Inicio » Columnistas » Eduardo García Anguiano » Balance en seguridad 2016

Balance en seguridad 2016

Los asuntos de seguridad generaron un impacto social significativo en la sociedad mexicana.

De los muchos sucesos en esta materia durante el año que culmina, destaco aquellos que por su singularidad fueron relevantes:

Recaptura del prófugo del Altiplano.- Lo que pudo haber sido la reparación de un yerro, terminó siendo la misión imposible cumplida que entre cánticos del himno nacional concluyó, pues al magnificarse el error, se engrandeció su corrección.

Derribo del helicóptero.- El derribo de una aeronave siempre es noticia y sorprende, máxime que tenemos en el registro reciente un antecedente de esta naturaleza en 2015, así, el crimen organizado sumó el segundo a su cuenta en este año, siendo Michoacán el teatro de los hechos.

Salida del Grupo Interdisciplinario de Expertos.- México presentó formalmente ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, la negativa a extender su mandato en nuestro país, pues su intervención no se apegó al convenio suscrito, ya que no fue coadyuvante en las pesquisas sobre lo sucedido en Iguala, porque se dedicó a hurgar en la investigación.

Narcotraficantes negociadores.- Al ser liberados los hijos de El Chapo, Jesús Alfredo Guzmán Salazar e Iván Archivaldo Guzmán, así como los otros secuestrados en un bar de Puerto Vallarta, resultado de las negociaciones del narcotráfico, el negociador se distinguió por ser efectivo para la liberación de los secuestrados.

Canjear secuestrados.- El gobierno de Guerrero se inauguró como intermediario para una salida a la mexicana emulando el canje de prisioneros de guerra, sirviendo de intermediario para canjear secuestrados, unos plagiados por un grupo delictivo y otros por autodefensas.

Reo recapturado, helicóptero derribado, expertos en cuestionar investigaciones, narcotraficantes y gobierno estatal en el papel de negociadores, fueron el saldo peculiar de la seguridad; la pirotecnia en Tultepec, Estado de México, no resalta en virtud de que ese tipo de explosiones suceden ahí con regularidad.

Winston Churchill expresó: “El éxito no es el final, el fracaso no es la ruina, el coraje de continuar es lo que cuenta”.

@EGAnguiano

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Eduardo García Anguiano

Eduardo García Anguiano
Eduardo García Anguiano * Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y en gobiernos locales en áreas de gobierno y seguridad. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas y del Instituto Técnico de Formación Policial del DF. Actualmente es profesor de Maestría en Seguridad Pública.
x

Check Also

El poder del cártel

Se percibe que los cárteles de la droga tienen más poder que el Presidente de ...

El penal de Fiesta Grande

El ícono de la derrota de la política de seguridad y la cultura nacional contra ...