Inicio » Columnistas » Axioma » Un round más a favor

Un round más a favor

El nueve de octubre, nuevamente, el mundo presenció el segundo debate televisado entre los candidatos Donald Trump del partido republicano y Hillary Clinton, candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos. Al igual que el anterior debate, el debate lo ganó la señora Clinton ampliamente.

De hecho, Donald Trump llegó ya derrotado, él lo sabía y su partido también, un partido desunido, con visibles fisuras y declaraciones de miembros prominentes de ese partido en contra de su candidato. Tarde se dieron cuenta que no era el idóneo para representarlos como su candidato.

En cuanto el video en relación a sus declaraciones misóginas contra las mujeres, su forma de tratarlas, quiso minimizar arguyendo que se trataban de charlas entre hombres y no más, como si no fuera algo de importancia.

Su intento quedó en eso, sólo en el intento. La opinión internacional, las organizaciones de mujeres, las luchadoras sociales y otros organismos internacionales reprobaron su actitud.

Bueno, ya ni en su casa pudo obtener apoyo por tales declaraciones, ya que su esposa se pronunció en su contra manifestando que se avergonzaba de las declaraciones misóginas de su esposo. Con eso estaba acabado ante la opinión pública, amén de que no tiene un buen talante, menos es carismático, pero mucho menos demuestra tener los arrojos para llegar a la presidencia de los Estados Unidos, cosa nada fácil.

Por eso, hoy en día, a unos cuantos días de haberse llevado a cabo el segundo de los debates, está prácticamente definido quien será el candidato ganador de estas elecciones.

Sin importar, creo yo, aquello que tanto señalan los analistas y líderes de opinión, en el sentido de que Hillary Clinton debió terminar con Donald Trump.

Debió asestarle el golpe de gracia en cuanto a los videos, y en cuanto a las declaraciones y renuncias de los miembros prominentes del partido Republicano de Donald Trump. No era necesario, porque le hubiese afectado meterse al chismorreo, como ella mismo lo dijo en el debate: que esos señalamientos ahí quedaban y que era mejor que se pronunciaran por los puntos de la agenda nacional. Dejándole así a Donald Trump, el peso de su conducta.

Por el contrario, la candidata Clinton se vio presidencial, sobria, enfocada y con profundo conocimiento de la agenda nacional de los Estados Unidos, hasta cierto grado fría y calculadora de lo que decía y cómo procedía.

Trump, por su parte, nuevamente interrumpió y trataba de desviar el sentido de las preguntas, lo que le costó ser reconsiderado y llevado nuevamente el carril del debate. Y su talante, trató de encubrirlo, disimularlo y no lo logró. Al final se fue con la derrota cargando el peso de sus propios actos.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Álvaro Conrado Pérez Aquino

Álvaro Conrado Pérez Aquino
Álvaro Conrado Pérez Aquino, nació en Zimatlan de Álvarez, Oaxaca, el 19 de febrero de 1956, es notario.
x

Check Also

Columnistas-AlvaroConrado

Maltrato de indocumentados en México

El Instituto Nacional de Migración (IMN) informó en días pasados las cifras de indocumentadas que atraviesan ...

Columnistas-AlvaroConrado

Una nueva administración en Oaxaca

Hoy el estado de Oaxaca, nosotros los oaxaqueños, estamos estrenando una nueva administración, ha iniciado ...