Inicio » Columnistas » Indicador Político » EU: Juego sucio de Hillary contra militares Mexicanos

EU: Juego sucio de Hillary contra militares Mexicanos

Por Carlos Ramírez

Ante la disminución del dinamismo de su campaña, Hillary Clinton tomó por tercera ocasión a México como bandera electoral el pasado 16 de abril y usó el video de tortura de una detenida mexicana para exigir con dureza que México pusiera “altos estándares” a sus fuerzas militares y policiacas para no violar derechos humanos.

Pero la candidata demócrata olvidó que como senadora demócrata aprobó las leyes patrióticas de George W. Bush y luego como secretaria de Estado las revalidó en la práctica en el tema de autorización a militares y a agentes de la CIA a torturar a iraquíes para obtener información sobre terrorismo.

El tema de la tortura a detenidos realizada por militares y agentes de la CIA es en los EE.UU. un asunto de seguridad nacional. En mayo de 2004 el periodista Seymour M. Hersh reveló torturas a prisioneros de Abu Ghraib en Irak realizadas por militares estadunidenses y presentó fotos. El gobierno de los EE.UU. abrió una investigación pero exoneró en abril del 2005 a los militares torturadores.

Como esposa de un presidente de la nación, senadora, secretaria de Estado y ahora candidata, Hillary Clinton sabe de la existencia de manuales de tortura que aplica el ejército de los EE.UU. El primero data de 1963: Kurbark Counterintelligence Interrogation de la CIA para operaciones militares, incluyendo el camino para “llegar a ser un perfecto torturador”.

Luego se redactó el Human Resource Exploitation Training Manual de 1983 (Manual de entrenamiento para la explotación de los recursos humanos), también basado en técnicas de torturas militares a prisioneros terroristas. Los dos manuales fueron exportados a gobiernos autoritarios de América del Sur de 1983 a 1987. Las técnicas de tortura por parte de militares estadunidenses fueron convertidas en cursos de especialización a militares sudamericanos en la Escuela de las Américas en Panamá.

En 2002, como respuesta autoritaria a los ataques del 9/11 de 2001 el presidente Bush aprobó un memorándum para usar la tortura contra detenidos iraquíes y obtener información sobre actos terroristas en preparación. La tortura permitió la localización y asesinato de Osama bin Laden. Paradójicamente, de haber sido detenido, Bin Laden debió de ser liberado por la violación al debido proceso por la obtención de datos a través de la tortura.

En su libro de memorias, el director de la CIA en 1997-2004, George Tenet, reveló que las torturas “eran órdenes directas del presidente”. El periodista Bob Woodward publicó el dato de que el presidente Bush decidió no aplicar la Convención de Ginebra a detenidos y los declaró “combatientes ilegales”. El periodista Tim Weiner reveló en Legado de cenizas. La historia de la CIA que Bush firmó el 17 de septiembre de 2001 una orden ejecutiva de 14 páginas al director de la CIA para el arresto sin órdenes legales, el interrogatorio con tortura y cárceles secretas.

El responsable de la tesis de la tortura fue el subprocurador de Justicia John C. Yoo, quien afirmó en un documento que “la mera aplicación de dolor o sufrimiento” en realidad “no contaba como tortura porque la Convención de Ginebra asumía la tortura como dolor “severo” y él apoyaba sufrimiento.

De ahí que la candidata Hillary Clinton haya olvidado la aplicación de tortura por militares y agentes de la CIA en los EE.UU.: La paja en el ojo ajeno que olvida hipócritamente la viga en el propio; y si gana, México tendrá que lidiar con esa conducta imperial.

Política para dummies: El poder no se arrepiente de sus excesos.

Sólo para sus ojos:

•    Mientras la Ciudad de México entraba en zona de caos vial por marchas e insuficiencia de transporte por la fase 1 de la contingencia, el jefe de gobierno Miguel Angel Mancera hacía grilla con gobernadores y políticos para una estrategia de un independiente para el 2018. Y Mancera se propuso como primera opción.

•    Quien conoce a Manlio Fabio Beltrones está entendiendo su preocupación por la disminución en la competitividad del PRI y el avance de la oposición. Una alianza PAN-PRD para el 2018 sería ganadora.

•    En México hay sorpresa por la casi segura candidatura de Donald Trump a la presidencia, con un partido republicano unido. En cambio, Hillary Clinton perdió primarias en Indiana. La tendencia de Trump lo coloca como preferido en las tendencias electorales por el voto de la mayoría silenciosa que cada cierto tiempo ha encaramado a inexpertos políticos en la Casa Blanca.

http://indicadorpolitico.mx
carlosramirezh@hotmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre admin

x

Check Also

AMLO siempre gana encuestas, pero pierde en las elecciones

Si los seguidores de Andrés Manuel López Obrador quieren desde ya las llaves de Los ...

Cdmx-narco: avisos a tiempo, reacciones tardías pero precisas

La operación quirúrgica de efectivos de la Secretaría de Marina y autoridades policiacas capitalinas liquidó ...