Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Nombramiento de Barbosa deja dudas e inconformidad en morenistas

Nombramiento de Barbosa deja dudas e inconformidad en morenistas

Flores Toledano, ¿en la cuerda floja?

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que uno de los principales soportes políticos e institucionales del morenovallismo podría recibir un revés en los próximos días, si el Poder Judicial de la Federación echa abajo la reelección por cuatro años del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, Roberto Flores Toledano.

El asunto tiene su origen en un juicio de amparo contra el Congreso del estado y los cambios a la Ley Orgánica del Poder Judicial por los cuales el presidente del TSJ ya no tiene que ser electo año con año por el pleno de magistrados, sino por un periodo de cuatro años con derecho a otros cuatro.

Dicha reforma fue impugnada mediante un juicio de amparo, que en principio fue rechazado por un juez de distrito, lo que llevó al promovente a presentar una queja ante el Tribunal Colegiado del Sexto Circuito que ordenó al juez entrar al fondo del asunto, al tiempo de ordenar la suspensión provisional de la reforma por la que el actual presidente del TSJ puede permanecer en el cargo hasta el 31 de diciembre de 2020.

Los enterados del caso, que se ha manejado casi con secrecía, aseguran que detrás del abogado que promovió el amparo hay un grupo de viejos magistrados que se opone a la continuidad de Flores Toledano, por considerar que éste sólo es un apéndice del ex gobernador Rafael Moreno Valle que lo trajo a Puebla y lo impuso como presidente del TSJ.

Flores Toledano, quien antes de ser nombrado magistrado en Puebla carecía de carrera en el Poder Judicial y residía en la Ciudad de México como socio de un despacho fiscal y mercantil, fue nombrado presidente del TSJ en febrero de 2013, cargo que ocupa hasta hoy en medio de críticas de sus pares por su inocultable subordinación al ex mandatario estatal.

Aquí la columna completa

Piden cuentas claras en Morena por designación de Barbosa

La columna De boca en boca, publicada en Ángulo 7, señala que : Militantes y brigadistas de Morena tienen algunas dudas del proceso de elección interna debido a la secrecía con la que el experredista Miguel Barbosa Huerta fue nombrado coordinador estatal (llámese precandidato a la gubernatura) pues desconocen cuándo, dónde y a qué hora se aplicaron las encuestas donde ganó el senador para ser designado en el cargo.

Aunque es poco probable una desbandada, decenas de simpatizantes han señalado que no apoyarán a Barbosa Huerta, con el argumento de sus antecedentes, lo cual podría ser un negativo para su candidatura, pues además de la figura de Andrés Manuel López Obrador, lo que ha hecho fuerte a Morena es el trabajo que cientos de voluntarios hacen en la calle para sumar apoyo al partido.

: Este miércoles visitará Puebla Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, para dar los resultados de las encuestas que buscan echar por tierra los señalamientos de que hubo “dedazo” en la designación de Barbosa Huerta, ¿se podrá imponer la credibilidad en el partido, o ganará la idea de que Morena es un partido igual al resto y no un espacio democrático como se profesa?

Aunque también hay que decir que entre Enrique Cárdenas Sánchez y Miguel Barbosa, muchos analistas aseguran que el segundo es más conocido en Puebla y por ello hay conformidad con lo dado a conocer por Morena respecto a las encuestas.

Además, agregan que podría haber voto diferenciado en las candidaturas y que la gente apoye a Andrés Manuel López Obrador no signifique que respalden con su voto a todos los aspirantes de Morena.

Aquí la columna completa

¡Paren la revuelta!: es Barbosa

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, indica que en solo 24 horas, la virtual designación de Luis Miguel Barbosa Huerta como candidato de Morena al gobierno del estado recibió las más duras descalificaciones.

En parte, por los antecedentes que evidencian al senador como un político advenedizo, que brinca de una causa política a otra según convenga a sus intereses, y en otra por las altas expectativas que había provocado la supuesta postulación del ex rector Enrique Cárdenas Sánchez a ese mismo cargo de elección popular.

El ascenso de Barbosa y la caída de Cárdenas prendieron la indignación en un sector del electorado habitualmente informado, que seguía con especial interés el proceso de selección de candidato en el partido de Andrés Manuel López Obrador frente a la imposibilidad de ver en el PRI, el PAN o el PRD verdaderas opciones de gobierno.

