Inicio » Columnistas » Saber Sin Fin » Colectivos, vitales para restablecer el tejido social

Colectivos, vitales para restablecer el tejido social

Por Abel Pérez Rojas

“Volvamos nuestra mirada
a los diversos colectivos que nos rodean,
tenemos que aprender mucho de ellos”.
Abel Pérez Rojas 

Los diversos colectivos sociales -aquellos que agrupan a un conjunto de personas u organizaciones con propósitos e intereses comunes- son cimentación vital en el restablecimiento del tejido social.

Independientemente de la vocación que anima y nutre la conformación de los diversos colectivos, a su interior presentan características dignas de ser tomadas en consideración para el restablecimiento de la convivencia armónica entre los individuos de una sociedad, y así  no partir de cero en tan urgente labor.

Para comprender lo anterior, vale la pena acudir a la naturaleza que da origen a un colectivo: el sentido de pertenencia que se va edificando a partir de hacer visible lo que nos es común con otros, compartir un cierto espacio público, e ir escribiendo hombro con hombro una historia, en mayor o menor medida, con decisiones consensuadas.

Pero las aportaciones de los colectivos a sus integrantes van más allá de la experimentación de la convivencia: dota de la oportunidad de ejercer su capacidad de incidencia social y política, generalmente mediante la reorientación de las políticas públicas de su entorno.

Así, por ejemplo, quienes pertenecen a un club de ciclistas experimentan las bondades del ejercicio físico, de la convivencia entre sus integrantes, del apropiamiento de las calles y rutas frente a la embestida en aumento de los automovilistas y, claro, la suma de esfuerzos para modificar los reglamentos de tránsito, las campañas de concientización vial, el establecimiento de rutas recreativas ciclistas y a pie dentro de la ciudad.

En sociedades como la nuestra – flageladas por la inseguridad y la corrupción- la revaloración de la actividad de los colectivos sociales tiene que venir de ellos mismos, de su interior, en un ejercicio de concientización, reflexión y de una metalectura social de su actuar, pues difícilmente y de manera real vendrá de aquellos sectores que ven como una amenaza a la acción social articulada.

Por ello, es importante el diálogo intergeneracional e intercolectivos – como el caso del Encuentro Nacional de Colectivos Sociales (ECOS)-, porque a partir de la experiencia de los otros podemos dar la justa relevancia de lo que venimos haciendo desde nuestro campo de acción.

También es necesario incentivar el registro y documentación de las experiencias y logros que se viven hacia dentro y fuera de los clubes, asociaciones civiles, gremios y en términos generales de cualquier colectivo social, para compartir y perfeccionar las experiencias… acumular conocimiento.

Si logramos tomar conciencia de las aportaciones nacidas al seno de los colectivos, entonces veremos que ya contamos con estrategias para propiciar la comunicación entre quienes nos rodean, de que hay formas distintas de conceptualizar nuestras problemáticas y, en consecuencia, soluciones alternas.

Es necesario lanzarse a la aventura de vernos con nuevos ojos… de concientizar la importancia de los diferentes colectivos. ¿Está usted de acuerdo?

@abelpr5

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Nuestra forma de ser nos limita o nos potencia

“No busques afuera lo que no hallas dentro de ti”. Abel Pérez Rojas Entre las ...

El México reciente va de escándalo en escándalo, con ello nos insensibilizan

“Ir de escándalo en escándalo nos insensibiliza… nos atrofia”. Abel Pérez Rojas Aunque está a ...