Inicio » Columnistas » Palabra de Antígona » Urge cambio civilizatorio contra la desigualdad

Urge cambio civilizatorio contra la desigualdad

Avanzar en cerrar la brecha de desigualdad en México, significaría realizar en adelante acciones más contundentes, acciones afirmativas capaces de influir en el cambio civilizatorio, más y mejores recursos, políticas que liberen a las mujeres del trabajo de cuidado e incluir una política educativa capaz de atraer más mujeres a las profesiones.

Así lo afirmó Lorena Cruz Sánchez en diversas intervenciones durante la Sesión Abierta del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres que presidió el presidente Enrique Peña Nieto.

La responsable de la política nacional de género, fue la moderadora en esta sesión abarrotada de participantes y prensa, donde la emoción se desbordó, donde una niña chiapaneca –Diana Guadalupe Arriola– contó su historia, sin lágrimas ni vestido típico, ha tenido honores, becas, diez de calificación y primeros lugares en oratoria, dijo, gracias a la política de becas de la SEP.

En la reunión el presidente mandató al Secretario de Educación a dar más becas a las niñas que a los niños.

La sesión atípica, seis oradores, entre ellos el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; dos invitadas internacionales; la niña chiapaneca; el gobernador de Yucatán, presidente de la Comisión de Igualdad de Conago, quien urgió a crear el Banco Nacional de Datos sobre Violencia contra las Mujeres para poder aplicar las políticas públicas y las acciones de los gobernadores.

En un ambiente expectante, Lorena Cruz Sánchez, dijo que la política educativa sensible a las desigualdades de género es de la mayor importancia, porque podría incidir en uno de los problemas más serios entre estudiantes: el embarazo en adolescentes, por lo que señaló que la estrategia de prevención está en marcha, no obstante que entre 2007 y 2012, 90 mil 40 nacimientos fueron producto de niñas menores de 15 años.

Los y las integrantes del gabinete escucharon. Lorena Cruz que daba la palabra a cada orador, tras hacer algunas afirmaciones, descripción de avances que fueron ilustrados con un video, dijo que existe un camino lleno de obstáculos que impide a las mujeres avanzar a la par de los hombres.

Se llama, sostuvo, discriminación y desventajas, todas claras y actuantes: discriminación en los puestos de toma de decisiones, en las diferencias salariales, en la violencia cotidiana que se sufre en los hogares, en la calle, en la escuela y en los centros de trabajo.

Puso algunos ejemplos numéricos de la desigualdad:

  • 32 por ciento de las mujeres no tienen ingresos propios, en el caso de los hombres es sólo el ocho por ciento.
  • La tasa de participación económica de las mujeres es de apenas 43 por ciento, mientras que los hombres participan en 78 por ciento.
  • En 2014 en México fueron asesinadas en promedio 6.3 mujeres diariamente, por el hecho de ser mujeres.
  • 19 por ciento de las mujeres ocupadas han sufrido algún tipo de acoso laboral y sexual, humillaciones, agresiones verbales, físicas y sexuales.

Propuso que se haga un seguimiento y una evaluación permanentes.

Integralidad

La presidenta del Inmujeres afirmó en otra de sus intervenciones que la visión integral de la política pública en materia de igualdad es fundamental, puesto que la desigualdad y la discriminación contra las mujeres y las niñas está presente en todos los espacios.

La reunión, de casi 2 horas, permitió otras propuestas de la responsable de la política de género del gobierno de la República, a quienes conforman este sistema, el de mayor importancia por articular los tres niveles del gobierno, algunos sectores de la sociedad civil y la academia, así como el Congreso.

Las propuestas, muchas recogidas en el discurso del presidente Enrique Peña Nieto, fueron:

* Se trata de tener resultados concretos en las vidas de las mujeres, de ahí que la firma de todos los gobiernos de los estados podría redundar en acciones más contundentes.

*A pesar de la paridad electoral para el Congreso y los Congresos Locales en el ámbito local, en los municipios apenas se alcanzó el 13.4 por ciento de las presidencias municipales, pero lo más grave es la violencia política, eso debe sancionarse y desterrarse.

En su intervención el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, en su calidad de vigilante de la política de Género, afirmó que el Sistema que sesionaba constituye un mecanismo que debe convertirse en el eje articulador de lo que debe ser un verdadero compromiso nacional.

Urgió a procurar y concretar la igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida; eliminando la discriminación y los estereotipos, propiciando el acceso y disfrute efectivo de los derechos humanos para las mujeres, al considerar que esa igualdad es una asignatura pendiente.

Fue el presidente de la CNDH quien hizo notar que no hay un banco de datos de la violencia contra las mujeres, a pesar de que fue mandatado en 2007 por la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia, con lo cual no puede o está coja, cualquier política de prevención de la violencia contra las mujeres.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Sara Lovera López

Sara Lovera López
Periodista mexicana de gran prestigio, Consultora de medios, Docente en género y militante feminista, fundó en México las redes de periodistas comprometidas con los temas de la condición social de las mujeres.
x

Check Also

Alcanza violencia de género a migrantes en EU

*Urge Inmujeres fomentar la denuncia y que encuentren respuestas La presidenta del Instituto Nacional de ...

Sube México en el ranking económico para las mujeres

México se ubicó en el lugar 66 de las 144 economías del mundo en cuanto ...