Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » De los ediles huachicoleros y la reelección de Pablo Rodríguez

De los ediles huachicoleros y la reelección de Pablo Rodríguez

Y a pesar de todo, Eduardo Rivera sigue al frente

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que aunque el ex gobernador Rafael Moreno Valle y sus principales operadores han intentado anular por distintos medios al ex alcalde Eduardo Rivera Pérez, para dejarlo fuera de los comicios del 2018, el posicionamiento de éste sigue siendo mejor que el de varios morenovallistas como Jorge Aguilar Chedraui y Javier Lozano Alarcón.

Al menos eso es lo que revela una reciente encuesta levantada en la capital del estado para medir el conocimiento de seis personajes, tres del PRI —Blanca Alcalá Ruiz, Enrique Doger Guerrero y Alejandro Armenta Mier— y tres del PAN —Jorge Aguilar Chedraui, Eduardo Rivera Pérez y Javier Lozano Alarcón.

De los seis políticos que lo mismo aspiran a la gubernatura que a la presidencia municipal de Puebla, la senadora Blanca Alcalá resultó ser la más conocida (90%), seguida del actual delegado del IMSS, Enrique Doger (52%), y el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Jorge Aguilar (50%).

Sin embargo en la evaluación de opiniones positivas y negativas sólo dos de esos seis políticos salieron bien librados: el ex alcalde capitalino Eduardo Rivera con +13 puntos, y el diputado Jorge Aguilar con +5.

Con más opiniones negativas que positivas aparecieron el jefe de la Oficina del Gobernador Javier Lozano con -20, la senadora Blanca Alcalá con -19; Enrique Doger con -10 y el diputado priísta Alejandro Armenta con -7 puntos.

Aquí la columna completa

Amarra Pablo Rodríguez la reelección

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, señala que Pablo Rodríguez Regordosa ya puede estar tranquilo.

El dirigente municipal del PAN consiguió la meta política que se había propuesto para este año.

La mañana del miércoles, el también diputado local obtuvo el respaldo de prácticamente todos los liderazgos panistas para permanecer al frente del Comité Directivo Municipal de la ciudad de Puebla por un nuevo período de tres años, con todo y los mensajes en sentido contrario que sufrió en los meses previos al cambio de gobierno.

Reunidos en la sede del Comité Directivo Estatal, allá en la colonia Bugambilias, miembros de la dirigencia y militantes distinguidos le dieron el sí a Rodríguez Regordosa.

En torno a la mesa que sirvió de unción para el presidente municipal del partido blanquiazul estuvieron, entre otros, Martha Erika Alonso Hidalgo, Jorge Aguilar Chedraui, Patricia Leal Islas, Jesús Zaldívar Benavides (en representación de Mario Riestra Piña), Genoveva Huerta Villegas, Jesús Giles Carmona, Blanca Jiménez Castillo y un enviado del magistrado del Poder Judicial Roberto Grajales Espina.

Aquí la columna completa

El mentiroso señorito Giles

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que para entender mejor la pesquisa de panistas ordenada y operada por el Comité Directivo Estatal de ese partido, donde su presidente, Jesús Giles Carmona, es un simple empleado del que fuera el Amo y Señor de Los Cerros.

Fiel a su condición sumisa y obediente, es un hecho que la persecución de panistas anaterecistas no es una idea propia, sino el cumplimiento de una orden superior.

Esta vez, la instrucción suprema es una simple venganza contra los panistas que jugaron las contras a los intereses del grupo morenovallista.

Con el aparato político a la disposición del partido, para Giles era muy sencillo cumplir las órdenes de su patrón, sin embargo, esta vez las cosas se complicaron, ahora que su otrora aliado, Jacinto Herrera Serrallonga, consejero presidente del Instituto Electoral del Estado, exhibió las mentiras del líder blanquiazul.

El funcionario decidió desmarcarse de la cacería de los panistas y decir la verdad, aclarando que hubo una lista entregada a la secretaria ejecutiva con los nombres de militantes a fin de ver si alguno de ellos firmó las cédulas de apoyo a Ana Teresa.

Aquí la columna completa

Colaborador de Diódoro Carrasco estuvo inhabilitado 10 años por actos de corrupción

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que al flamante titular de la Secretaría General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, no solo le gusta echar mano de personajes de su natal Oaxaca para nombrarlos funcionarios públicos de Puebla, sino además no le importa que tengan un pasado obscuro o polémico. Tal es el caso por lo menos de dos de sus colaboradores, ya que uno de ellos enfrentó una fuerte sanción por actos de corrupción y el otro era parte de un movimiento alternativo de estudiantes.

Se trata de Rubén Darío Herrera Cabrera, el director general de Protección Civil del gobierno del estado, quien enfrentó una inhabilitación del servicio público por 10 años al ser encontrado responsable de graves anomalías en el Poder Ejecutivo federal.

