Inicio » En Otros Medios » Se apuntan los primeros en el tricolor

Se apuntan los primeros en el tricolor

Jorge Rodríguez/A Puerta Cerrada/El Sol de Puebla

 

Todavía no transcurre un mes después de la nueva debacle electoral priista y dos grupos bien definidos le disputan a Jorge Estefan Chidiac, y también a Blanca Alcalá Ruiz, el control de la dirigencia formal del partido en el estado.

Uno de ellos tiene a Enrique Doger Guerrero como timonel y el otro a Juan Carlos Lastiri Quiroz, quienes ya desde ahora han comenzado a preparar el camino para tratar de hacerse de la candidatura del PRI al gobierno del estado en 2018.

En efecto, hasta el mismo gobernador electo, José Antonio Gali Fayad, comentaba mitad en broma y mitad en serio, incluso antes de ser designado como candidato del PAN, que una de las consecuencias de resultar vencedor para un periodo de gobierno de apenas 22 meses iba a ser lidiar con los aspirantes a sucederlo justo un día después de su elección, es decir, desde el 6 de junio.

No se equivocó.

Si bien los panistas o eventuales aspirantes heredados del morenovallismo han optado por manejarse con prudencia, para no incomodar de manera innecesaria al gobernador electo, los priistas, o por lo menos dos de ellos, decidieron lanzarse a la aventura lo más rápido posible.

Piensan que entre más pronto comiencen a trabajar con miras en el 2018, más cerca estarán de conseguir su objetivo.

Eso es debatible, pero como sea, ya lo hicieron.

Con estilos diferentes, Doger, delegado del IMSS, y Lastiri, subsecretario de la Sedatu, solo esperaron a que cayera el telón de la elección de gobernador del pasado 5 de junio para retomar sus proyectos.

Y está bien escrito “retomar” porque el primero de ellos ha buscado la candidatura al gobierno del estado desde 2004 y el segundo lo hizo por primera vez en este 2016.

En cierto modo, la designación que desde Los Pinos se hizo para favorecer a Blanca Alcalá Ruiz nada más aplazó sus planes, por un inédito y cortísimo periodo de dos años.

Tanto Doger como Lastiri comprenden bien que el primer paso en la conquista de la anhelada candidatura tiene que ver con el control del Comité Directivo Estatal del PRI.

Con Estefan en el inmueble de la Diagonal existe el riesgo de que Blanca Alcalá retorne del duelo político por el que atraviesa para buscar una nueva oportunidad en el 2018, o que el mismo diputado federal pretenda construir un proyecto propio que lo catapulte a él como abanderado en la sucesión de ‘Tony’ Gali.

No es personal contra Estefan.

El interés por quitarlo de la presidencia del partido tricolor obedece a un mero asunto de táctica.

La diferencia está en el método, en el personal estilo de hacer política que manejan uno y otro, el delegado y el subsecretario.

Fiel a su trayectoria, Doger Guerrero se fue de frente y en público en contra de Estefan, a quien culpó de la derrota sufrida el 5 de junio.

Lastiri, en cambio, ha replicado la estrategia que usó antes de que el CEN del PRI anunciara la postulación de Alcalá para la sucesión de Rafael Moreno Valle: promover la supuesta unidad de los liderazgos del partido en beneficio de la institución.

No lo dice, ni lo dirá, pero eso le permite tratar de venderse como el factor de cohesión al interior de un partido resquebrajado con el fin de cosechar jugosos frutos (políticos) en el futuro, y claro está, enfundarse en la camiseta de candidato.

Doger se lanza en plan desbocado mientras Lastiri camina lento, con la seguridad, quizá excesiva, que le obsequian sus relaciones en el gobierno federal.

De momento no son relevantes las diferencias de uno y otro estilo.

Lo que importa es que han retomado sus proyectos personales con un primer objetivo claro: quitar de la dirigencia del PRI a un presumible rival para promover el arribo de un aliado.

Ahí comenzará el enfrentamiento entre ambos.

Si consiguen que Estefan salga del PRI, o si el relevo de Manlio Fabio Beltrones en el CEN decide sustituir a Estefan, el motivo de discordia ya no será el legislador federal, sino el nuevo dirigente.

Es cierto, apenas terminó un proceso de sucesión y es muy probable que ya esté usted harto de la eterna lucha por Casa Puebla.

Pero eso es lo que iba a ocurrir frente un periodo de gobierno de un año con 10 meses.

Así que vuelva a elegir el sillón de su preferencia y prepárese a disfrutar del espectáculo.

Para mayor información:https://www.elsoldepuebla.com.mx/columna/24835-/se-apuntan-los-primeros-en-tricolor

 

Sobre admin

x

Check Also

Cambio

Asesinan violentamente a prestamista de Cuautlancingo

Luisa Tirzo / Diario Cambio En un violento asalto en su domicilio esta madrugada fue ...

Central

¡Peligro! Estas son las colonias en Puebla que concentran más robos a negocio; delito se disparó en 2017

Redacción/Periódico Central Los robos a negocios en Puebla se dispararon en apenas dos años, pues ...