Inicio » En Otros Medios » Respuestas inteligentes a preguntas tontas de Rodolfo Ruiz

Respuestas inteligentes a preguntas tontas de Rodolfo Ruiz

Arturo Rueda/Tienpos de Nigromante/Diario Cambio

Para ser un periodista tan experimentado, Rodolfo Ruiz hace preguntas muy tontas. Elucubrando sobre las legítimas expresiones de algunos militantes priistas que cuestionan la permanencia de Jorge Estefan Chidiac al frente del partidazo, el autor de La Corte de Los Milagros se pregunta “¿Qué ganaría el PRI quitándolo de la presidencia del Comité Directivo Estatal? ¿Quién se beneficiaría con su renuncia, acaso el PRI que por fin cuenta con un dirigente opositor al gobernante en turno? ¿No será que el principal interesado en su salida es Rafael Moreno Valle? ¿A poco es fortuito que Doger Guerrero, Iván Galindo y el periódico Cambio estén en una cruzada para echarlo de la dirigencia del PRI?”.

 

Ensayaré algunas respuestas a su fingida ignorancia.

 

Varios militantes del PRI, no sólo Enrique Doger o Iván Galindo, sino también Juan Manuel Vega Rayet o Leobardo Soto —provenientes de grupos políticos diversos— han cuestionado la pretensión de Estefan Chidiac a partir de dos hechos de fácil comprobación. Uno, la desastrosa votación que obtuvo Blanca Alcalá y dos, la renuncia de Manlio Fabio Beltrones como un acto de responsabilidad y dignidad.

 

Por supuesto, los militantes de ese partido tienen todo el derecho de cuestionar a su líder sin que haya alguna causa de sospechosismo. Cuestionar es analizar. En forma comparativa, si una empresa perdiera 30 % de sus ingresos de un año a otro, evidentemente que el Consejo de Administración llamaría a cuentas al CEO para exigirle una explicación simple: ¿a qué se debe el desplome? ¿Negligencia, nuevas condiciones del mercado?

 

Hasta ahora, Estefan ha ofrecido una única explicación a la derrota que para algunos no suena muy convincente: la Elección de Estado operada por el morenovallismo expresada en su control de los órganos electorales, el dispendio en los gastos de campaña y la postura de algunos medios de comunicación.

 

Pero en entrevista en #JuegoDeTroles, Enrique Doger puso el ejemplo contrario: en 2010 Rafael Moreno Valle enfrentó el mismo tipo de Elección de Estado —en ese entonces operada por Marín en beneficio de Zavala—, y ganó. Es decir, no es el factor determinante.

 

Doger dijo que Estefan es un buen financiero, pero le faltó tamaño como coordinador y dirigente. La afirmación es cuando menos discutible. ¿Por qué? Contesto con otra metáfora. ¿Alguna vez, en la campaña del 2010 se vio a Fernando Manzanilla trepado en algún mitin alzándole el brazo a Moreno Valle? Por supuesto que no. Como coordinador de campaña, su trabajo era tras bambalinas: consolidar alianzas, revisar la estructura, fortalecer los eslabones débiles y, en algunas ocasiones, salir a medios. El trabajo de Manzanilla era pensar y ejecutar, lo que los políticos llaman “operar”, no hacer de  “dama de compañía” del candidato.

 

Precisamente a eso se dedicó Estefan y Armenta: se convirtieron en “damas de compañía” de Blanca Alcalá. Estaban con ella en el mitin, en el presídium, en la gira, un día sí y otro también. Como guardaespaldas, aparecen en las fotografías de prácticamente todos los mítines. ¿Tenía sentido esto? ¿No su trabajo era coordinar, revisar la estructura, resolver los problemas en la captura de los promovidos, verificar si en verdad iba a llegar el millón de votos?

 

El PRI tuvo una candidata y dos damas de compañía: Estefan y Armenta. Ambos querían tanto protagonismo como Blanca porque, para ellos, esto era una precampaña con miras al 2018. La campaña de Blanca fue su precampaña a la gubernatura. En vez de coordinar, pensar, trazar estrategia, se dedicaron a pasear con singular alegría.

 

El experimentado Rodolfo Ruiz podría hacerse preguntas menos ociosas. Por ejemplo, ¿por qué los dos únicos distritos que el PRI ganó con buen margen fueron Acatlán e Izúcar, que en conjunto conforman el distrito federal por el que Estefan es diputado federal?, ¿el líder del PRI puso más atención en defender su territorio que en el resto del estado?, ¿sólo le interesaban esos distritos?

 

Y claro, está el tema de Beltrones, una renuncia por dignidad que le ha ganado elogios desde todos los ámbitos. Al autor de La Corte de Los Milagros, es evidente, no leyó a Héctor Aguilar Camín que hablando de la renuncia del técnico Juan Carlos Osorio terminó haciendo un símil con la renuncia de Beltrones.

 

Escribió ayer Aguilar Camín en Milenio: “Acaso una de las razones del que vivamos en el país de mal humor social, es que aquí nadie renuncia por el hecho de rendir malas cuentas. Una renuncia a tiempo por malos resultados mejora el ánimo público  y hasta la imagen del renunciante, quien queda marcado por su fracaso, pero no por el cinismo de seguir como si nada hubiera pasado. En medio del fracaso, queda el gesto de dar la cara. Parece haberlo entendido así el hasta ayer presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones”.

 

Estefan, por el contrario, ahoga el debate interno del qué pasó y por qué pasó la derrota. Suponiendo sin conceder que fue la Elección de Estado… ¿en 2018 el morenovallismo no querrá aplicar la misma receta?

 

El líder del PRI quiere hacer como que no pasó nada el 5 de junio. Con esa actitud, es el peor dirigente que pueden tener, y por esto, el más conveniente para Moreno Valle. El PRI tendrá un liderazgo debilitado, cuestionado y el priismo nunca averiguará qué sucedió en realidad.

 

¿Suficientes respuestas inteligentes?

 

Para mayor información:http://www.diariocambio.com.mx/2016/opinion/tiempos-del-nigromante/item/16521-respuestas-inteligentes-a-preguntas-tontas-de-rodolfo-ruiz

 

Sobre admin

x

Check Also

Audi sólo creó 17% de los empleos prometidos, pese a inversión de 17 mil mdp de recursos públicos

Mónica Camacho/La Jornada de Oriente La planta Audi de San José Chiapa, en la que ...

Rebasa 11 mil mdp impuesto de nómina entregado a Evercore

Patricia Méndez/E-consulta A 11 mil 274 millones de pesos asciende la recaudación por concepto de ...