Inicio » Columnistas » Samuel Porras Rugerio » Simitrio: el derecho al revés/LXXI

Simitrio: el derecho al revés/LXXI

El duro invierno que nos acerca al año nuevo nos encuentra en el esfuerzo profesional por obtener la libertad de los presosLuis Fernando Alonso Rodríguez y José Muñoz Villegas– y procesadosSergio León López y Silverio Montes Silva– de la 28 de Octubre. Siendo diciembre mes elegido oficialmente para promover el valor ético de “la igualdad”, es preciso reconocer que el trato político-judicial dado por el actual gobierno a los presos políticos es igual al recibido de su antecesor. ¡Qué congruencia! Tres años se han cumplido desde aquel 19 de diciembre de 2014 en que Rubén Sarabia Sánchez fuera puesto arbitrariamente tras las rejas. Simitrio jamás pudo imaginar que su negativa a la petición que le formulara el entonces secretario General de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, para transferir el control político de la 28 de Octubre a manos del gobierno en turno, pudiera desatar la represión en contra suya, de su familia y la organización, hasta llegar a los grados de irracional violencia que presenciamos los poblanos.

De un liderazgo cuajado durante más de cuarenta años en la construcción de la organización social de los ambulantes, era previsible la negativa de la entrega; pero de un gobierno presuntamente nuevo que, bajo siglas formalmente distintas a las sempiternas, prometía diferentes formas de gobernar; cuya propaganda política rezaba “lo mejor está por venir”; no podía esperarse una respuesta propia de gente de baja estofa, tan vil y despreciable, ni con tales dimensiones. La digna resistencia de los ambulantes sigue cuestionando el derecho, autoridad y congruencia política que justifican ésta represión bestial.

El orden jurídico ha sido trastocado con abruptas formas e inmorales fines que semejan tropelías propias de una dictadura. Que la violencia de Estado contra estos ambulantes haya alcanzado un saldo de cinco presos, cuatro procesados, una ejecución extrajudicial, diversos asaltos, múltiples amenazas de muerte, despojos de lugares de venta, oídos sordos ante reclamos de justicia, mentiras mediáticas acerca del conflicto; y el engaño haya sido convertido en la forma de trato hacia los representantes de la organización; da cuenta del abuso de poder y ensañamiento belicoso que padecen y enfrentan. Que no vengan ahora, ciertos funcionarios, con el cuento de que han sido respetuosos del diálogo y atendido los reclamos de la organización. El cúmulo de sentencias -de amparo y absolutorias- obtenidas hasta ahora por Simitrio, hijos, esposa y nuera; dan perfecta cuenta del tamaño del atropello.

Años en prisión o bajo proceso para terminar por confirmar lo que siempre se supo: son inocentes. Sin embargo, el daño está hecho. La prisión y la persecución política han dejado su huella indeleble en la vida de cada uno de ellos, como la dejará en los que quedan presos y procesados porque guardan la misma situación de inocencia. Lo más terrible del caso es que, conociendo esta circunstancia, gobierno, Fiscalía y jueces los mantienen privados de su libertad. Cierto: los tiempos electorales parecen obligar a deshacerse de este pesado fardo político para no lastrar una campaña a la gubernatura.

En un maremagno de declaraciones Fernando y José han sido acusados por los delitos de: COMETIDO CONTRA FUNCIONARIOS PÚBLICOS; HOMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA; ROBO AGRAVADO, DAÑO EN PROPIEDAD AJENA INTENCIONAL y LESIONES CALIFICADAS. De no ser por la tragedia que representa el hecho mismo de que las personas pasen parte de su vida en la prisión sin haber cometido ilícito ninguno, la manufactura de tal acusación, hecha por la Procuraduría General de Justicia del Estado, bien podría pasar como un libreto apócrifo de Chespirito para ser ejemplarmente actuado por Viruta y Capulina. No más. El resto del guión es consigna político-burocrática.

Dentro del proceso 195/2015, ante el Juzgado Octavo Penal, pueden constatarse cosas como estas: a) Que en una trifulca ocurrida el 14 de mayo de 2015, entre personas de las agrupaciones de ambulantes Doroteo Arango y 28 de Octubre, a pesar de que las armas de fuego hayan sido disparadas por, e incautadas a, miembros de la primera agrupación; los acusados y presos por homicidio en grado de tentativa, son los miembros de la segunda; b) Que aun cuando la denuncia de un policía municipal señale: <<…alcancé a sentir que alguien me sustrajo mi arma de cargo, es decir me la jaló y me la quitó, pero no me di cuenta de quién era (…) me cercioro de que ya no tengo mi arma de cargo…quiero manifestar que ignoro quienes son los que me agredieron y el o los que me robaron la pistola de cargo…>>, los acusados por robo agravado son estos miembros de la 28 de Octubre; c) Que no obstante que los policías municipales establecen claramente que: <<…ayer catorce de mayo del año en curso…aproximadamente a las quince horas con cuarenta y cinco minutos…recibí una indicación…para que me acercara al boulevard Xochimehuacán y 64 Poniente…ya que había una manifestación violenta en donde se escuchaba detonaciones de armas de fuego…cuando llego al lugar del apoyo solicitado, encuentro que un grupo de Doroteo Arango se encontraba resguardado dentro de un estacionamiento bardeado y con el portón cerrado, y veo que un grupo de aproximadamente 100 personas arrojaban piedras hacia el portón e interior del estacionamiento, que estas personas eran de la otra organización 28 de Octubre…recibo indicaciones…para resguardar a las personas que se encontraban dentro…>>; <<…cuando llegamos mi compañero y yo al lugar, escuchamos varias detonaciones de arma de fuego, aproximadamente unas diez detonaciones, que provenían del interior de las bodegas…>>; <<y en este segundo cuarto, vimos que sobre un mueble de madera se encontraba un arma de fuego tipo revólver, de color negro desgastada, por lo que la tomé para custodiarla, y la guardé dentro de mi chaleco…>>. Es decir, no se investiga el origen y causas del conflicto; solo hay indicación oficial sobre cuál grupo debe ser protegido por la policía. Con tal protección política, lo demás viene por añadidura.

Luego leí la noticia: <<el mandatario estatal reconoció a los miembros del gabinete por coadyuvar a la creación de un gobierno humanista, cercano e incluyente para los ciudadanos>>. ¡Qué discurso!.

Heroica Puebla de Zaragoza, a 27 de diciembre de 2017.
JOSÉ SAMUEL PORRAS RUGERIO

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Samuel Porras Rugeiro

x

Check Also

samuel-porras-columnista

Ley de Seguridad Interior: elementos para un juicio / III

La técnica legislativa y la lógica jurídica exigen que las definiciones legales que, en calidad ...

samuel-porras-columnista

Violencia y despojo por el modelo económico /III

“La Economía no trata de cosas, sino de relaciones entre personas y, en última instancia, ...