Inicio » Columnistas » Tierra de Sal » Marketing político y algo más

Marketing político y algo más

Y este puede ser un cúmulo de ideas, pero, nacen ante la necesidad de encontrar una aproximación desde la trinchera comunicativa el escenario político/social nacional y estatal. Evoco una arena de gladiadores. Pienso en alguna de las cintas fílmicas donde el coliseo romano es el escenario y donde los actores con carros, trajes, armas y lenguaje juegan el juego que el pueblo mira “desde las galias”.

Escuchaba desde hace días aproximaciones de análisis por la llegada de Trump y el caos político que se ocasionó; las cabezas que rodaron por el desatino en el que se incurrió y ¡claro! las consecuencias en la percepción ciudadana del presidente Enrique Peña Nieto por haber recibido con “exceso de honores” a Trump.

El comentario sobra, la historia ya la conoces.

Días después, el primer debate entre Hillary Clinton y Donald Trump, donde en el análisis de su comunicación verbal, y no verbal, se lee a un Trump muy corto de ideas, molesto, enojado, y con un vocabulario muy limitado, sin conocer los temas y carente de todos los modales de un “candidato” que dictan: no interrumpir, pues demuestra poca tolerancia; no tomar agua, mientras estás a cuadro; no agacharte a tomar la botellita de agua; ser propositivo; no descalificar etc. Con sus actitudes corporales lo vimos agresivo y en ocasiones molesto; carente de un discurso fluido, sin cifras, sin referencias ni datos ¡Eso es lo que un asesor no puede permitir!

Ella, Hillary Clinton, la vimos ecuánime, tranquila, sonriente, con discurso pausado, con datos duros, y aprovechando cualquier desliz de Trump para poder salir a darle la vuelta y al final del día la triunfadora.

Así como lo señaló el mismo Trump -error- “Usted se preparó para el debate” y ella, toda una experta en media training respondió “no me preparé para el debate, sino para ser presidenta” –¡sopas!

Con esa frase y la máxima comunicativa subió como una dama y se colocó arriba en las encuestas.

¿Te preguntarás qué relación tiene este caso con el tema del marketing político?

Pues es ¡todo! la lectura en este escenario, lo vemos a diario, donde el concepto de guerra se queda corto; donde los actores defienden intereses propios, de grupo o como lo veas. Utilizo la palabra defienden, y ahí el primer error. El trabajo de posicionamiento, no debe ser defensa sino propuesta. Por eso, a muchos los vemos sin estrategia dando “palos de ciego”.

  1. Definir objetivos
  2. Definir estrategia
  3. Hacer ¡equipo!
  4. Rodearse de estrategas de marketing político de tierra y aire. 
  5. Último; agregar una gran goma para borrar a los parásitos políticos y mediáticos -que son muchos-

La dificultad es neutralizar a muchos personajes que dicen que son unos “sabelotodo” y el trabajo multidisciplinario se pierde ahí por la “sabiduría” de tantas voces; se daña por la indisciplina constante y el protagonismo de muchos otros.

En el tema de marketing político, te comparto algunos “tips” que adquirí en el recién Congreso de marketing político, celebrado en Ciudad de México.

La constante de los consultores fue la sugerencia de destacar los temas cercanos a los ciudadanos. Afirmaron que la credibilidad de las instituciones y de los partidos políticos está muy vulnerable y desgastada. Fortalecieron la premisa donde los ciudadanos confirman con sus hechos un cuestionamiento severo y profundo a la partidocracia mexicana.

Con muchas ideas me quedé pero la principal es la de enlazar y fortalecer el vínculo ciudadano, estar verdaderamente cerca de los votantes, hacer un click con ellos, porque es ahí donde se ganan las elecciones.

Escuchaba en el caso específico el rol que juega el marketing político a través de las redes sociales, y ¡claro! es importantísimo, claro, pero con las reservas que imponen las características del “focus group” a impactar. Pero de que son generadoras de percepción en tiempo real, lo son. Sólo se recomienda usar las redes con responsabilidad y alto compromiso.

En el tema del marketing de emociones, ni qué cuestionar…Son las emociones las que nos anclan a cualquier manifestación, son los sonidos, los olores, los colores, las texturas, las palabras lo que logra fortalecer ese vínculo con el receptor, es ahí donde podemos posicionar el mensaje adecuado en el público adecuado.

Con lo que me quedo, después de esa enorme jornada formativa, fue con la propuesta creativa de Memo Rentería, creativo de “El Bronco”, quien logró hacer un fuerte click con los leonenses y logró posicionar con fuerza y contundencia al hoy gobernador.

Ahora bien, recordarás lector, el papel tan importante que llevan los medios “tradicionales”, la legislación mediática; los códigos de ética y el papel tan importante de la vocería y responsable de enlace con los medios. Todos esos temas y más, fueron abordados, y sin duda alguna nos dará mucho de qué hablar.

Por lo pronto te dejo estas líneas. Al Tiempo.

@mayrusmayrus7
@Divandelamujer

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Mayra Sánchez García

Mayra Sánchez García
Licenciada en Comunicación (Ibero), maestra en Literatura Mexicana (FFyL-BUAP) Catedrática universitaria y columnista. Actualmente transmite por www. asilodicepuebla.com los martes y jueves a las 12 horas. Twitter: @mayrusmayrus7 y @Divandelamujer
x

Check Also

Aproximaciones al tercer sector: el social

¿Qué debemos entender por tercer sector? El antecedente es la existencia de dos sectores: el ...

Misiva a Ochoa Reza

Inicio haciendo mención de algunas de las líneas discursivas de Enrique Peña Nieto, primer priista ...