Inicio » Noticias » Nacional » Pemex reconoce que personal estaría infiltrado en robo de combustible

Pemex reconoce que personal estaría infiltrado en robo de combustible

Pemex reconoce que personal estaría infiltrado en robo de combustible. Foto: Especial

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, reconoció que personal del mismo podría estar relacionado con el robo de combustible, al que –aseveró– se le aplicará la ley, aunque descartó que haya una estructura o el sindicato esté robando.

En entrevista en el programa “Despierta”, el directivo recalcó que el combustible no sólo se roba en las calles, sino también en las gasolineras y en “grandes” empresas.

Aseveró que el tiempo de reacción de ordeñas de ductos “ha mejorado”. “Estamos trabajando en controlar mejor nuestra gestión volumétrica, cuánto sale del pozo, cuánto llega a la refinería, a la terminal, a la gasolinera”.

Adicionalmente, González Anaya refirió que las acciones de vigilancia implican drones, aviones, además de contar con el apoyo de las fuerzas de seguridad y se monitorea el consumo “anormal” de los clientes.

Y es que, en el país, Pemex tiene 40 mil kilómetros de ductos.

45% de pérdidas en gasolineras

Puebla no es el único estado con este problema, pues también están Guanajuato, Tamaulipas y Veracruz, estados donde los ingresos de las estaciones de expendio de gasolina han reducido en hasta 45 por ciento, según lo aseguró José Ángel García Elizondo, presidente saliente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

De este modo, los empresarios han dejado de percibir cerca de 12 millones de pesos anuales, acotó.

Este jueves, el mismo noticiero mostró un video tomado con drones del gobierno federal en el que se observa que más de 140 camiones están haciendo fila –a un costado de la autopista México-Puebla, según señaló el noticiero– para cargar el combustible robado, mismo que, después, llega a ser vendido en 9 pesos por litro, es decir 48 por ciento menos que los precios fijados por Pemex.

El Triángulo Rojo

El llamado Triángulo Rojo –conformado por Quecholac, Palmar de Bravo, Acatzingo, Tecamachalco y Tepeaca, todos municipios de Puebla– abarca 100 kilómetros y concentra el 34 por ciento del robo de combustible que es orquestado por los llamados “huachicoleros”.

Este problema ha desencadenado enfrentamientos y muertos. De hecho, los mismos pobladores han mejorado sus ingresos en 390 por ciento, ya que, de ganar 133 o 201 pesos como jornaleros al día, actuar como centinela –“halcón”— para los ladrones de combustible conlleva pagos de mil 29 pesos al día.

De acuerdo con El Universal, en la central de abasto del municipio de San Salvador Huixcolotla la gasolina robada se vende en “complicidad” de los policías, quienes hacen “como que no ven”. 

Quienes acuden a llenar sus garrafas pueden vender la gasolina al precio que quieran, pues el “negocio” es redituable.

El mismo diario publicó este viernes imágenes y un video en el que se observa un predio con camionetas y que es llamado “el corralón del huachicol”, pues ahí alamacenan los vehículos que fueron utilizados por el crimen organizado para el robo y transporte del combustible.

Sobre Diana Juárez Martínez @Diana_J_M

Diana Juárez Martínez @Diana_J_M
Jefa de Información del portal de noticias Ángulo 7.
x

Check Also

ONGs acusan a gobierno federal de espionaje; abandonan alianza

Tras la salida de diez organizaciones civiles que formaban el Secretariado Técnico Tripartita en la ...

Balacera en Sinaloa deja como saldo 2 muertos y 5 lesionados

Un enfrentamiento entre grupos armados se registró en Mocorito, Sinaloa, en las inmediaciones de la ...