Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de México » Dedazo en el Frente Ciudadano y Monreal no competirá por CDMX

Dedazo en el Frente Ciudadano y Monreal no competirá por CDMX

El mensaje de Andrés Manuel

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, indica que Andrés Manuel López Obrador ha invertido tiempo en buscar cambiar la opinión del sector empresarial que en dos campañas presidenciales previas tomó una abierta posición en su contra, financiando inclusive a sus rivales. En las elegantes residencias de Lomas de Chapultepec se ha reunido a comer con algunas de las figuras cuyas acciones, al frente de sus empresas, pueden mover el Producto Interno Bruto. Ha hecho lo mismo con los capitanes de la industria en Monterrey, el otro polo de poder económico en México, pero no parece terminar de persuadirlos de que es la mejor opción que tiene el país. Después de todo, como admiten algunos de esos empresarios, están decepcionados de dos sexenios panistas y frustrados porque el regreso del PRI al poder está muy lejos de lo que pensaban sería. Ni sabían cómo gobernar el país y llevarlo a mejor destino ni habían visto la corrupción tan extendida como en la actual administración.

Este panorama ha hecho lo que Jorge Buendía, la cabeza de la empresa de opinión pública Buendía & Laredo, caracteriza como “un muy mal humor” de los mexicanos en estos tiempos. El 64 por ciento, dijo Buendía la semana pasada en una presentación en el Centro Woodrow Wilson de Washington, piensa que el país va en una dirección equivocada, que es una proporción similar de los electores que votaron en 2012 por otra opción que no fuera Enrique Peña Nieto; se mantienen inamovibles como fuerza opositora. Quien la ha canalizado, según Buendía, es Morena, el partido de López Obrador, que cuando nació oficialmente en 2015 tenía 15 por ciento de opinión positiva, mientras que en 2017 subió 22 puntos, hasta ubicarse actualmente en 41 por ciento.

López Obrador se mantiene, como si le perteneciera, en el primer lugar de las encuestas electorales. Aunque en este momento los estudios miden conocimiento de nombre (rebasa el 95 por ciento de mexicanos que lo conocen), mantiene un núcleo muy sólido entre los electores, que le ha permitido tener garantizada una tercera parte del electorado. Esto no le ha servido, empero, para ganar dos elecciones presidenciales, ni ha sido suficiente para poder montar una oposición social de envergadura como respaldo a sus impugnaciones. Su respuesta ante ello ha sido ratificar sus viejas banderas nacionalistas y mantener su decisión de que en caso de ganar la presidencia de la República, desmontará las reformas del presidente Peña Nieto, en particular la energética y la educativa.

Los mensajes de López Obrador no han caído bien entre las clases empresariales y los inversionistas, ante los cuales no ha podido –ni querido– modificar si imagen. ¿Hay razones objetivas para el temor a que López Obrador sea presidente el próximo año? “Siempre existe la posibilidad de que AMLO, por sí mismo, le recuerde a los mexicanos por qué nunca podrán confiarle la presidencia”, escribió recientemente Richard G. Miles, director de la Iniciativa del Futuro México-EU del Centro Estratégico de Estudios Internacionales en Washington. “López Obrador es un populista autoritario de corazón. Si insiste en deshacer la reforma energética o sabotea las delicadas negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte o apoya a Venezuela, podría empujar a los votantes hacia opciones menos atractivas pero más seguras. O podría, difícilmente, mantener la autodisciplina y martillar el único mensaje con el que está ganando: todos los demás son unos ladrones”.

El mensaje de López Obrador ha sido una constante en la preocupación de empresarios e inversionistas. En enero, el Financial Times, el diario británico que junto con The Wall Street Journal es el de mayor influencia en esos sectores en el mundo, comparó a López Obrador con Donald Trump, caracterizándolo como “otro populista, antiestablecimiento que esperaría seguir los pasos del presidente electo de Estados Unidos”. En mayo, Shelly Shetty, una de las directoras de la agencia calificadora Fitch Ratings, dijo que la victoria de López Obrador generaría “incertidumbre y volatilidad” en México.

Aquí la columna completa

¿Intervendrá Rusia en las elecciones de México?

