Inicio » Columnistas » Palabra de Antígona » El PRI debe cumplir con la paridad

El PRI debe cumplir con la paridad

* Mujeres con méritos y militancia sobran

En las próxima 48 horas en el PRI habrá que definir cómo organizar las candidaturas del 2018. No son pocas, la mitad deberá ser de mujeres. La XXII Asamblea Nacional comenzará mañana en Campeche y ya tiene en la mesa una clarísima petición: que cumpla con la ley electoral respecto de la paridad.

La carta que Enrique Ochoa ya recibió fue suscrita por María de los Ángeles Moreno, ex dirigente nacional; Silvia Hernández una figura muy respetable en su partido y de amplia trayectoria, y Gina Trujillo, ex senadora, diputada y candidata al gobierno de Tabasco, además de expresidentas y exsecretarias generales del PRI, que en breves palabras dejan claro que los principios de paridad y reelección deberán operar correctamente.

Y proponen, además, una selección de candidaturas de mujeres con base en méritos. Y no por caminos indirectos. Silvia Hernández, en una entrevista en Canal Once recordó que su partido tiene un año para trabajar seriamente en una ruta democrática; criticó el exceso de creer que la juventud tiene todas las ideas y que las canas no garantizan. Dejó claro que su partido está equivocado y recordó que las elecciones se ganan con la gente y desde los municipios. Sin decir que Twitter es para otros menesteres.

La petición y/o llamada de atención afirma que las candidaturas de esposas, novias y subordinadas han dañado el efecto de la paridad, excepción hecha de quienes siéndolo, militan, están capacitadas y van a la competencia por ello y no por ser esposas.

Los comentaristas ni han visto esto. Siempre pensando solo en el rey, cosa que Silvia Hernández también dijo muy claro: todo mundo discute, sobre la presidencia, mientras que la fortaleza partidaria está en todo el entramado.

Y hablan de las esposas considerando que, en la Cámara de Diputados, en 2009, se dio el caso más sonado de juanitas, 12 diputadas que pidieron licencia para que asumieran sus suplentes, todos ellos varones. Ellas artífices de terminar con semejante cosa, hoy decidieron romper con su silencio.

En su propuesta de reforma a los Estatutos del PRI en el tema de paridad de género, las tres mujeres, consideradas como priistas de primera línea, presentaron su propuesta al dirigente nacional, Enrique Ochoa, y a la secretaria general del partido, Claudia Ruiz Massieu. La información dice que la propuesta se discutirá.

Explican que es “imperiosa la necesidad de que la selección de candidaturas a cargos de elección popular, sin distingo de sexo, sea realizada considerando como criterio rector los méritos de cada aspirante. “Esa necesidad —sigue la propuesta— es particularmente sensible para el caso de las mujeres priistas, que por factores externos e internos aún enfrentamos desventajas para competir en igualdad de circunstancias respecto de los compañeros priistas”.

Sorpresa, eso no sucedía desde hace al menos una década. En que, como diría Silvia Hernández, se dio prioridad a una juventud sin méritos. Silvia fue directora del CREA, con 2 mil trabajadores, cuando tenía 30 años y ya había sido diputada, tenía estudios universitarios y había trabajado en más de una campaña. Era una joven veterana. En 1974 ya había organizado a miles de mujeres.

La propuesta va a la mesa de Estatutos, que se realizará en Campeche los próximos 9 y 10 de agosto, y dice que la evaluación de las aspirantes a los diferentes cargos de elección popular debe ser realizada, además de la verificación puntual y rigurosa de los requisitos que establecen los Estatutos, con el criterio de méritos, tanto en la trayectoria partidista como en la experiencia e idoneidad profesional, para representar adecuadamente al electorado que vota por el PRI, así como las ideas y propuestas del instituto político.

Luego de varios años de sondeos, hechos por dirigentes, por la iniciativa SUMA y los experimentos de capacitación en género, cualquiera que haya tenido relación cercana, con éstas militantes y las iniciativas como Mujeres en Plural sabe dos cosas: si hay mujeres, muchas tienen capacidad, militancia y conocimientos. Lo que sucede es que las direcciones partidarias autoritarias no las dejan pasar.

