Inicio » Columnistas » Indicador Político » Melopea a Castro 1953-2016

Melopea a Castro 1953-2016

Letra y música de Sergio Andrade

Por Carlos Ramírez

Reconocimiento o reclamo, Sergio Andrade logró un recuento completo de la vida política de Fidel Castro. En voz del autor.

Puede morirse ahora, comandante

Puede morirse ahora comandante lo importante está hecho, está hecho lo importante quién sabe lo que pase en el futuro, nunca hay nada seguro para los buenos caminantes.

Coro
Puede morirse ahora comandante lo importante está hecho, está hecho lo importante quién sabe lo que pase en el futuro, nunca hay nada seguro para los buenos caminantes (hablado).

Comandante. Yo tenía once años y era un adolescente tan distante en un mundo lejano.

Pero tan conectado a sus alcances  tan cercano a usted mi comandante que los hombros de sus fieles entusiastas
me empujaban.

Los mítines suyos los oía en mi alma y escuchaba repetir chistes sobre sus andanzas anécdotas de bien logros apuntes a su dictadura alabanzas.

Coro

A mí no me importa que se muera comandante  la verdad de la vida es ficción la de la muerte, equívoca ambas irrelevantes.

Si no te mueres hoy, te morirás mañana.

Y como CNN se ocupa de lo que no cuenta en esta vida y de lo que tampoco cuenta en la otra muerte,
yo sé que ella me avisará capciosamente la mañana imprevista así que acabaré enterándome de su muerte como si hubiese estado ahí antes o después de que acontezca casi puntualmente.

Coro

No me lo tome a mal: puede marcharse ahora, comandante yo ya me he acostumbrado a vivir a su sombra a percibir hasta el olor del mar el avanzar de los crustáceos y los asentimientos monótonos de las palmeras como partes pendientes de algún discurso suyo estentóreo en sesenta y dos en el noventa y seis, sutil prácticamente literarios
eternos en dos mil nueve senilmente editoriales, alzheimerescos casi llenos de imprudentes arabescos.

Ecos de recriminaciones que no estorban.

Puede morirse ahora, comandante no me lo lleve a mal lo importante está hecho la vida nos rodea mire esas prostitutas tan lindas oiga esa música antillana con genios que interpretan de qué color hace falta el pañuelo en el hombro con chefs deconstructores que rastrean los moros y cristianos entre los maduritos, coma con los atletas bendiga el cine y las letras la vida es toda una digestión de sensualidades los robles se inclinan ante usted  los niños leen en el periódico se obstinan en no volver a ser analfabetas.

Coro

Vamos a hablar bajito, comandante como corresponde a compañeros a camaradas viles, paisanitos jodidos, cuates de aventuras lo importante está hecho… y lo deshecho…ni forma de arreglarlo, y lo que nos faltó… ya ni pensarlo.

No todo en la vida nos resulta a pedir de boca, ojalá estas iguanas respondieran a los rezos, estas víboras a los conjuros de Jemanjá, estas conspiraciones a los cantos de algún novedoso mester de clerecía, los vestuarios se clonaran como las malas intenciones estaríamos salvados, comandante ya sin mercados negros, sin rolex despintados, sin ipods marítimos, sin papas vaticanos de turismo intermediarios entre los infiernos terrestres y los celestiales.

Coro

Mire los niños: todos sin zapatos ni papel higiénico limpiándose meticulosamente la mierda que les sobra -con el dedo-
(¡qué putas pesadillas nos presenta la vida de pronto! ¿veldá, mi comandante?

Mire los primos de los musulmanes: pegando reúmas, con el sereno corrosivo de las aguas saladas y posturas de yogui involuntario en un Guantánamo aséptico de porquería.

(Yo soy un hombre sincero de donde crece la palma, comandante)

No todo en la vida nos resulta a pedir de boca ¡uno qué va a saber! a veces desterramos la basura de las calles
para acabar comiéndonosla en días que no son ya más para echar cohetes mas para recoger las varas… ¿me entiende, comandante?

Coro

La vida es así la culpa no es de nadie, ya tengo cincuenta años, comandante ¡imagínese usted!, ya no consigo exaltarme como antes (ya ni excitarme tanto) no soy más presa fácil del entusiasmo ni de las adhesiones.

Ni sus médicos de oración caribe ni los importados las pueden todas el mundo se ha vuelto de falibles ¿lo entiende usted? puede morirse ya, mi comandante déjelos que propalen su deceso usted se nos murió desde que abrió la luna hace ya mucho tiempo y resucitó del mundo de los vivos a las tres menos cuarto allá en aquel prostíbulo de maderos roídos por polillas del barrio más despintado de Santiago (¿se acuerda usted, mi comandante?).

Para otros ni falta hizo.

Como el cid hay unos que cabalgan muertos para ganar más batallas que muchos de los que creemos estar vivos ya lo ve… comandante no es tan malo estar muerto ni llevar cuarenta años fallecido.

Su cajón, su mortaja ni han sido ni serán de hombre común ni en eso emulará usted al resto de mortales; más que los de nosotros serán éstos los suyos devorados por millones y millones multitudes sin solución inéditas innumerables
de gusanos.

Pero eso tampoco es novedad.

Estamos acostumbrados a su muerte yo, por ejemplo, no consigo afeitarme si no me lo imagino sonrisa golpeada ceño encajoso pues viví con usted, mi comandante yo era uno de los recién nacidos millares de lactantes que mamamos su idea de los senos de madres ansiosas expectantes lo digo con respeto: no nos despierte el sueño.

Acostumbrados como a dar por sentado que la tierra no gire sin usted ni el sol se nos levante comandante si le digo que puede irse en paz largársenos tranquilo que no nos hace falta en este mar de culebras escapantes y arboledas de miel, que puede usted confiar en su deceso, no me lo tome a mal se lo digo clarito, comandante soplándole al oído para que no se me le espante el espíritu fugaz: lo importante está hecho.

Coro

Puede morirse ahora comandante lo importante está hecho, está hecho lo importante no importa lo que pase en otros mundos siempre habrá algún futuro para los buenos caminantes.

Se puede escuchar en “Puede morirse ahora, comandante“.

from Cómo pasa el tiempo…! Vol. II, released 04 November 2009
Same as in the Album.

all rights reserved

indicadorpolitico.mx
carlosramirezh@hotmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

 

Sobre Carlos Ramírez

Carlos Ramírez
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
x

Check Also

S-85/S-17: PRD y PRI hundidos en CdMx; Mancera debe quedarse

El mensaje no pudo haber sido más inoportuno: el jefe de gobierno de la CdMx, ...

Terremotos, fracaso de gobernantes; sociedad suple falta de previsiones

Poco después de las once de la mañana del pasado martes 19 de septiembre, el ...