Inicio » En Otros Medios » Intentan sabotear el voto cristiano a favor de Blanca Alcalá

Intentan sabotear el voto cristiano a favor de Blanca Alcalá

Fermín Alejandro García/Cuiotlatlán/La Jornada de Oriente

La disputa entre el PRI y el PAN por el voto de los cristianos ha generado un ambiente de confrontación hacia este sector de la población. El próximo 7 de mayo, los líderes de las principales comunidades evangélicas buscarán – a través de un foro– mostrar su fuerza y demostrar que la mayoría de los pastores están apoyando a la candidata priista Blanca Alcalá Ruiz, lo cual ha desatado que el otro bando, encabezado por Mirna Toxqui, intente sabotear esa reunión.

Como parte de esa disputa se sabe que hay un tráfico de prebendas que están buscando repartir algunos representantes partidistas para no perder el importante bloque de votos de los cristianos, que se calcula que puede oscilar entre los 60 mil y los 100 mil sufragios. Por esa razón se han generado muchas divisiones y traiciones.

Hasta ahora todo indica que esa disputa la va ganando el PRI, no solo porque existe una alianza formal signada la semana antepasada, sino porque los principales líderes de este culto religioso ya están trabajando para difundir entre las bases que la mejor opción es Blanca Alcalá.

Días atrás se logró concretar una reunión privada entre la plana mayor del PRI, encabezada por Blanca Alcalá, Edgar Chumacero el operador de más confianza de la candidata y el presidente del tricolor, Jorge Estefan Chidiac, con los principales líderes del universo cristiano de Puebla, entre los que se encontraba Enrique Borja –quien es el hombre de mayor peso moral en este sector de la población–, Manuel Guzmán, el ex regidor Fernando Rojas Cristerna y Raúl Castillo, quien es el representante político de las comunidades evangélicas.

Ahí se discutió que la promoción de Blanca Alcalá entre los fieles cristianos se hará al margen del Partido Encuentro Social (PES), que es la fuerza política de los evangélicos y forma parte de la coalición electoral del PRI.

En el encuentro alguien comentó, de manera acertada, que el PES es un partido que le ayudará al PRI a tener más de dos representantes en cada casilla el día de los comicios, pero se reconoce que no tiene la fuerza para generar una ola de miles de sufragios. Por eso la promoción de Alcalá correrá a cargo de los grupos que si tienen la presencia y la penetración en las comunidades de fieles.

También se acordó que el 7 de mayo, en el hotel Presidente Intercontinental, se hará un encuentro en el que se ofrecerá la conferencia: “Los valores universales en el sistema de gobierno”, y se contará con la presencia de Blanca Alcalá, quien de esa manera recibirá el espaldarazo de docenas de pastores y files de diversas iglesias.

Para que se diera esta reunión hubo un largo camino de muchos desencuentros entre los líderes cristianos y los representantes del PRI y del PAN. Parecía que no concretaría un acuerdo entre alguno de dichos partidos y las comunidades evangélicas.

Por eso la reunión de hace algunos días entre los líderes cristianos más poderosos y Blanca Alcalá ha prendido los “focos rojos” en el PAN, ya que se percibe que se podría repetir una experiencia similar a la de 2010, cuando miles de cristianos se organizaron para salir a votar por Rafael Moreno Valle Rosas, entonces candidato opositor al PRI, y vencieron los intentos del tricolor de comprar a los representantes evangélicos.

Ante ese riesgo, el PAN ha echado mano de la ex diputada local Mirna Toxqui para buscar frenar la ola electoral de los cristianos a favor del PRI.

Lo interesante es que el caso de Mirna Toxqui es un ejemplo de las deslealtades y traiciones que se están registrando entre los líderes cristianos por la disputa partidista.

Mirna Toxqui originalmente era la representante ante el PAN de los líderes cristianos antes mencionados, quienes la colocaron en esa posición cuando dialogaron con el albiazul para explorar una posible alianza electoral.

Al final no se concretó nada, pero Mirna Toxqui fue cooptada, junto con otros dirigentes de comunidades evangélicas que no tienen mucho peso, para que ahora se dediquen a combatir a sus antiguos camaradas cristianos y se intente sabotear los intentos de llevar los votos de este sector al PRI.

Como parte de ese esfuerzo de Mirna Toxqui, este jueves, ofreció una rueda de prensa Abraham García Hernández, quien se ostenta como secretario general del PES en Puebla, para sostener que el 80 por ciento de la militancia de ese partido están con el PAN y no con el PRI.

En realidad resultó ser un esfuerzo endeble para frenar el proyecto cristiano a favor de Blanca Alcalá, ya que para empezar el PES casi no tiene militantes en el estado, es un “cascarón” sin mucho peso político.

La fuerza política del sector radica en los líderes de las comunidades evangélicas, y ahí no tiene capacidad Mirna Toxqui de frenar el activismo que ya está en marcha a favor de Blanca Alcalá.

Al final la ex legisladora le está vendiendo “espejitos” a los dirigentes de la campaña electoral del PAN, que no encuentran la vía para frenar la movilización cristiana aen torno a la candidata priista.

Dicha disputa amenaza con prolongarse hasta el día de los comicios y seguramente habrá un río de recursos económicos, de prebendas, de uno y de otro lado, para intentar controlar el poderoso voto cristiano.

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/04/29/intentan-sabotear-el-voto-cristiano-a-favor-de-blanca-alcala/

 

Sobre admin

x

Check Also

En riesgo denominación de Patrimonio de la Humanidad de Puebla capital

  Pilar Pérez/El Sol de Puebla Perder la denominación como Patrimonio de la Humanidad, otorgado ...

Sacó Ochoa permisos para taxis en Puebla en sexenio de RMV

Patricia Méndez/E-consulta Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, cuenta con al menos cinco permisos ...