De ahí nació la virulencia para señalar y condenar los episodios de la vida política de Barbosa como aliado de gobiernos priistas y panistas, locales y federales, desde la influyente posición de encumbrado liderazgo perredista.

Las horas posteriores al “destape” han sido difíciles para el senador nacido en Zinacatepec.

Aquí la columna completa

Decepciona Morena

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en La Jornada de Oriente, señala que a pesar de que Morena presume sus encuestas para designar de manera disfrazada a sus candidatos, algo pasó la noche del lunes y generó molestia en un personaje como Enrique Cárdenas Sánchez, quien inmediatamente después de conocer que no fue el designado en la antesala de la candidatura a gobernador, se deslindó del partido de López Obrador.

Desde un principio, causó extrañeza que fuera incluido un personaje como el exrector de la Universidad de las Américas en la medición del Movimiento Regeneración Nacional, ya que no es el perfil de ese partido, pues si bien se le considera un académico e investigador serio, se sabe que no es un político y mucho menos, un personaje con ideales de izquierda.

El también exdirector del CEEY pecó de prudente al hablar de su salida, aunque reconoció que los partidos no son —por ahora—, los mejores instrumentos para organizar el poder en México, ¿y si no lo son por qué había accedido a participar en Morena?

En su discurso de este martes, donde pintó su raya con Morena, encontró la forma decente de decir que los partidos políticos son incapaces de lograr un cambio: “Su distancia de la sociedad impide un gobierno honesto, eficaz, y sobre todo, centrado en la gente”.

Al final, también es evidente que Cárdenas fue utilizado al igual que el expriista, Alejandro Armenta, a quien ni siquiera metieron en la encuesta, pero le hicieron creer que él era el bueno.

Aquí la columna completa

Está lista ya la expulsión de Socorro Quezada del PRD

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que este martes, en la Ciudad de México, se realizó la audiencia en que se ventilaron alegatos y pruebas del proceso disciplinario que se le sigue a Socorro Quezada Tiempo, la presidente estatal del PRD poblano, con lo que se dejaron las bases para que –a la brevedad– se ejecute su expulsión de esta fuerza política, bajo la acusación de que ha utilizado los recursos del partido a favor de Morena y de su virtual candidato a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa Huerta.

En dicha audiencia sus acusadores no pudieron presentar algún elemento contundente que demuestre una conducta ilegal o antiética de Socorro Quezada, pero en cambio si se exhibió una lista de pruebas manipuladas para inculparla, que consiste en declaraciones de prensa que se sacaron de contexto o se mangonearon para presentar fragmentos que hacen suponer que la dirigente perredista si convocó a apoyar una posible candidatura de Luis Miguel Barbosa.

A Socorro la acusan de que, por medio de declaraciones de prensa, convocó a la militancia del PRD a sumarse a Morena y la eventual nominación de Luis Miguel Barbosa Huerta como aspirante a la titularidad del Poder Ejecutivo. Por eso la tildan de traidora de la fuerza política que representa. Con ello se ha exigido su expulsión del partido, situación que la Comisión Jurisdiccional del instituto del sol azteca se propone ejecutar en los primeros días de noviembre.

Atrás del proceso disciplinario se encuentra la mano de Carlos Martínez Amador, el director del Colegio de Bachilleres, quien busca la expulsión de Quezada para que después se convoque a una sesión de Consejo Estatal del partido y ahí él pueda asumir el cargo de presidente estatal del PRD, toda vez que en la actualidad es secretario general de dicha organización partidista, en la cual –por cierto– no ha puesto un pie en los dos últimos años.

Esa maniobra forma parte de una estrategia del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas para promover en Puebla una candidatura conjunta entre el PAN y el PRD, en torno a su esposa Martha Erika Alonso Hidalgo, para que sea aspirante a la gubernatura. La necesidad urgente de echar a Quezada es su firme posición de rechazar que el abanderado del Frente Ciudadano por México sea la cónyuge del ex mandatario estatal.

Aquí la columna completa

Moreno Valle, en la chiquillada

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, señala que el presidente Enrique Peña Nieto parece que ya encontró a la carta del PRI a sucederlo: José Antonio Meade.

El problema que tiene es que la candidatura alterna para levantarle la mano a su gallo ha sido acorralado en el PAN y PRD: Rafael Moreno Valle.