Leo Zuckermann en su columna Juegos de poder, publicada en Excélsior, señala que cada vez es más evidente que Rusia utiliza todo tipo de herramientas relacionadas con internet para intervenir en los procesos electorales de países occidentales. De acuerdo con el último número de la revista The Economist, los rusos utilizaron las redes sociales para influir en el voto sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) y en el referéndum independentista de Cataluña. En su momento, también apareció información sobre una posible intervención rusa en las elecciones de Francia, Alemania y los Países Bajos. Súmese a eso el caso más conspicuo de todos: el de Estados Unidos para apoyar la campaña del hoy Presidente, Donald Trump. Es por eso que muchos nos preguntamos si el gobierno de Vladimir Putin también intervendrá o no en las próximas elecciones de México.

El pasado 24 de octubre, en su editorial de El Universal, Javier Tejado reveló que existe preocupación por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) de posibles hackeos de sus sistemas informáticos. Resulta muy sospechoso, por ejemplo, lo que está ocurriendo en el sitio votoextranjero.mx. A diferencia del pasado, ahora los mexicanos residentes en el extranjero pueden registrarse para votar en las próximas elecciones presidenciales a través de ese portal. De acuerdo con reportes del INE, extrañamente el mayor número de accesos para registrarse viene de computadoras localizadas en San Petersburgo. Se trata, como afirma Tejado, de una anomalía muy sospechosa dado que en esa ciudad se encuentran “los principales hackers y una importante cantidad de granjas de bots”.

Las autoridades del INE no están preocupadas por el tema del voto en el extranjero, ya que realizarán una auditoria para rechazar a falsos mexicanos. “Lo que sí les preocupa es que puedan alterar, la noche de la elección, la página del programa de resultados preliminares (PREP) o la que lleva los cómputos distritales. Afectar estas páginas sí pondría en duda y hasta en riesgo el resultado de la elección de 2018”, dice Tejado citando a su fuente del INE.

Los técnicos del instituto ya están trabajando para evitarlo. No obstante, como el mismo Tejado reconoce, hay otras maneras de que un país pueda intervenir en los comicios de otro, aparte del consabido hacking. Como vimos en el caso de Estados Unidos, Gran Bretaña y Cataluña, pueden contratar publicidad en redes sociales (Facebook y Twitter) para influir en la elección o generar noticias falsas que circulen mucho gracias a granjas de bots encargadas de ello.

Desde luego que no vamos a ir a preguntarle a los rusos si van a intervenir o no. Ellos lo van a negar. Es tan ridículo como cuando Trump dice que una y otra vez le ha preguntado a Putin si participaron en la elección estadunidense y que el Presidente ruso siempre lo ha negado. ¡No hombre! ¿Pues qué quería que le contestara? “Fíjate Donald que efectivamente te echamos una mano con todo tipo de prácticas ilegales e inmorales para que tú fueras Presidente porque eres un cretino que le vas a hacer un daño enorme a tu país y eso geopolíticamente nos conviene”. ¿Verdad que no le va a confesar eso?

Aquí la columna completa

Peña: por primera vez en 30 años

Joaquín López Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, indica que demoscópicamente hablando, el candidato es él. Florestán

La última vez que un presidente del PRI eligió a un sucesor fue en septiembre de 1987, cuando Miguel de la Madrid designó a Carlos Salinas, que en julio de 1988 ganó una discutida elección que lo llevó a hacer una serie de reformas para legitimar su presidencia.

Y le digo que fue el último porque cinco años después Salinas nominó a Luis Donaldo Colosio, cuya candidatura había construido desde su campaña 1987-88, y al que asesinaron el 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, Tijuana.

El crimen lo dejó sin candidato porque todos los suyos estaban impedidos por la limitación constitucional de seis meses sin cargo, las elecciones eran el 21 de agosto, y Fidel Velázquez, líder de la CTM, estaba por Pedro Aspe, el secretario de Hacienda. El Presidente se reunió con Carlos Castillo Peraza, jefe del PAN, para pedirle que lo acompañara a reducir el plazo de 180 días, a lo que el yucateco se negó diciendo que si el candidato asesinado hubiera sido de su partido, Diego Fernández de Cevallos, él no le estaría pidiendo esa reforma.

