Inicio » En Otros Medios » Morenovallistas usarán la violencia para buscar ganar; el PRI utilizará los tribunales

Morenovallistas usarán la violencia para buscar ganar; el PRI utilizará los tribunales

Fermín Alejandro García /Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

La elección del domingo no será fácil, y se corre el riesgo de que por primera vez una contienda por la gubernatura se vaya a tribunales, pues ese día habrá un choque de dos estrategias extremas: el grupo del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas ha echado a andar una intensa ola de violencia y compra de votos, mientras que el PRI ya empezó un proceso de recaudación de pruebas para judicializar los comicios y buscar su nulidad, aparte de que contará con el respaldo de la Policía Federal y el Ejército para intentar replegar la coacción de los electores.

El punto clave será el tamaño de la distancia entre el primero y el segundo lugar de las votaciones.

Si la diferencia acaba siendo de menos de tres puntos porcentuales, tendremos un conflicto electoral que se podría alargar por varios meses. Pero si el ganador supera a su más cercano rival por cuatro o cinco puntos, el domingo por la noche se tendrá la certeza de quién va a ser el próximo gobernador por el periodo de un año y ocho meses.
Lo que autorizó Beltrones

Se dice que en la penúltima visita a Puebla de Manlio Fabio Beltrones, el presidente nacional del PRI, quien se hizo acompañar del senador Emilio Gamboa Patrón, les dejó en claro a la candidata a la gubernatura, Blanca Alcalá Ruiz, y a la cúpula local del tricolor, que en que caso de que pierda la elección el Partido Revolucionario Institucional solamente va a recurrir a los tribunales para pedir la anulación de los comicios si la distancia con el PAN es de tres o menos puntos en la votación final.

Si se pierde por uno poco más de tres punto, les aclaró, el PRI desautoriza a los priistas poblanos buscar pelear en los tribunales la repetición de la contienda por la titularidad del Poder Ejecutivo.

Ese anuncio desconcertó en un principio a los priistas, ya que la expectativa que había era que se podía anular el proceso electoral hasta con una derrota de cinco puntos de diferencia.

Sin embargo, eso no frenó la estrategia priista de venir documentado los excesos en los gastos de campaña del PAN; la intromisión del gobierno de Moreno Valle en el proceso electoral con la repartición de materiales de construcción, dinero, créditos y otras prebendas, y la actuación de los consejeros del Instituto Estatal Electoral, que siempre actuaron con parcialidad a favor de los intereses del grupo morenovallista.

Priistas que son expertos en la materia sostienen que si el partido logra armar un buen expediente jurídico, sí habrá muchas posibilidades de llegar al extremo de la anulación de la votación, en caso de que no le favorezca el resultado del domingo y la derrota sea por una mínima cantidad.

Un dato que no debe pasar inadvertido es que en la lucha en los tribunales los morenovallistas han perdido todos los juicios importantes del actual proceso electoral.
RMV quiere incendiar el estado

Rafael Moreno Valle el domingo se juega todo. Si ese día no gana los comicios no podrá haber impunidad a los abusos de autoridad, los actos de corrupción y el saqueo del erario que se cometieron en el sexenio que está por terminar.

Tampoco habrá un buen futuro político para Moreno Valle, ya que no podrá seguir siendo uno de los estrategas electorales del PAN ni candidato presidencial, en los comicios de 2018 o de 2024.

Al mismo tiempo se truncará el proyecto transexenal del morenovallismo, que tiene como metas en el mediano plazo impulsar a Martha Erika Alonso, la esposa de Moreno Valle, como candidata del PAN a la gubernatura en 2018, como parte de la ambición de instaurar un maximato que les permita controlar el Poder Ejecutivo por dos o tres décadas.

Por eso la principal apuesta para ganar el domingo es generar miedo en las estructuras del PRI, para evitar que éstas movilicen a los miles de electores que son las fuerzas vivas del tricolor. El objetivo no solamente es ganar, sino por lo menos tomar ventaja de más de cinco puntos para evitar la judicialización del proceso electoral.

A eso se debe que la violencia generada no se ha reducido a simples altercados entre militantes, sino se están dando muestras de que puede alcanzar a cualquier miembro de la cúpula del PRI y a la propia candidata Blanca Alcalá.

Para que no quede la duda, esa ha sido la razón de las agresiones sufridas por los enviados del CEN del PRI, Sofío Ramírez Hernández y Alejandro Medina Custodio, quien en el segundo caso ha rendido testimonio de que la violencia en su contra fue un intento de asesinato.

Algunos actores políticos sostienen que existe la amenaza, surgida desde Casa Puebla, de que si el domingo las encuestas del mediodía plantean un resultado adverso para el PAN y sus aliados, entonces se “incendiará” el estado con tal de frenar una posible derrota.

Aparentemente hay mucho más posibilidades de triunfo del lado de la coalición Sigamos Adelante y pocas expectativas de que el PRI dé la sorpresa.

Sin embargo, lo que no cuadra es por qué si el PAN lleva la ventaja, entonces por qué hay tanta violencia contra el PRI, por qué hay tantos intentos de amedrentamiento y compra de votos.

Pareciera que en el círculo morenovallista se respira mucho miedo de que el PRI no se deje vencer, y eso explica su comportamiento agresivo.

 

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/06/03/morenovallistas-usaran-la-violencia-para-buscar-ganar-el-pri-utilizara-los-tribunales/

 

Sobre admin

x

Check Also

Ganan chupaductos 53 millones diarios en Puebla

Elvia Cruz /Diario Cambio El impacto económico que ocasionan las bandas poblanas de huachicoleros a ...

Acusan a regidora de Nopalucan por “traficar” con apoyos federales

Silvia Campos/El Sol de Puebla Pobladores de este municipio denunciaron a la regidora de Ganadería, ...