Para nadie escapa en Los Pinos o Palacio Nacional las visitas de Moreno Valle para dialogar con el presidente Peña.

Sí, el mismísimo Peña Nieto que ha sido declarado persona non grata y enemigo a vencer por el Frente Ciudadano por México, particularmente Ricardo Anaya del PAN y Alejandra Barrales del PRD.

En el fuego cruzado se encuentra Moreno Valle, cuya viabilidad de sumarse al Frente Todos Unidos contra López Obrador para que el peñismo no sea perseguido se desvancece.

Aquí la columna completa

Barbosa siempre fue la carta de los López

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, indica que la génesis de la candidatura de Luis Miguel Barbosa al gobierno del estado de Puebla, se dio en una privadísima comida que el senador sostuvo con Andrés Manuel López Beltrán, hijo del dueño de Morena, en donde más que un guiño, al entonces perredista se le ofreció abiertamente la nominación.

Sin embargo, en el largo peregrinar que suponía llegar a la consecución del objetivo, era necesario que el poblano fuera cumpliendo con una serie de estrictos requisitos impuestos por la cúpula de Morena y que tenían que ver, todos, con un aspecto central: la confianza.

Y poco a poco, Barbosa se la fue ganando.

El cumplimiento del primer acuerdo se dio minutos después de aquella comida, cuando en su cuenta en Twitter, el poblano manejó que, a pesar de ser perredista, apoyaría el proyecto presidencial de López Obrador.

El mensaje, como era de esperarse, despertó la ira de la nomenclatura del partido del Sol Azteca, quien aplicó los mecanismos contra la “traición”, considerados en sus estatutos e inició los respectivos procedimientos en materia de impartición de justicia interna.

Aquí la columna completa

Barbosa, el amo del oportunismo político

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que las bases de Morena en Puebla andan en estado de shock con la designación de Luis Miguel Barbosa como su candidato a la gubernatura. Simplemente no lo digieren, ni se ven haciendo campaña a su lado.

Ese estado de shock es comprensible porque no hay muchas formas de resolver una contradicción evidente: cómo harán campaña con el ex perredista rechazado frontalmente por el Consejo Estatal y que solamente obtuvo catorce votos en la instancia interna.

No es la única contradicción. Como dueño del PRD poblano, Barbosa fue un aliado inestimable de Moreno Valle para construir las megacoaliciones del 2010 y 2013. Fue aplaudidor, defensor, promotor y beneficiario.

El dúo Moreno Valle-Barbosa transitó cordialmente a lo largo de casi todo el sexenio. Tanto que cuando el perredista abandonó el hospital tras la amputación de su pierna por una diabetes mal cuidada, el ex gobernador le dio muestras públicas de cariño y empujó su silla de ruedas durante una gira en Tehuacán. Era el hermano que nunca tuvo.

Ese dúo solo se rompió cuando Moreno Valle quiso apropiarse del PRD poblano, expulsar a los barbosistas vía el ‘borrachales’ Luis Maldonado Venegas. Ya nada fue igual después y aunque Barbosa nunca se reconcilió, tiene la marca morenovallista en su frente.

Aquí la columna completa

El Yunque y la Debacle del Último Decente

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que Enrique Cárdenas Sánchez es un personaje de novela rusa.

Un personaje trágico, en la vertiente de Raskolnikov, que se sitúa más allá del Bien y del Mal.

Pero también es un personaje costumbrista que busca “adecentar” a la plebe mientras cuida unos borreguitos.

En su otra vida, el doctor Cárdenas pudo haber sido, faltaba más, el Generalísimo Francisco Franco, quien ponía a su hija Elena a recitar discursos aprendidos de memoria en los tiempos de Navidad para que el pueblo español recibiría sus saludos.

“—Oye, Elena, quieres decirle algo a los niños del mundo” —le dice Franco a su pequeña hija —que espera la orden en el regazo de su madre— en un video que circula en You Tube.

Aquí la columna completa

 

 

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7

El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.

x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El reparto de candidaturas del PRI y acusan cacicazgo en Atlixco

De renuncias que no ocurrirán y de cómo Lastiri pretende repartir el pastel tricolor Rodolfo ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Campaña de Meade iniciará en Puebla y Barbosa sin unir a Morena

José Antonio Meade arrancará este sábado su campaña en Puebla Rodolfo Ruiz en su columna ...