Y no le quedaba otra carta que la de Ernesto Zedillo, quien había renunciado a la Secretaría de Educación Pública al día siguiente del destape de Colosio, el 28 de noviembre de 1993, y operó el videodedazo a través de dos gobernadores, Manlio Fabio Beltrones y Rubén Figueroa.

Aquí la columna completa

¡“El dedo” pudrió al frente!

Ricardo Alemán en su columna Itinerario Político, puyblicada en Milenio, señala que ¿Qué debemos entender de posiciones antagónicas de aliados políticos como Alejandra Barrales y Miguel Mancera?

La primera, lideresa del PRD gracias al total apoyo del jefe de Gobierno, dijo que no hay condiciones para elegir candidatos del frente ciudadano mediante elección universal y secreta, dizque por el riesgo de que el PRI meta la mano.

El segundo, Miguel Mancera y jefe de Gobierno, dijo que no competirá en el frente ciudadano sin reglas claras y sin elección abierta, universal y secreta del candidato presidencial.

¿Por qué las posturas antagónicas?

La conclusión parece clara: porque asistimos a la traición de Alejandra Barrales, quien pactó con Ricardo Anaya el “agandalle” de las candidaturas presidencial y a la jefatura de Gobierno de la capital.

Aquí la columna completa

Los mensajes de AMLO

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, indica que varios mensajes se mandaron ayer en el Congreso Nacional de Morena. Sin embargo, uno de los más claros, nos hacen ver, es que Claudia Sheinbaum está firme en la candidatura del gobierno de la Ciudad de México en 2018, y que su cercanía y relación personal con Andrés Manuel López Obrador están en el mejor de los niveles, luego de la tormenta que le ha caído encima por el caso del Colegio Rébsamen. Otro mensaje fue el de la inasistencia al acto del delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, quien, según dijo AMLO y él mismo ratificó después, se queda en Morena, seguramente a la espera de una buena oferta. Ayer, arropada por el líder de Morena, a nadie le quedó duda de que Monreal no competirá por el cargo de jefe de gobierno, y todo apunta a que la lucha por la capital del país será entre mujeres.

La tómbola de Barrales

Nos dicen que a la presidenta del PRD, Alejandra Barrales, cada vez que le preguntan por el método de selección de candidatos del Frente Ciudadano por México, conformado por su partido, el PAN y MC, bromea con hacer una “tómbola”, para la selección. Nos hacen ver que sus respuestas, obviamente en son de broma, tienen que ver con los métodos utilizados por el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien mediante esa suerte define a algunos de los abanderados de su partido. Sin embargo, hay un par de personas a las que seguramente no les da mucha risa la chanza de doña Alejandra, pues tanto Miguel Ángel Mancera como Rafael Moreno Valle dijeron ayer muy en serio que, si la transparencia y democracia del método para elegir al candidato presidencial no los convencen, de plano se salen del Frente.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, señala que ya pocos creyeron ayer a Andrés Manuel López Obrador eso de que si no llega a Palacio Nacional en la elección de 2018 se irá a La Chingada, es decir, a su rancho en el sureste, porque idéntico propósito expresó hace seis años en una reunión con empresarios y ahí sigue, tan campante en campaña desde entonces.

En tanto, otra presidenciable, la aspirante independiente Margarita Zavala, anunciará hoy en el Parque Tila de Ciudad del Carmen que Campeche se convierte en el primer estado donde supera el 1 por ciento del padrón, como lo requiere el Instituto Nacional Electoral que encabeza Lorenzo Córdova, en al menos 17 estados.

A ver.

Que hablando de aquellos lares, Renán Barrera, coordinador de los alcaldes panistas, ya calentó la sucesión al gobierno de Yucatán con su destape, pues el munícipe actual de Mérida, Mauricio Vila, sigue indeciso, sobre todo, dicen allá, por el bloqueo del PRD a su candidatura.

En el otro bando, el Revolucionario Institucional tampoco acaba de definir a su gallo entre Mauricio Sahuí y el diputado federal Carlos Ramírez Marín.

Aquí la columna completa

 

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Guerra de tuits entre Anaya-Meade y en espera encuentro EPN-Trump

Cita en la Casa Blanca Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Reputación de plurinominales al Senado y nuevo caso de lavado de dinero

La lavandería de Anaya Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El ...