Inicio » Columnistas » Palabras Agudas » 2018, la agroecología y milpa

2018, la agroecología y milpa

Parte 3 de 4

En esta colaboración se dará respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo surgen los procesos tecnológicos clave que potencian la productividad, la eficiencia energética, la estabilidad, la resiliencia y la durabilidad en el tiempo de la milpa?

La respuesta general a esta cuestión es porque en el manejo de la milpa se aplica un diálogo de saberes donde interaccionan, a la vez, tecnologías agrícolas ancestrales (campesinas) y modernas inventadas en épocas distintas. La revolución verde, al no reconocer a las tecnologías campesinas aplicadas en el manejo de la milpa, impulsa la violencia epistémica y la colonización del conocimiento, replicada acríticamente en la mayoría de las universidades que forman agrónomos.

Este diálogo es el rasgo tecno-científico particular del paradigma agroecológico el cual reconoce que tanto las tecnologías modernas como las campesinas son esenciales para aumentar la producción-consumo de maíz, satisfactor básico de la principal necesidad existencial de los campesinos.

En estudios realizados he encontrado que este diálogo habilita integralmente cuatro procesos clave que en la praxis causan potentes enlaces, interacciones y retroalimentaciones entre todos los componentes presentes en la milpa, los cuales son capaces de re-crear ciertos atributos que son típicos de los agroecosistemas (AE), de donde mana la productividad, la eficiencia energética, la estabilidad, la resiliencia y la durabilidad en el tiempo de la milpa.

1. El primer proceso está anclado a la biomimesis, distintivo de la asociación de cultivos, ya que imita la estructura vegetacional y funcional de los ecosistemas naturales, originando mayor diversidad de flora y fauna arriba-abajo del suelo y adentro-alrededor del AE. En esta diversidad:

a) Co-existen plantas C4 (maíz) y C3 (calabaza, frijol, etc.) las cuales tienen necesidades diferenciadas de energía solar para convertir compuestos inorgánicos en orgánicos, eficientando el uso de energía solar.

b) Además, la diversidad de flora y fauna adentro-alrededor de la milpa impulsa la polinización y crea redes tróficas que reducen el daño de patógenos a la milpa.

c) A la par, esta diversidad provee más biomasa abajo del suelo, causando mayor abundancia y riqueza de microorganismos que descomponen la materia orgánica y reciclan los nutrientes y la energía. A la vez, en un policultivo la gama de colores y olores liberados por la vegetación, dificulta la ubicación del alimento por los insectos (http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/37280).

Asimismo, Walker (http://conservbio.missouri.edu/forms&papers/Walker_1992.pdf) reporta que si en esta biodiversidad hay redundancia de especies por el rol que juegan en el AE, se creará una redundancia de relaciones que asegura pocos cambios en el mismo (estabilidad) y de ocurrir un cambio ambiental extremo, el AE tiene mayor capacidad para absorber las perturbaciones y/o para recuperar pronto su funcionalidad (resiliencia). Un sistema resiliente dura más en el tiempo; o sea, es sostenible.

2. Los procesos tecnológicos que derivan de las plantas asociadas, los cuales potencian la relación agua-suelo-planta-ambiente: el frijol fija nitrógeno atmosférico, nutriente esencial de las plantas, el maíz le sirve de tutor al frijol, y la calabaza, con su amplio follaje y hábito rastrero, salvaguarda al suelo de la erosión, fomenta la filtración de agua e impide su evaporación, así como el crecimiento de arvenses durante los primeros ciclos fenológicos del maíz y frijol.

3. Los procesos creados por las innovaciones campesinas. La adaptación milenaria de las semillas criollas a los nichos ecológicos locales, garantiza su estabilidad productiva. La rotación de cultivos mejora las propiedades de los suelos y rompe el ciclo biológico de las plagas. La conservación de suelos evita la pérdida de nutrientes y agua, indispensables para potenciar su productividad. El estiércol provee nutrientes, aumenta la aireación, la penetración y retención de agua, estimula el desarrollo de microorganismos benéficos para la planta y promueve la captura de carbono (http://www.fao.org/docrep/005/Y2779S/Y2779S00.HTM).

4. Los procesos creados entre tecnologías campesinas y algunas modernas, como la aplicación de fertilizantes nitrogenados. El nitrógeno es esencial para el crecimiento de las plantas, pero además, promueve el crecimiento microbiano y la descomposición de la materia orgánica. Si ésta tiene alto contenido de nitrógeno, los microorganismos tendrán suficiente sustrato para inducir mayor mineralización, pues la microflora (bacterias, hongos, etc.) tendrá plenamente satisfechas sus necesidades de nitrógeno (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=10402108).

Si los atributos de la productividad, la eficiencia energética, la estabilidad, la resiliencia y la sostenibilidad en el tiempo de la milpa, derivan de los procesos tecnológicos claves descritos y, si a la vez, estos proceden del diálogo de saberes que prevalece en el manejo de la milpa. Entonces la propuesta hecha por Andrés Manuel López Obrador en su libro: 2018. La salida. Decadencia y renacimiento de México p. 195-196), es viable para fortalecer la producción para el autoconsumo campesino mediante la aplicación del diálogo de saberes en el manejo de la milpa.

La revolución verde, al simplificar el manejo agrícola para reducirlo al estudio de pocos elementos está incapacitada estructural y funcionalmente, para re-crear estos procesos tecnológicos clave y para resolver la autosuficiencia alimentaria en maíz de temporal. Pero no sólo eso. Como se verá en la última entrega, la modernización del campo, está ocasionando impactos socioeconómicos ambientales y culturales negativos en la agricultura de temporal, destacando la generación de gases de efecto invernadero y su descampesinización.

 

Palabras agudas

Roberto Campa Cifrián, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y encargado de la protección a periodistas y defensores de los derechos humanos, reconoce que la impunidad alienta los asesinatos de los comunicadores. Se trata, hay que decirlo, de una impunidad alentada desde el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto y del cual forma parte.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Miguel Ángel Damián Huato

Miguel Ángel Damián Huato
Miguel Ángel Damián Huato es profesor-investigador del Centro de Agroecología del Instituto de Ciencias de la BUAP; miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt nivel II, así como también integrante del padrón de investigadores de la VIEP-BUAP y consultor del Centro Universitario de Vinculación y Transferencia de Tecnología (Cuvitt).
x

Check Also

¿Dónde está México en ciencia y tecnología? Réplica al Dr. Cabrero

Primera de tres partes El 2 de octubre del año en curso, el doctor Enrique ...

Elecciones en la BUAP y democracia

El 11 de agosto del año en curso los miembros del H. Consejo Universitario de ...