15.3 C
Puebla
martes, abril 20, 2021

Nuevas acusaciones de espionaje y la reunión Giorgana-Riestra

-Publicidad-

Encuesta de Parametría: de la desaprobación al repudio

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que por vez primera en la última década el porcentaje de poblanos que desaprueba el trabajo que realiza el gobernador del estado es más alto que el de aquellos que dicen aprobarlo, de acuerdo con un comparativo de diez años de la encuestadora Parametría de Francisco Abundis Luna.

Según esta firma, Mario Marín terminó su gestión con una aprobación del 75% y un rechazo del 20%; Moreno Valle comenzó su gobierno con una aceptación del 80% y una desaprobación del 14%, pero concluyó su sexenio con una aprobación del 63% y un rechazo del 42%.

Actualmente, de acuerdo con una encuesta estatal en vivienda levantada entre el 12 y el 15 de agosto, la gestión del gobernador José Antonio Gali Fayad fue aprobada por el 44% de los ciudadanos residentes en la entidad y reprobada por el 52%.

Sin embargo, al presidente Enrique Peña Nieto le fue mucho peor en esta evaluación, pues su gestión sólo fue aprobada por el 28% y reprobada por el 71% de los ciudadanos de la entidad.

Al presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, también le fue peor que al gobernador Gali Fayad, ya que su desempeño fue aceptado por el 41% de los capitalinos y rechazado por el 52%.

Aquí la columna completa

-Publicidad-

El gobernador que espió al presidente

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, señala que el escándalo del espionaje morenovallista sigue creciendo. La rueda de prensa en el Senado de la República a iniciativa de Luis Miguel Barbosa tiene muchas aristas que deben desmenuzarse.

De entrada, el senador Barbosa se hizo acompañar de Fernando Manzanilla, cuñado y exsecretario General de Gobierno de Moreno Valle, y quien ya había señalado en la revista Proceso las prácticas de espionaje en el sexenio pasado.

El otro acompañante fue Rodolfo Raúl Vázquez, quien trabajó hasta el viernes pasado para Roberto Rodríguez Acosta, jefe de la oficina de espionaje, bajo las órdenes de Eukid Castañón.

Completó la cuarta el empresario Anuar Salomón, quien argumentó ser perseguido por el grupo de espías, por ser el principal sospechoso de tener en su posesión las grabaciones que inculpan al morenovallismo en prácticas ilegales de intervenciones telefónicas.

- Publicidad -

Ahora bien, de todo lo que se dijo durante más de una hora en la rueda de prensa, ¿qué es lo más importante?

Aquí la columna completa

Busca el PRI controlar a RMV mediante el tema del espionaje

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que ya dejó de ser relevante saber que Rafael Moreno Valle Rosas ha espiado a sus enemigos, a sus propios colaboradores y a figuras políticas nacionales, pues desde mediados de 2017 lo reveló The New York Times; lo importante ahora es saber quién ha filtrado la información para que llegue a manos de los críticos del ex gobernador de Puebla. Una posibilidad es que se trata de una maniobra de la cúpula del PRI, de Los Pinos, para controlar y evitar perder al ex mandatario poblano como un aliado, un activo, un operador de primer nivel en el proceso electoral que está a punto de arrancar.

En el PRI y el gobierno federal ya se tiene plena conciencia de que el tricolor no va a ganar la elección presidencial por la vía del convencimiento ciudadano, ya que lo negativo de la marca partidista y del gobierno federal son un lastre para esta fuerza política.

La apuesta del PRI es hacer alianzas de facto, voluntarias o forzadas, con todo tipo de grupos y figuras públicas que tengan poder político y económico.

Su estrategia será generar procesos de guerra sucia y de inestabilidad de sus rivales electorales. Contra Andrés Manuel López Obrador, el líder de Morena, se desatará una campaña propagandística para generar miedo a sus propuestas. Y con el PAN se ha venido alimentando la división y confrontación entre los dos principales aspirantes presidenciales: Ricardo Anaya Cortés y Margarita Zavala Gómez del Campo.

En el caso de Moreno Valle, por un lado existe un constante golpeteo de los senadores priistas que han pedido investigar los probables delitos de malversación de fondos públicos en las grandes obras del morenovallismo.

Aquí la columna completa

El primazo de oro (negro)

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, señala que Sergio Moreno Valle Germán acumuló en un sexenio tanto poder, influencia y dinero que terminó por convertirse en el primo incómodo de Rafael Moreno Valle.

