Inicio » Columnistas » Aquiles Montaño Brito. » La pobreza no se combate a periodicazos

La pobreza no se combate a periodicazos

Aquella vieja tesis de que un modelo económico en decadencia produce pensadores y prensa igualmente decadentes es más válida que nunca en nuestros calamitosos tiempos. Por eso ya no sorprende ver cómo la prensa canalla se arrodilla a los intereses de los poderosos y se deja prostituir a placer de los primeros. El arsenal teórico de las clases gobernantes enmudece ante los graves problemas que tienen a la mayoría de la sociedad sumida en la pobreza, muriéndose de hambre, mientras en el polo opuesto un pequeño núcleo social disfruta del lujo y la vida regalada, al que la prensa envilecida rinde vasallaje con “nuevos” argumentos, buscando perpetuar el dominio los dueños del poder y la riqueza.

Sólo así se explica que el gobierno de la ciudad de Puebla, que preside el panista Luis Banck, se haya propuesto combatir a periodicazos a las organizaciones que luchan contra la pobreza, y que algunos periodistas compitan para idear el argumento más eficaz y novedoso que convenza a la opinión pública de lo justo y plausible que resulta que el Gobierno municipal se niegue a solucionar las demandas de los antorchistas. Y, si no, veamos un ejemplo de ello.

El día miércoles 23 de mayo, el portal e-consulta publicó una ridícula “investigación” sobre los montos millonarios que -según ellos- recibe el Movimiento Antorchista a través de obras por parte del “generoso” gobierno municipal de la capital de Puebla, razón más que suficiente -dice e-consulta- para que ¡ya no pidan más! Y así, el portal titula su investigación: “Suma Antorcha obras millonarias y paraliza la capital para exigir más”. Resulta vomitiva la forma en que tergiversan el lenguaje para engañar al lector desprevenido: ¡Antorcha recibe millones y pide más, qué descaro! ¿O no es ése el mensaje, señores de e-consulta? Pero se equivocan: las obras no son para Antorcha, sino para un grupo de capitalinos pobres; las obras no benefician a Antorcha, sino a miles de poblanos, antorchistas y no antorchistas. Y si “pedimos más” no es para Antorcha ni por culpa de Antorcha: la pobreza ancestral de los capitalinos, las colonias sin pavimento ni servicios públicos, las viviendas humildes, las escuelas con aulas improvisadas, etc., son culpa de quienes han gobernado la ciudad, incluido el gobierno del señor Banck. Los “investigadores” de e-consulta deberían preguntarse cuánto dinero se necesita para acabar con la pobreza en la ciudad, desglosar la lista de peticiones de Antorcha, sacar los montos de cada una de las obras que pedimos, sumarlos, hacer una regla de tres y sacar el porcentaje de nuestras “obras millonarias” con respecto al total necesario; y después concluir si pedimos mucho o no. No hacerlo así es torcer el análisis, atacar porque les pagan para ello y pretender que al lector se le puede manipular con un par de datos.

Sigamos con la nota de e-consulta: “Mientras que Antorcha Campesina realiza manifestaciones que paralizan la ciudad en demanda de obras públicas (…) esta organización ha sido beneficiada con obras millonarias. Tan sólo durante 2016, el Gobierno municipal licitó 34.5 millones de pesos para proyectos en una junta auxiliar y ocho colonias con presencia histórica de antorchistas del Norte y Sur de la Ciudad, según una revisión al portal de procesos públicos de Compranet. Estas obras incluyen techados en escuelas, pavimentación de calles, complejos deportivos, obras de drenaje y alumbrado, así como unidades deportivas de las cuales, la de Balcones del Sur, con inversión de 8 millones, es la más costosa”. Muy bien, hagamos el trabajo que no hizo e-consulta: los 34.5 millones que e-consulta nos reclama como si fueran suyos representan el 0.000084 por ciento del presupuesto total de la ciudad. Pero resulta, además, que los famosos 34.5 mdp para las obras ni siquiera salieron del presupuesto del ayuntamiento capitalino; se trata de obras gestionadas por Antorcha en la Cámara de Diputados, de manera que el gobierno de Luis Banck no puso ni un solo peso.

