Inicio » Columnistas » Octavio Torres García » ¿Cómo influye la desigualdad en el gasto y las oportunidades?
Banner BUAP

¿Cómo influye la desigualdad en el gasto y las oportunidades?

¿Qué tan cierto es que el origen determina tu destino? La discusión nunca termina y suele cruzarse de argumentos y afirmaciones de corte ideológico: una disputa que, aunque no se vea, tiene en su trasfondo la lucha de clases.

La desigualdad en México se volvió a reflejar en los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares, 2016, que realizó el Inegi. Como apuntaba en un artículo pasado:

“En México, 10.95 por ciento de la población vive con menos de $3.10 dólares al día, el umbral de pobreza de Banco Mundial” y que, en contraste, el 10 por ciento de la población más favorecida en México tiene un ingreso promedio de mil 876 pesos diarios por familia, según los datos de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares, dada a conocer por el Inegi este lunes.”

En esta ocasión, tomé los datos de la encuesta para observar cómo gastan los hogares y qué diferencias hay entre los hogares de los ricos y de los pobres.

Para medir las diferencias en el ingreso, el INEGI divide a la población en diez segmentos iguales que se llaman deciles. El primer decil representa el diez por ciento de la población con los menores ingresos, y el décimo el que más ingreso concentra. Según estos datos, los deciles del I al III participan con el 9 por ciento del ingreso, mientras que el VIII, IX y X concentran hasta el 63.3 por ciento.

En las siguientes gráficas se puede observar cómo el gasto en alimentos del diez por ciento de la población más pobre, representa hasta el 50.55 por ciento del gasto total de esos hogares. Además, su ingreso es tan bajo que destinan sólo el 5.87 por ciento del gasto total para educación y actividades de esparcimiento.

enigh 2016

Como es de esperarse, en el caso de los deciles con más altos ingresos, el gasto en educación tiene una mayor relevancia. En la gráfica se puede observar cómo los hogares del decil X destinan hasta el  16.95 por ciento de su gasto total a educación y tan sólo el 25.17 por ciento a alimentos y bebidas.

En este sentido, cabe reflexionar en que los hogares ricos tienen un margen de acción mucho más grande a la hora de decidir qué educación quieren darles a sus hijos. Los pobres, en cambio, gastan casi todo en comida, transporte (11.89 por ciento), vivienda y energía eléctrica (10.47 por ciento). Es decir, en las necesidades mínimas para sobrevivir, ir al trabajo y, a duras penas, a la escuela.

En el Informe de Movilidad Social (2013), elaborado por el Centro de Estudios Manuel Espinosa Yglesias se remarca que sólo 4 de cada 100 mexicanos que nacen en el quintil de los más pobres podrán alcanzar el sueño de estar entre los que integran al quintil más rico. Además, también apunta, el 48 por ciento de los que nacen en el quintil de los más desfavorecidos permanecerá ahí toda su vida.

Estos últimos datos fueron retomados por  César Morales y Antonio Villalpando en un artículo titulado “Hay que chingarle más”: respuesta a Raúl Araiza, publicado por la revista Nexos. En este artículo los autores afirman algo digno de reflexión:

“La relación entre el esfuerzo y sus resultados no es objetiva, directa ni proporcional; más bien, está mediada por un conjunto de reglas formales e informales, comúnmente dictadas por quien no conoce lo difícil que es dejar de vivir con carencias cuando se parte de la carencia misma.” (Nexos, marzo de 2016).

Esto implica que, aunque exista un esfuerzo individual para conseguir una mejor posición socioeconómica, el resultado de ese esfuerzo dependerá de unas reglas de juego diseñadas por quienes, desde un principio, ostentan el poder y buscan conservarlo. En este sentido, romper las barreras del camino de la realización individual y colectiva (de una familia, por ejemplo) resulta más sencillo para los ricos que para los pobres, por más que ambos “le chinguen igual de parejo“.

En el siguiente enlace podrás ver los gráficos de los otros rubros como Cuidados a la salud, Vestido y calzado, entre otros:

Octavio Torres (@dylanyala)
El Poder de la Discrecionalidad Blog

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Octavio Torres García

Octavio Torres García
Nació en Puebla. Estudió en la UNAM. Ha participado en talleres de creación con profesores como Iván Ruíz, Guillermo Samperio y Guillermo Espinosa Estrada. Actualmente radica en la ciudad de México.
x

Check Also

Columnistas-Marco-Octavio-Torres-García

¿Entre más pobres, más votos? Elecciones 2018

El precandidato del PRI, José Antonio Meade inició su precampaña en San Juan Chamula, Chiapas, ...

Columnistas-Marco-Octavio-Torres-García

Rezago educativo en México, mucho por avanzar

Recientemente, el Coneval publicó los resultados de evolución de la pobreza para 2016 y sus ...