Su perfil encuadra para el sacrificio en aras de salvar la Puebla del Maximato en el 2018.

Antes de la llegada del morenovallismo a Casa Puebla, Moreno Valle Germán era una especie de cero a la izquierda, pero después terminó por ser Mr. Percent.

En 2012 su vida cambió, pues la notaría de la familia, la número 24, enfrentó una cascada de denuncias de fraude, al grado que los Enriques Moreno Valle Sánchez y Germán acabaron por separarse de la patente.

El ganador fue este primazo, quien además apareció un año después como diputado plurinominal local, posición que desempeñó tras el enfrentamiento del panismo tradicional con el morenovallismo.

Aquí la columna completa

Riestra-Giorgana: el encuentro

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, indica que el pasado 8 de agosto, en el restaurante Suntory de la Ciudad de México, se reunieron para comer Mario Riestra Piña, secretario general del Ayuntamiento de Puebla y Víctor Manuel Giorgana, diputado federal priista.

El motivo aparente de la reunión era celebrar el cumpleaños de Víctor Manuel, por lo menos con ese pretexto Riestra lo buscó y motivó el encuentro.

Es lógico pensar que en la comida se habló única y exclusivamente de política, faltaba más.

Lo que no se sabe es por qué o para qué el interés de Riestra de llegar a amarres con el legislador tricolor.

Y es que, el pretexto de la celebración del onomástico en los hechos resulta por demás pueril.

Aquí la columna completa

Un espía bueno entre nosotros

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que a los amigos, Moreno Valle les dio el mismo trato que a los enemigos: espiarlos para conocer sus movimientos y grabarlos para usar sus voces en el momento adecuado. Carl Schmitt estaría orgulloso del ex gobernador poblano y su esbirro Eukid: todos los amigos son potenciales enemigos, por lo que de una vez hay que darles el trato de enemigos. En el juego de espías destapado ayer en el Senado por Fernando Manzanilla y Miguel Barbosa, sin embargo, hay de espiados a espiados.

Esta trama no es novedosa ya que el maestro del género John Le Carré en una de sus últimas novelas “Un traidor entre nosotros” dejó en claro que en el siglo XXI las traiciones tienen el color del dinero y no el de las ideologías. Y es que no es cosa común que un espía salga a la luz pública, se asuma a sí mismo como espía y lo haga para señalar la organización criminal en la que se convirtió la red de escuchas patrocinada con dinero público. Una red en la que nadie confiaba en nadie y todos acabaron espiándose entre ellos.

Como en las novelas de Le Carré, un hombre ordinario es arrojado a circunstancias extraordinarias. Rodolfo Raúl González Vázquez es el espía que se descubrió a sí mismo como espía. El ‘topo’ bueno que, asqueado por la criminalidad in crescendo de la organización operada por Castañón, se dedicó a recopilar pruebas para documentar las ilegales actividades del diputado federal y ahora las ha puesto a disposición de la PGR.

El espía bueno, escoltado por Manzanilla y Barbosa, abre un nuevo capítulo de debilidades en el morenovallismo de cara a su transmisión monárquica del poder, pero también evidencia la flaqueza interna del grupo: no hay lealtades, sino intereses. Y como no hay lealtades, nadie confía en el otro: Eukid espió a Moreno Valle, Moreno Valle a sus amigos del Gobierno federal, a los Gali, a Banck, los espías a Eukid y así ad nauseam.

No es lo mismo espiar, por ejemplo, a Enrique Núñez o a este tecleador, considerados enemigos del gobierno, que a Mario Alberto Mejía, fiel texto servidor del régimen a lo largo de todo el sexenio, primero en el periódico de Gerardo Islas y luego en el fundado por el propio Castañón.

Aquí la columna completa

Reacciones Primeras Sobre una Lista de Personajes Espiados (Entre los que estoy yo)

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que tengo en mis manos una lista de políticos, empresarios y periodistas supuestamente espiados por Rafael Moreno Valle y Eukid Castañón.

Las fuentes son el cuñado de Moreno Valle (Fernando Manzanilla), Anwar Salomón y Rodolfo Raúl González, quien se denominó “ex agente del CISEN”.

Me cuesta trabajo creer que me hayan espiado.

Quizá por eso descreo de la lista.

Tengo el síndrome de Groucho Marx: así como no participaría en ningún club que aceptara a miembros como yo, desconfío de las listas de espiados en las que figure de manera tan especial.

Aquí la columna completa

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -