Inicio » Columnistas » Palabra de Antígona » Gobierno de la CDMX concilia la vida laboral y familiar

Gobierno de la CDMX concilia la vida laboral y familiar

En el gobierno de la Ciudad de México se tomaron medidas para conciliar la vida laboral y la vida familiar, como una decisión de política de género.

Medidas a las que todavía se resiste un porcentaje del funcionariado del gobierno de la ciudad, dijo Patricia Mercado Castro, secretaria de Gobierno, al destacar la trascendencia de la apertura de un nuevo módulo de atención a la problemática femenina en el Centro Histórico, que podría servir a cerca de un millón de mujeres.

Todos los viernes en el gobierno de la Ciudad de México el trabajo se termina a las 15 horas. Esta medida, que parece nada, es una medida para que las mujeres se descarguen de lo que se llama trabajo de cuidado, no remunerado, las que cuidan a sus padres, a los niños, a los enfermos. Por eso las y los funcionarios de la ciudad salen temprano para descargar a una mujer, hermana, esposa, hija, que hacen esas labores.

Las encuestas de uso del tiempo y el reparto del trabajo conocido como doméstico, señalan que éste llega a ser hasta de 44.55 horas a la semana y sin paga según la Encuesta Intercensal 2015, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

No obstante hay quienes usan ese tiempo, liberado o robado de la jornada laboral para terminar el doctorado o estudiar la maestría; ir con amistades y tomarlo como tiempo libre. En esta administración, además, no hay un cambalache, trabajar una hora más entre semana para salir a las 15 horas los viernes, me explicó una trabajadora, al señalar que es tiempo liberado para conseguir una mejorara para quienes se dedican a otras y otros y no pueden hacer su vida.

En la política feminista, me dijo Teresa Incháustegui, Directora del Instituto de las Mujeres de la ciudad, la doble carga de las mujeres les impide desarrollarse.

En la ceremonia, que además de abrir un nuevo centro, que se suma a los 16 en la ciudad, y que es dirigido por Concepción Cueto Reyes, asistieron representantes de la Asamblea, del organismo autónomo de no discriminación, y de varias secciones del sindicato de trabajadores del gobierno de la ciudad, para hacer patente la importancia de que las mujeres de la ciudad tengan servicios y atención cercana a su vida cotidiana, se calcula que por el centro histórico pasean, trabajan y caminan más de un millón de mujeres todos los días.

Centros como este, con atención psicológica, una biblioteca, orientación de la salud y el cáncer, canalización en caso de violencia no existen en Londres, Inglaterra, me dijo Elizabeth Mistry, conocida por su especialidad en noticias de México, que estuvo en la ceremonia. Agregó sorprendida que sí funcionan, esto es sensacional.

Del tiempo liberado para apoyar el trabajo de cuidado, con esa resistencia. Esto se supera con información, dijo Mercado Castro, al considerar fundamental difundir estas medidas, que en el gobierno de la ciudad, siguen siendo medidas de “vanguardia”.

Acompañada de la doctora Teresa Incháustegui afirmó que para la jefatura de la Ciudad de México (CDMX) la transversalidad de género es central.

Las mujeres del centro histórico en promedio, a la semana, invierten poco más de nueve horas en preparar y servir alimentos para la familia; los hombres, poco más de una hora y media. En limpiar, lavar o planchar ropa ellas dedican siete horas con 47 minutos a la semana, y ellos sólo una hora con 37 minutos. El número de hogares con jefatura femenina aumentó cuatro puntos porcentuales del año 2010 a 2015.

Mientras en el año 2010 había seis millones 916 mil 206 hogares dirigidos por una mujer, lo que representaba 24.6 % del total; para 2015 el número se incrementó a nueve millones 266 mil 211 hogares, es decir, a 29 %.

La entidad con mayor número de hogares con jefas de familia es la Ciudad de México con 35.7 %, seguido de Guerrero con 32.7 %. Los estados con menos jefas de familia son Nuevo León con 23.6 % y Zacatecas con 23.9 %.

Sobre el cuidado de los hijos, 70.7 % de los menores de edad viven con padre y madre, pero de aquellos que viven con uno solo, 16.5 % lo hace con su madre, y sólo 1.5 % con el papá.

Módulo de atención

El Módulo de Atención en el Centro Histórico “Mallinali Malintzin”, que se suma a las 16 Unidades del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres CDMX) en las delegaciones.

Su nombre alude a la popularmente conocida como Malinche “… de buen parecer, excelente mujer y buena lengua, y también entremetida, desenvuelta y bulliciosa”, como la describe Bernal Díaz del Castillo, en Historia verdadera de la conquista de la Nueva España.

La mayor parte de los cronistas la suponen originaria de Jalisco, aunque Bernal Díaz cuenta que era Painala, región de Coatzacoalcos, Veracruz, nacida entre 1498 y 1505, y cuyo nombre completo según versión de Fernando Ramírez era Malinalli Tenepal. Es probable que su nombre Malinalli con el sufijo “tzin”, reverencial nahua, quedase en Malintzin, de donde derivó Malinche, y que por semejanza a su nombre los españoles la bautizaran como Marina. Su padre era cacique del lugar, de muy niña fue vendida como esclava a unos mercaderes.

Personaje mítico e histórico paradigma por excelencia del mestizaje, mujer de una fascinación peculiar que fue entregada el 12 de marzo de 1519 junto con otras 19 mujeres a Cortés luego de la batalla de Cintla. Entregada como instrumento necesario para cumplir y hacer llevaderas las tareas de la vida diaria a los soldados, incluidas las tareas de la reproducción, será convertida en figura fundacional de nuestra historia, siempre investida de un halo sospechoso. Concepción Cueto explica que ese es el mejor nombre para este módulo. Porque además de evocar el cómo las mexicanas fueron sujetas de control y explotación, éstas no se dejaron, y hablar es lo que las lleva al módulo cuando sufren violencia.

De ello, Mercado Castro puntualizó que deben converger todas las voluntades para resolver el problema de la violencia contra las mujeres y las Unidades de Género del Inmujeres obligan a tener en el Gobierno de la Ciudad de México una política transversal y una mirada de género.

Presente, la diputada presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Asamblea Legislativa de la CDMX, Nury Delia Ruiz Ovando, celebró la puesta en marcha de este módulo y dijo que beneficiará a mujeres que no conocían ni sabían dónde acudir para pedir una asesoría y tener el cobijo de los derechos que muchas mujeres desconocemos.

La directora general del Inmujeres CDMX, Teresa Incháustegui Romero, señaló que el funcionamiento del Módulo Centro Histórico es indispensable para atender a más de un millón de mujeres que visitan o transitan por el centro de la ciudad.

En esta ceremonia simbólicamente, también se inauguraron las nuevas instalaciones del Instituto, ahora con cinco pisos y amplios espacios, lugares de privacidad y una inmensa biblioteca; luz y fresco.

Módulo Centro Histórico “Mallinali Malintzin” empezó a trabajar el pasado 2 de febrero; hasta ahora han recibido en promedio a seis personas al día, el registro es de 811 mujeres y 10 hombres, de las cuales 534 fueron atenciones iniciales, 605 asesorías jurídicas y 258 psicológicas.

En la inauguración estuvieron la presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, Jaqueline L’Hoist Tapia; la subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de Justicia capitalina, María de los Ángeles López Peña, entre otras personas y funcionarias públicas.

Este nuevo espacio de atención del Inmujeres CDMX se ubica en Izazaga 148, Mezzanine, colonia Centro, y tiene un horario de atención de lunes a jueves de 9:00 a 17:00 horas y viernes de 9:00 a 15:00 horas.

La atención telefónica está a disposición en los teléfonos 5512-2836, 5512-2831, 5512-2859, extensiones 146 y 154 y en el correo electrónico: unidadcentrohistorico.imcdmx@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Sara Lovera López

Sara Lovera López
Periodista mexicana de gran prestigio, Consultora de medios, Docente en género y militante feminista, fundó en México las redes de periodistas comprometidas con los temas de la condición social de las mujeres.
x

Check Also

A las 122 mujeres que murieron entre los escombros

Para: Concepción Martínez, empleada doméstica; Natividad Martínez, empleada de intendencia; Brigada Feminista, que cuidó a ...

Cinco años del gobierno de EPN: Pesadumbre

 Lástima de 47 años de feminismo y la parafernalia digna y limpia, que no logra ...