Inicio » En Otros Medios » Un panista y tres morenovallistas ya piensan en la candidatura de 2018

Un panista y tres morenovallistas ya piensan en la candidatura de 2018

Fermín Alejandro García/Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

La idea de que Martha Erika Alonso era la única aspirante del PAN para ser candidata a gobernadora en 2018 ha sido una cortina de humo creada desde Casa Puebla, ya que en realidad no existe la intención de que la panista se postule. Por el contrario, tres morenovallistas y un panista están a la espera del próximo relevo en el Poder Ejecutivo para echar a andar sus proyectos de promoción tendientes a buscar la nominación albiazul para pelear por la gubernatura de seis años de duración.

Mandar el mensaje de que Martha Erika Alonso podía ser la candidata en 2018 sirvió para tener quietos a los liderazgos dentro de la facción morenovallista y no se rompiera la cohesión, la estabilidad del grupo, que fue fundamental para sacar adelante el proceso electoral de este año y el triunfo de Antonio Gali Fayad, quien será el titular del Poder Ejecutivo en la llamada minigubernatura.

Quienes conocen de cerca los entretelones del morenovallismo dicen que cada día está más firme la intención de Rafael Moreno Valle Rosas de pelear la candidatura presidencial del PAN, o de ser un factor de decisión en el proceso interno de ese partido. Para ello necesita de la compañía y apoyo de su esposa Martha Erika Alonso, razón por la cual ella se marchará con el actual mandatario cuando concluya su periodo de gobernador el 1 de febrero de 2017.

Desde un principio se avaluó que habría resultado muy impopular que la pareja Moreno Valle–Alonso se bifurcara –al concluir el sexenio–, que uno de ellos se dedicara a buscar la postulación presidencial y la otra la nominación de la gubernatura de Puebla.

Por eso no hay duda de que ambos estarán juntos en un mismo proyecto, que es intentar llegar a Los Pinos.

Sin embargo la versión de que Martha Erika se perfilaba para ser candidata en 2018 fue un recurso efectivo para que entre los morenovallistas no se desatara, en este año, una lucha de poder para apropiarse de la postulación que habrá de definirse, más o menos, en año y medio.

En el PRI ocurrió todo lo contrario, la candidata Blanca Alcalá Ruiz enfrentó casi sola la contienda pasada, ya que la mayoría de los grupos y sus líderes fueron omisos en la campaña electoral o pactaron con el morenovallismo, ya que su apuesta no era que ganara el tricolor en esta ocasión, sino buscar la candidatura de 2018. Tal esquema llevó a este partido a una desarticulación e ineficiencia en la lucha por los votos de los ciudadanos.

Ante la expectativa que ya existe de Martha Erika Alonso al llegar febrero de 2017 se marcha de Puebla con su esposo, los políticos que ya se perfilan para buscar la siguiente candidatura del PAN a la gubernatura son los siguientes:

El ex alcalde de Puebla Eduardo Rivera Pérez, quien es el único con una larga y arraigada militancia en el PAN.

Su posible postulación serviría para que Moreno Valle cumpla con el acuerdo que hizo con El Yunque en 2006 de que allanaría el camino para que el PAN realmente gane la titularidad del Poder Ejecutivo de Puebla.

Jorge Aguilar Chedraui, quien se asume como un morenovallista puro y quiere utilizar el Congreso local, donde es presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, junto con la Secretaría de Salud, que ha sido su bastión, para hacer trabajo político que lo ayude a llegar a la posible candidatura.

Javier Lozano Alarcón busca dejar su curul en el Senado de la República para brincar a la Secretaría General de Gobierno de Puebla, y desde ahí luchar por la postulación. Se antoja poco probable que lo logre por su carácter violento, su actitud fanfarrona y su falta de oficio político. Su nominación le daría un alto nivel de vulnerabilidad al PAN.

Luis Banck, el edil de la ciudad de Puebla, quien se destaca por ser un personaje ordenado, sistemático, mesurado y eficiente. Sin embargo no es mediático, no es simpático y se muestra arrogante. Sería un candidato sin carisma.

De aquí al momento de la definición falta un largo y sinuoso periodo. Lo único que queda claro, por el momento, que los anteriores cuatro personajes tomarán como fecha de salida para pelear la candidatura del PAN el primer día de gobierno de Antonio Gali Fayad.

Y el reto que enfrentará en general el morenovallismo será mantenerse cohesionado y sin guerras intestinas.

 

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/07/22/267108/

 

 

 

Sobre admin

x

Check Also

Presentan la Audi Q5 en Puebla; su precio más bajo es de 700 mil pesos (video)

Osvaldo Macuil/Periódico Central Directivos de Audi presentaron la camioneta Q5 que se fabrica en San ...

Excluye SAT a Fundación Mary Street Jenkins para donativos deducibles

Carolina Vega/El Sol de Puebla El Servicio de Administración Tributaria (SAT) no incluyó a la ...