Inicio » En Otros Medios » Gali, entre el lastre del morenovallismo y mostrarse como una opción de cambio

Gali, entre el lastre del morenovallismo y mostrarse como una opción de cambio

Fermín Alejandro García/Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

A la mitad de la campaña electoral, el candidato de la coalición Sigamos Adelante, Antonio Gali Fayad, ha demostrado tener más virtudes que puntos vulnerables, sin embargo, se enfrenta a tres grandes lastres que le impiden crecer en las intenciones del voto: la impopularidad del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, los malos resultados del actual gobierno en materia de desarrollo social y seguridad pública, y su alejamiento del electorado indeciso, así como del llamado voto “verde” o “switcher”, es decir con los sectores de la sociedad civil que hace seis años creyeron que el morenovallismo provocaría un cambio profundo en Puebla y acabaron decepcionados.

El principal mérito de Antonio Gali es que pese a los anteriores factores, que por momentos lo hacen nadar a contracorriente, ha logrado sembrar la semilla de la esperanza –sin utilizar la estridencia o el conflicto– de que representa la continuidad del morenovallismo pero sin el autoritarismo y los abusos cometidos en el sexenio que está por terminar.

Dicho de otra manera, que él es la cara contraria a la moneda y que tiene un estilo que lo aleja de la violencia, el autoritarismo, la frivolidad y los abusos que caracterizaron a Rafael Moreno Valle Rosas; la cual ha sido una labor compleja, ya que aún el grueso de los votos y opiniones que tiene en contra son consecuencia de asociarlo con el comportamiento del actual titular del Poder Ejecutivo.

Una fuente bien informada narra que, en las mediciones reales, no las de la propaganda, en la primera semana de campaña Gali se cayó 6 puntos en la intención del voto frente a su principal rival: la priista Blanca Alcalá Ruiz.

Esa baja en los índices de preferencias electorales fue por los ataques en mayor medida por el discurso de la candidata independiente, Ana Teresa Aranda Orozco, y en menor medida por el de Blanca Alcalá, quienes señalaban a Gali como un testaferro de Moreno Valle.

Sin embargo, al mismo tiempo Gali logró –desde el arranque de sus labores proselitistas– darle una identidad propia a su campaña electoral, alejada de la imagen morenovallista, además de mostrarse como un aspirante carismático, aunque para muchos abusa de ese aspecto que por momentos raya en la frivolidad.

El resultado de esa labor se traduce en tres resultados positivos:

El primero y más importante, es que Gali logró sacar del entorno de su campaña y en general en la contienda el debate y exhibición de los aspectos oscuros del gobierno de Moreno Valle, sin que entrara en conflicto con el gobernador y sin perder el discurso de que representa la continuidad del proyecto morenovallista.

Por esa razón sus adversarios han tenido que dejar a un lado las críticas contra Moreno Valle y enfocaron sus cuestionamientos hacia la vida personal de Gali, sobre todo lo relativo a un supuesto enriquecimiento y los negocios de su familia.

En mucho ese logro es consecuencia de los acciones de despresurización que se emprendieron desde el gobierno del estado, por exigencia de Gali, para aminorar los afectos negativos del morenovallismo. De todos los cambios que se hicieron el que más ayudó fue condonar multas por el servicio del agua potable y reconectar tomas canceladas del mismo, que algunos estiman le representó al candidato del PAN evitar la pérdida de entre 5 y 10 puntos en las encuestas.

El segundo resultado positivo es que Gali consiguió no quedarse en una posición defensiva, tal como casi siempre les pasa a los candidatos que son del partido en el poder, sino siempre ha estado a la ofensiva, situación que ha impedido el avance de Blanca Alcalá.

Quienes miden los afectos de los mensajes mediáticos indican que Gali le lleva una ventaja de 14 días a Alcalá.

Me explico: en las redes sociales y los mensajes en medios de comunicación electrónicos, los ataques de guerra sucia contra la priista, en donde se cuestiona su riqueza personal y lo magros resultados como edil de la capital, han sido devastadores e impiden que la aspirante pueda escalar en las intenciones del voto. El problema, para la abanderada tricolor, es que se tardó dos semanas en reaccionar y al final se quedó en una posición a la defensiva, algo grave para un contendiente que es de oposición.

El tercer resultado positivo es que Gali vende una campaña proselitista organizada, bien estructurada, con mensajes claros, que es muy concurrida –ya que el aspirante no acude a mítines que tengan menos de 2 mil asistentes– y exhibe una alianza de fuerzas cohesionada, donde se encuentra la estructura de Moreno Valle –encabezada por Martha Erika Alonso, Marcelo García Almaguer y Javier Lozano Alarcón–, de los panistas, de las bases del magisterio y de una serie de redes sociales que se construyeron en torno la figura del abanderado albiazul.

Los tres factores antes citados, junto con un exorbitante gasto de campaña, es lo que le ha permitido a Gali ir siempre a la cabeza de las intenciones del voto. No como lo dice la propaganda, de que lleva hasta 16 puntos de ventaja frente a Blanca Alcalá, pero si con una distancia, que a un mes de las votaciones, lo coloca como el candidato a vencer.

En el equipo de Gali se tiene como el mejor escenario que el candidato gane la contienda entre 7 y 8 puntos por arriba de Blanca Alcalá.

Si lo hace por 6 o menos puntos, entonces Gali tendrá serios problemas, ya que entrará en el terreno fértil –para el PRI y en general todos sus opositores– de la judicialización del proceso electoral, que abre la posibilidad de la anular la contienda por el excesivo gasto de campaña y la intromisión de Rafael Moreno Valle Rosas en el ánimo del electorado.

Por eso el resto de Gali será no perder la línea conductora de su actual campaña y no dejar de mostrarse como la alternativa real para acabar con lo oscuro del morenovallismo.

 

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/05/03/248882/

Sobre admin

x

Check Also

Crece inversión histórica para sanear el Atoyac; serán hasta 8 mil millones de pesos

Esteban de Jesús López / Periódico Central La inversión histórica para sanear al río Atoyac ...

Deficiente la operación de los CIS, no acercan servicios a la población

Corresponsales/E-consulta En el estado de Puebla fueron construidos 16 centros integrales de servicios en la ...