En otro párrafo las políticas dicen: “Debemos desterrar de la vida partidista toda manifestación de privilegios para aspirar a un cargo de elección popular que no sea producto de los méritos de cada aspirante. No son admisibles, como criterios de selección, el nepotismo, las relaciones de amistad o la prevalencia de intereses económicos, tampoco el compadrazgo o el influyentisimo”.

Y, explican, con ellas yo misma: la democracia interna se construye desde abajo, con y para la militancia. Al avance que en 2011 significó la cuota de género obligatoria y sin excepciones —por cierto impulsada en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por varias destacadas militantes del PRI—, siguió la decisión del presidente de México, Enrique Peña Nieto de proponer, en 2014, la reforma para dar el salto a la paridad de género, la que finalmente quedó incorporada en el artículo 41 de la Constitución, en las leyes generales electorales y en la normatividad en materia electoral en las entidades federativas.

La paridad de género es una realidad en los ámbitos de las elecciones federales, estatales, municipales y en la Ciudad de México, por eso, agregan, el PRI debe hacer de esa realidad una oportunidad para impulsar a las mujeres priistas, para abrirles más y mejores espacios para su participación en la vida interna partidaria en las contiendas electorales.

Así como las feministas han dicho que el feminismo también favorece a los hombres y a la sociedad, estas priistas, que no son improvisadas en el feminismo, afirman que un partido dentro de un sistema plural y competitivo, en el que las alternancias son y serán la regla, es básico para mantener la confianza y el voto de la ciudadanía, cumplir con la paridad y elegir sin privilegios ni apuros.

Ya en Chiapas, todos los partidos que pensaron era una broma lo de la paridad, obstaculizaron a las militantes y eligieron con improvisaciones a sus mujeres, novias y dependientes, para manipularlas, en eso les lleva la razón a estas veteranas: serían nuevas juanitas si el tema se repite. Dicen que es momento de conducir a México por caminos de igualdad y progreso, con democracia y justicia.

En el texto advierten, algo que seguramente pasa en el PAN, en el PRD y en partidos patrimonialistas y familiares. Afirman que “a pesar de que en los Estatutos vigentes ya refleja el cambio constitucional y en las leyes generales, en materia de paridad de género, subsisten en algunos artículos contradicciones derivadas de normas anteriores que, por motivos seguramente de premura, no fueron debidamente adecuados a la nueva realidad, que es la obligatoriedad, sin excepción, de la paridad de género.

La norma de que tratándose de fórmulas de candidatos, propietario y suplente deben ser del mismo género, así como los avances derivados de las tesis y jurisprudencia del TEPJF, en especial en lo que hace a la paridad horizontal y su obligada aplicación en la selección de candidaturas en elecciones de ayuntamientos municipales.

Paridad

El artículo 41 de la Constitución señala que los partidos políticos tienen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática y hacer posible el acceso de los ciudadanos al ejercicio del poder público, tomando en cuenta las reglas para garantizar la paridad de género en las candidaturas.

La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece que es derecho de la ciudadanía, y obligación de los partidos, la igualdad de oportunidades y la paridad entre hombres y mujeres, para tener acceso a cargos de elección popular.

Indica que el Instituto Nacional Electoral (INE) y los organismos electorales de cada entidad del país podrán rechazar el registro del número de candidaturas de un género que exceda la paridad.

La cosa está clara. Empieza en el PRI, pero las mujeres, gracias al feminismo, están en el grupo plural, algunas levantadas en sus partidos y una docena de asociaciones civiles que vigilan. El 18 es con paridad o no será.

saraloveralopez@gmail.com

http://www.semmexico.com/nota.php?idnota=2618

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Sara Lovera López

Sara Lovera López
Periodista mexicana de gran prestigio, Consultora de medios, Docente en género y militante feminista, fundó en México las redes de periodistas comprometidas con los temas de la condición social de las mujeres.
x

Check Also

Cinco años del gobierno de EPN: Pesadumbre

 Lástima de 47 años de feminismo y la parafernalia digna y limpia, que no logra ...

La Jornada

* Desde hace dos décadas el diario es dirigido por un pequeño grupo de “superlativos” ...