Inicio » Columnistas » Palabra de Mujer » Debate inexistente

Debate inexistente

Seguí atentamente las marchas convocadas durante el fin de semana con motivo del debate reiniciado sobre matrimonios igualitarios.

Llama mi atención el mensaje mediante el cual fueron convocadas por una asociación denominada “Frente Nacional por la Familia” (así en singular) para protestar en defensa de la familia “natural”, ya que a nadie he escuchado decir que está en contra de ese tipo de familia.

Se entiende esta imprecisión en la convocatoria de esta asociación, si consideramos que todavía existen algunos grupos de la sociedad que tal vez no tengan conocimiento de la realidad en la conformación actual de nuestra sociedad.
Sólo para ejemplificar: en México el 40% de familias no están conformadas a imagen y semejanza de una familia “natural” (papá, mamá e hijos/as).

En todo México y en nuestro estado de Puebla, actualmente, hay múltiples tipos de familias que en términos de nuestra legislación actual y vigente están protegidas por la ley. Tienen derechos y también deberes.

El debate sobre los conceptos de “familia” y de matrimonio, no es nuevo en México. Basta una mirada al pasado, lejano y reciente, para comprobarlo.

Discutirlo nuevamente, no tiene mayor problema. Solo que debemos hacerlo sin necesidad de mentir a la sociedad en su conjunto.

Debatirlo tanto grupos conservadores, como interesados en el tema a partir de realidades que no podemos ocultar.

Reconocer e incluir todos los tipos y modalidades de familias. Incluso desde el lenguaje, mencionarlo en plural cuando abordemos este concepto, así todas y todos nos sentiríamos incluidos en la lucha; pero lo más importante, nos permitirá darnos cuenta la enorme diferencia que hay con las discusiones y debates pasados.

También considerar que desde el año 2011 la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el último párrafo del Artículo primero establece:

“…Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”

Esto nos remitirá necesariamente a reflexionar sobre el otro tema de las “manifestaciones” del fin de semana.

Debatir sobre la figura de un “matrimonio natural” es para este momento un debate inexistente, derivado de que el matrimonio civil es una figura jurídica que hoy está condicionada al respeto del derecho a la igualdad y a la no discriminación, hace mucho se retiró -por fortuna- la lectura de la Epístola de Melchor Ocampo.

Todas las personas que decidan contraer matrimonio civil, libre y voluntariamente, pueden hacerlo, la ley los protege.

Incluidos los hombres y mujeres con preferencias sexuales diversas y lo pueden hacer en cualquier estado de la República. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) lo resolvió. Cualquier norma en el país es inconstitucional si “…limita la institución del matrimonio a la unión de un hombre y una mujer y/o que establezcan como fin imperioso del mismo la procreación o perpetuación de la especie.”

De manera que de lo único que se ha tratado la Iniciativa que se discute en el Congreso de la Unión sobre matrimonios igualitarios es para poner la redacción de esta norma, ya aprobada, en sintonía con lo ya autorizado.

Pero aún si no fuese así, esto es ya, un derecho adquirido, no puede estar sujeto al ánimo de nadie; son derechos de las personas y son parte de la agenda de derechos humanos.

Por eso creo que este debate actual al que han convocado algunos grupos conservadores de nuestra sociedad es inexistente.

Espero que estas convocatorias a “sendas marchas” para debatir y discutir “aparentemente” de manera “amplia y plural” se encaminen ahora a visibilizar que la discriminación coloca en desventaja a grupos sociales, a quienes pretenden excluir del ejercicio de sus derechos, que eviten mensajes de odio en contra de otros grupos de nuestra sociedad y fundamentalmente que tengan como objetivo lograr construir una sociedad capaz de reconocer, asumir y enfrentar todo acto de discriminación y desigualdad.

rociog@prodigy.net.mx
@rgolmedo
rociogarciaolmedo.blogspot.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Rocío García Olmedo

Rocío García Olmedo

Rocío García Olmedo es Maestra en Políticas Públicas y Género por la Facultad Latinoamericana de Estudios Sociales (Flacso). Exregidora, exdiputada local en dos ocasiones y exdiputada federal. Actualmente es secretaria general del Comité Ejecutivo Estatal del PRI en Puebla.

x

Check Also

Columnistas-RocioGarciaOlmedo

Hacer conciencia

Los días 10 de diciembre desde hace 69 años, se conmemora el Día Internacional de ...

Columnistas-RocioGarciaOlmedo

“Hombres decentes”

Leía hace unos días los análisis actuales, referentes a la fecha que nos recuerda el ...