Por lo demás, es claro que a la reportera Laura Ruiz -autora de la nota- le molesta que a los pobres les den calles, drenaje, alumbrado y espacios deportivos, como confiesa involuntariamente. A la cancerbera del tesoro capitalino le sulfura que esas obras hayan costado 34.5 millones de pesos e, implícitamente, cuestiona: ¿Con qué derecho piden agua y drenaje, pavimento y escuelas? Y yo le pregunto a Laura Ruiz: ¿Con permiso de quién te arrogas el derecho a decidir a quién sí y a quién no se le deben dar obras? ¿Quién te crees, que de un plumazo decides si los pobres merecen o no agua potable y drenaje?

Pero trato muy diferente merece el ayuntamiento. Laura Ruiz le festeja al alcalde Luis Banck una inversión de 340 millones de pesos “para sincronizar semáforos en la capital” y no cuestiona ni por error que el alcalde haya decidido invertir 9 millones de pesos para “un estudio” que nos diga que las calles de la capital “necesitan remodelación”. Sí, leyó usted bien: ¡340 mdp para sincronizar semáforos y un “estudio” para ver si las calles de Puebla necesitan o no remodelación! Con razón cuando vamos a pedir agua potable y drenaje nos dicen que ya no hay dinero. Eso no es todo. El diario digital para el que trabaja Laura Ruiz es una máquina de publicar boletines del ayuntamiento: cerca de 40 boletines y contando sólo en lo que va de mayo. ¿Y esos boletines son gratuitos? No lo creo. Más todavía: ¿Sabe usted quién paga esa publicidad? Los impuestos de los poblanos, entre los que se cuentan aquellos a quienes la reportera les niega el derecho a exigir obras. Para este 2017, el ayuntamiento presupuestó 37.2 millones de pesos para Comunicación Social (léase publicidad) y en los años previos 40 millones en cada uno para el mismo fin. Por eso, cuidadito con pedir obras: eso encoleriza a e-consulta, como si les quitáramos el pan de la boca.

Terminemos con la nota de e-consulta: “Aún con las gestiones de recursos federales que estos actores pudieran haber hecho (los diputados federales de la organización), los simpatizantes de Antorcha Campesina reciben mayores beneficios que incluso los que dejan otras obras en la ciudad. (Por ejemplo, dice e-consulta) triplican los 9.5 millones que la administración municipal invirtió para la construcción de una decena de comedores para centros escolares de la capital”. ¡Ahora resulta que Antorcha es mejor gestora de obras que el ayuntamiento de una ciudad tan importante como Puebla! ¿Con estos “argumentos” se defienden? ¿No les da un poco de vergüenza? Por boca de nuestros enemigos, ahora sabemos quién debería gobernar. La migajas que reclaman como si salieran de su bolsa son apenas una gota dulce en un mar de agua salada.

La miseria de los poblanos capitalinos requiere para su combate inversiones millonarias, y no burdos periodicazos; así no van a parar la lucha de Antorcha, porque el problema no es Antorcha, sino la pobreza de los capitalinos. La directora de la Cepal, Alicia Bárcenas, hace unos días informó que México alcanzó una cifra récord en desigualdad: cada día hay más pobres que son cada vez más pobres y menos ricos que son cada vez más ricos. Y afirmó también que este fenómeno “conspira contra el desarrollo sostenible”. Recuerden que una forma de repartir la riqueza es reorientar el gasto social: construir obras necesarias para que la gente pueda vivir decente y cómodamente, ¡pero ustedes van -como el loco del periférico- en el sentido contrario! Nosotros seguiremos nuestra lucha, le pese a quien le pese, porque es justa y, además, muy necesaria.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Aquiles Montaño Brito

Aquiles Montaño Brito
Periodista. Tomo café, luego existo. Vocero de Antorcha en Puebla. Estudiante de la Maestría en Letras.
x

Check Also

Atlixco: el fondo de los nuevos ataques

Desde hace algunos días, varios panistas de pedigrí, priistas resentidos y columnistas centaveros de Atlixco ...

¿Cuál diálogo, señor Diódoro? ¡Marcharemos 20 mil!

Como todo mundo sabe, el pasado martes 22 de agosto, 10 mil integrantes del Movimiento ...