Inicio » Noticias » Educación » Científicos de la BUAP representan a México en misión espacial rusa

Científicos de la BUAP representan a México en misión espacial rusa

Por Redacción
 
Científicos de la BUAP representan a México en un hecho histórico para la exploración espacial. Se trata de la puesta en órbita del Satélite M. Lomonosov, el primero que se realiza desde el cosmódromo de Vostochny, en Siberia, Rusia.

Cabe mencionar que es el primero en emplear la nueva versión del cohete Soyuz, el modelo 2.1 a, lanzado el pasado 28 de abril, para observar algunos de los eventos más extremos en el Universo y probar el monitoreo óptico de objetos cercanos a la Tierra potencialmente peligrosos.
 
En éste participan Rusia, Corea, Estados Unidos, Dinamarca, Taiwán, España y México, así como 16 instituciones, entre éstas la BUAP, como la única mexicana que representa a nuestro país.
 
Sus investigadores, de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM), han participado activamente en la propuesta del diseño del espejo principal y en el diseño, construcción y prueba de la cámara UV del TUS (Tracking Ultraviolet Set up, o dispositivo para seguimiento ultravioleta), el principal instrumento científico instalado en el Satélite M. Lomonosov.

Dan frutos colaboración

Este proyecto es el resultado de una colaboración iniciada en 2004, por la FCFM de la BUAP y el Instituto de Física Nuclear Skobeltzyn de la MSU, en el marco del llamado Programa Espacial Universitario, que incluyó los satélites Tatiana I y II, lanzados en 2005 y 2009, respectivamente.

En el Satélite M. Lomonosov, Alberto Cordero Dávila y Carlos Robledo, del Taller de Óptica, participaron en la propuesta del diseño del espejo principal; mientras que Humberto Salazar Ibargüen, Óscar Martínez Bravo y Epifanio Ponce Lancho, en el diseño, construcción y prueba de la cámara UV del TUS.
 
Las observaciones de esta misión espacial permitirán contribuir al entendimiento de fenómenos como rayos cósmicos de ultra alta energía, eventos luminosos transitorios, estallidos de rayos gamma y variaciones en la radiación en el entorno terrestre.
 
Además, evaluar la factibilidad de proyectos futuros como el JEM-EUSO (Observatorio Espacial del Universo Extremo, a bordo del segmento japonés de la Estación Espacial Internacional), que iniciará una nueva clase de observatorios al usar la atmósfera de la Tierra como detector de los fenómenos más violentos en el Universo.

Foto: Boletín Buap

Sobre admin

x

Check Also

Museos de La Constancia inundados reabrirían en septiembre: Trauwitz

A un mes de los daños causados por el desborde del Río Atoyac en los ...

Ucired abre maestría en Agroecología y Soberanía agroalimentaria

El Cesder y el programa Profesionales en Desarrollo (Prodes) abrieron, a través de la Universidad ...