Inicio » Columnistas » Juan Carlos Lastiri » Pertenencia y propiedad en nuestra política de inclusión social

Pertenencia y propiedad en nuestra política de inclusión social

Por Juan Carlos Lastiri

Uno de los principios más importantes de todo gobierno es el de la redistribución del bienestar en la sociedad a la que representa. En este sentido toda política debe estar enfocada a maximizar el beneficio social a través de los recursos que se administran, pero esta tarea no es sencilla, sobre todo, porque en países como el nuestro existe un alto número de personas en situación de pobreza.

Dada esta circunstancia, el gobierno de la República desde el inicio de esta Administración tuvo a bien impulsar una política denominada de inclusión social, misma que busca hacer valer los derechos de las personas como individuos y no como un grupo social per se. Este cambio de visión genera una nueva forma de entender a la sociedad y privilegia el sentido de pertenencia y propiedad entre sus miembros, lo que por fuerza hizo necesario cambiar ciertos paradigmas que excluían a gran parte de la población de derechos básicos y primarios como la vivienda y la certificación de propiedad de la tierra, por mencionar.

Hasta hace unos años se decía que la política de vivienda en nuestro país era regresiva, a pesar de sus aires sociales, porque solo atendía a los trabajadores formales y dejaba fuera a una gran cantidad de personas que atendían el sector informal o no podían acceder a la seguridad social. Con el impulso de una nueva política nacional de Vivienda, el gobierno de la República puso un piso parejo para poder obtener una vivienda e incluso mejorarla a cualquier mexicano; con este esfuerzo no solo se lograron cambiar los prototipos de vivienda social, sino que se apoyó el uso de espacios con accesibilidad para evitar los ya tradicionales complejos habitacionales a las orillas de la ciudad y se vinculó un transporte público digno.

En total en esta administración se han construido 1 millón cien mil viviendas para derechohabientes de Infonavit y Fovissste; además se han generado 2.3 millones de créditos para vivienda nueva, usada o mejora de la existente. Y al igual que la vivienda, el obtener un certificado de propiedad de la tierra era un proceso complicado para las personas más vulnerables. Sin embargo, por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, la Sedatu ha trabajado para regularizar todos los predios que estaban rezagados en el RAN y ha generado una estrategia para atender a cualquier mexicano por igual al darles un tiempo máximo de respuesta a sus trámites; por lo que hoy cualquier persona tiene un mismo derecho y un tiempo de respuesta transparente. Con ello se apoya el principio de pertenencia de la tierra a sus dueños.

Con el programa Papelito Habla y la entrega de títulos de propiedad se ha dado certeza jurídica y seguridad patrimonial a muchas familias por igual, esto da tranquilidad en la posesión de un bien tan preciado como la tierra además de que, con esto, las personas pueden acceder a mercados como el crédito para impulsar su competitividad.

Hablando de propiedad, uno de los grandes problemas en México era la explotación de algunos recursos, como los mineros, que se veían sin beneficios para las localidades de donde estos se extraían. Ante esto se creó el Fondo Minero, mismo que busca compensar a las localidades donde se desarrolla esta actividad. En 2014 se obtuvieron 2, 600 millones de pesos en este fondo, para repartir entre estados y municipios, para el desarrollo de estas zonas con lo que se promueve también el sentido de pertenencia en toda la sociedad.

Como podemos observar, hoy nuestro país sigue promoviendo una política de inclusión a través de los derechos básicos de las personas y esto tiene como principios promover la propiedad y la pertenencia de los individuos. Actualmente cualquier persona en cualquier situación tiene derecho a ser beneficiario de un crédito que le permita tener un lugar digno para vivir además de que hoy el piso se hace parejo para poder certificar la propiedad de la tierra; y esto sin olvidar que los recursos tienen una tasa de retorno a los lugares donde se explotan en términos de la minería, lo que abona al sentido de pertenencia.

Esta semana el presidente hizo entrega de viviendas, títulos de propiedad y de recursos en el municipio de Mineral de la Reforma, en Hidalgo, con lo que se muestra que nuestro país está en camino de ser el México Incluyente que todos queremos y por el que nuestra política ha cambiado.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Columnistas-JuanCarlosLastiri

Fortaleciendo el empleo

El desarrollo social es el motivo principal por el cual, hemos establecido un pacto social ...

Columnistas-JuanCarlosLastiri

Reconstrucción Total

México está de píe y todos los sectores sociales están trabajando para que la reconstrucción ...