A treinta y cinco años las cosas son peores, ahora inclusive con la circunstancia agravante de que la sociedad hace todo para detener reorganizaciones de las doctrinas de seguridad. Lo que ocurre hoy es reflejo de lo que estalló en 1984-1985: el narcotráfico y crimen organizado como un enemigo del Estado y la sociedad cerrando los ojos. En este sentido, el avance del crimen organizado por encima del Estado es consecuencia de las complicidades políticas, sociales e institucionales.

En este escenario nace www.seguridadydefensa.mx como espacio estratégico de la información para el conocimiento, el posicionamiento social y la apertura de enfoques para la toma de decisiones. Periodistas analistas, reporteros y especialistas trabajarán sobre el contexto que envuelve la nota cotidiana sobre muertos.

Las agendas superficiales de los partidos políticos han pervertido las estrategias de seguridad del Estado, sin pensar que el acotamiento institucional está afectando a los propios partidos con asesinatos de militantes con acciones de crisis de la seguridad interior y no meros hechos cotidianos.

En temas concretos como seguridad, la información es poder estratégico.

Política para dummies: La política es la habilidad para tener información porque la información es poder.

Sólo para sus ojos:

· La nota de seguridad de la semana fue el arresto de 100 policías municipales de Chilpancingo acusados de hechos criminales contra jóvenes. De nueva cuenta se confirma que el gran pasivo de seguridad son las policías municipales y estatales y que toda la carga de la seguridad recae, con acusaciones en contra, sobre las fuerzas armadas. Pero sin las fuerzas armadas Guerrero estaría ya siendo gobernado por los narcos.

· Si de insensibilidad se trata, el alto aumento en las tarifas eléctricas será pronto tema de campaña. Y más si el candidato priísta-no priísta José Antonio Meade fue clave en la reforma energética y el presidente del PRI fue director de la CFE.

· A ver de qué tela está cortado el INE con el tema de las firmas falsificadas de independientes. Jaime Rodríguez encabeza la lista y merece la anulación. Pero también el INE no se ha atrevido a meter en cintura a López Obrador.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Carlos Ramírez

Carlos Ramírez
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
x

Check Also

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

INE: reglamento aplasta la libertad constitucional de opinión

1.- Por una columna publicada en febrero del año 2015, el Instituto Nacional Electoral decidió ...

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

Segundo debate: tablas; sin ofertas, votos no variarán

Ante los temas de tratado de comercio libre, relaciones directas con el presidente Trump, crimen ...