Y el otro es Luis Miguel Bustamante Zardain, quien es secretario privado de Diódoro Carrasco y no rebasa los 30 años de edad. Cuando tenía entre 22 y 23 años de edad, este muchacho oaxaqueño era vocero del movimiento #YoSoy132 en la asamblea del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

El movimiento #YoSoy132 surgió en el proceso electoral del año 2012, principalmente de estudiantes de educación superior que pugnaban por la democratización de los medios de comunicación electrónicos, el debate entre los entonces candidatos presidenciales, que hubiera limpieza en los comicios y sobre todo fustigaban el autoritarismo del entonces aspirante priista, Enrique Peña Nieto.

Queda claro que Luis Miguel Bustamante ya se olvidó de los ideales que defendió en el movimiento #YoSoy132, porque ahora labora con un represor, como es Diódoro Carrasco, quien fue el autor de gran parte de la política de persecución y encarcelamiento de docenas de activistas sociales en el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas.

Aquí la columna completa

Los ediles del huachicol: Tepeaca, Quecholac, Palmar

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que Antonio Gali ha pateado con éxito el avispero del Triángulo Rojo, una extensa zona de Puebla en la que apenas en cuatro años se rompió el tejido social para provocar el surgimiento de un fenómeno sociocultural denominado el huachicol que involucra a delincuentes de mafias profesionalizadas como Los Zetas o el Cartel Nueva Generación, pero también a la población civil que descubrió una fuente de riqueza inesperada. Los chupaductos son las mafias de crimen organizado, los huachicoleros la población nativa que se involucró en la actividad ilegal.

El huachicol es una actividad criminal que ofrece ganancias fabulosas, más aún que el trasiego de drogas, pero que no se puede entender sin la participación de autoridades de todos los niveles. Desde funcionarios directivos de alto nivel de Pemex, incluso del sindicato, hasta la protección de alcaldes y policías municipales susceptibles de corromperse ante los cañonazos de miles de pesos.

Moreno Valle nunca quiso ver esta realidad y remitió todo a la falta de valores de la población que colaboraba con los chupaductos. Ni siquiera cuando dos altos mandos de la Policía Estatal fueron detenidos y procesados por proteger un convoy de combustible robado, lo que detonó en la caída de Facundo Rosas Rosas, su secretario de Seguridad Publica, quiso alterar su visión o estrategia pese a que los indicadores mostraban que el fenómeno estaba fuera de control.

El ex gobernador tampoco quiso mirar el otro lado de su moneda: muchos de los alcaldes que llevó al poder en 2013 y a quienes le dio un mandato extraordinario de 4 años 8 meses se involucraron en el tema. Por igual sus aliados de la coalición Puebla Unidad que los pocos del PRI que lograron rescatar restos del naufragio generalizado.

Aquí la columna completa

El Regidor Olvidadizo, el Regreso del Policía y el Siguiente Paso

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que quienes creyeron que el nombramiento de Juan Carlos Morales como coordinador de Proyectos Estratégicos del ayuntamiento de Puebla era una caída, no supieron leer la película.

Juan Carlos es uno de los hombres de confianza del alcalde Luis Banck y la posición que tenía, al frente de la Secretaría de Gobernación, ya no correspondía a la estrategia que se maneja desde el Palacio de Charlie Hall.

A esto hay que sumar un malentendido propiciado por el regidor priista Iván Galindo, quien no es una mala persona: sólo un tipo malversado.

Vayamos por partes.

El 15 de diciembre de 2016, el Pleno del Cabildo aprobó por unanimidad la creación de la Coordinación Ejecutiva de Proyectos Estratégicos.

Aquí la columna completa

Rosario Robles se resbala y discrimina

La columna De Boca en Boca, publicada en Ángulo 7, señala :que mal se escuchó la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, cuando al tratar de definir –durante la entrega de escrituras a personas de bajos recursos– la palabra hacinamiento dijo: “para qué les digo la palabra hacinamiento (…) solo el señor del Coneval la entiende”, pues se trató de un acto discriminatorio, aunque después trató de corregir diciendo “bueno, qué es hacinamiento, vivir amontonados”
:Se dice que el presidente de la Canacope de Puebla, Octavio Corvera Álvarez, se anda promoviendo para ser diputado local por el PAN.

:Este sábado, el diputado federal de Morena, Rodrigo Abdala Dartigues, tendrá un encuentro con integrantes del Consejo de Organismos Empresariales (COE), con el fin de hablar sobre el futuro de la economía poblana y mexicana.

:El robo que se dio la madrugada del pasado miércoles en las oficinas del perredista Arturo Loyola González ha causado sospechas. Para algunos tiene que ver con el tema de la afiliación masiva que se hace de militantes de ese partido y para otros se llevaron información relacionada con transportistas de la línea 3 de RUTA.

:El tesorero del ayuntamiento de Puebla, Héctor Arrona Urrea, aún no justifica en qué se utilizaron recursos públicos destinados a diferentes secretarías, además de que primero dijo que no se habían entregado los 20 millones para dos estudios de desarrollo urbano que contrató el Implan, uno de los cuales a cargo de la UNAM, y después dijo que sí.

Aquí la columna completa

Sobre admin

x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Más acusaciones de espionaje y el candidato del PRI poblano

De espías, espiados y nuevas denuncias ante la PGR Rodolfo Ruiz en su columna La ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

La protección de Norberto Rivera a pederastas y el “destape” de Anaya

En vilo candidaturas morenovallistas al 2018 Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los ...