Inicio » Columnistas » Sin Límites » Linchamientos: la película Canoa cumplió 40 años

Linchamientos: la película Canoa cumplió 40 años

Por Raúl Torres Salmerón

A propósito de los últimos linchamientos de Ajalpan y Chapulco en el estado de Puebla, que se han difundido a nivel nacional e internacional, valdría la pena que las autoridades poblanas, desde el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas hasta el último de sus funcionarios fuereños, sobre todo del área de Seguridad y Procuración de Justicia, llamada hoy pomposamente Fiscalía, la vieran para entender mejor a los poblanos.

El crudo largometraje Canoa, sobre el atroz linchamiento de cinco trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla, ocurrido el 14 de septiembre de 1968, fue filmado hace 40 años y sigue vigente. La cinta cumple 40 años.

El suceso fue perpetrado por más de mil personas de San Miguel Canoa, incitados por el cura y residentes de esa población en las inmediaciones de La Malinche, cuya cima los chicos querían escalar.

Según Proceso, el director Felipe Cazals revalida la actualidad del filme y hace una desgarradora explicación:

“Hay un fenómeno cíclico cercano al genocidio que se presenta actualmente en México. La falta de justicia social histórica acaba por empujar a la gente a hacerse justicia con su propia mano. Lo ocurrido en San Miguel Canoa también lo ocasionaron los textos de los periódicos de entonces porque señalaban a los estudiantes como enemigos públicos”.

Análisis en el festival de cine

En Guadalajara, Jalisco,  en el marco del Festival Internacional de Cine, con la presencia de su director, Felipe Cazals, la película  “Canoa: memoria de un hecho vergonzoso” fue analizada esta semana en la mesa de análisis “A cuarenta años de Canoa”.

Las condiciones de pobreza y fanatismo que aborda la obra continúan vigentes en el país, coincidieron expertos y se destacó su pertinencia, la vigencia de sus temas y su influencia en el cine mexicano, donde destaca su estilo narrativo y su estética.

Al tomar la palabra, Cazals, quien recibió el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín por el filme, fue breve al decir que Canoa “es una película importante para el cine mexicano y para México. Quiero dejar claro que un director de cine solo no hace las películas. Canoa fue hecha con mis colaboradores: escritor, fotógrafo, técnicos, actores, y es gracias a ellos que también existe la película”.

Posteriormente el filme se proyectó en el Teatro Diana de Guadalajara, los cineastas Cazals y Alfonso Cuarón disertaron sobre la película la cual “está latente y tiene continuidad”.

Datos de la filmación 

A continuación, datos de la película, aspectos de la filmación y anécdotas poco conocidos de la cinta:

-Las escenas de la agencia del Ministerio Público fueron filmadas en las instalaciones de El Sol de Puebla.

-Cazals define a la película como la narración de un hecho real ocurrido en 1968, caso propio de una historia medieval de violencia, fanatismo y despojo en el México rural.

-En los años 70, esta película fue crucial para que se politizara una generación. Pero hay un lapso, desde los 90, en que la película dejó de circular.

-Televisa compró los derechos a Conacine en los años 80, para pasarla cuatro veces al año. En realidad, la pasaban 25 veces y no pagaban los derechos autorales.

-Nunca hubo censura del gobierno para la cinta, gracias a Rodolfo Echeverría, hermano del entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría.

-La cinta se exhibió en el desaparecido Cine Teatro Roble. Hubo largas colas. En 1976 se estrenó en 10 cines de la capital. Permaneció 70 semanas en cartelera.

-El rodaje fue en 1975, siete años después de Tlatelolco, pero ni siquiera pudo rodar la película en Canoa. Se filmó en Santa Rita Tlahuapan.

-En la filmación hubo empleados que siempre llevaban unas grandes mangas amarillas, lloviera o no. Cuando Cazals preguntó por qué, las levantaron. Tenían escondidas armas largas. Eran la escolta.

-Al término de la película, el jefe de la zona militar, recomendó a Cazals no asomarse por Puebla durante un buen rato.

-El presidente Luis Echeverría vio la película en Los Pinos en total silencio, sin una sola interrupción. Al terminar se levantó y preguntó a Cazals: “¿Usted sabe quién era secretario de Gobernación en ese momento?”. Cazals respondió: ‘Sí, señor, usted’. No dijo más”.

-El director Felipe Cazals realizó unos cortes con información de las obras públicas que realizó el alcalde Jorge Murad en su trienio.

-El sacerdote que controlaba el pueblo en Canoa, fue reubicado en Huajuapan de León, Oaxaca.

Aniversarios ecleciásticos 

Un buen gesto tuvo el arzobispo de Puebla Víctor Sánchez Espinosa, al organizar en el Seminario Palafoxiano una misa y una comida con motivo de sus 84 años de vida, al arzobispo emérito Rosendo Huesca Pacheco.

Don Víctor dijo: “Que Dios nos ha permitido celebrar los 84 años de vida de mi predecesor monseñor Rosendo Huesca. Que el Señor lo conserve muchos años más y lo mantenga como hasta ahora fraterno y cercano”.

La ceremonia religiosa tuvo lugar en el Seminario Palafoxiano, con la presencia de monjas, sacerdotes y estudiantes, el primero de marzo.

Otro arzobispo recordado el sábado 12 de marzo  fue monseñor Emilio Abascal Salmerón, quien fuera obispo auxiliar de Puebla y posteriormente el segundo arzobispo de Xalapa.

Don Emilio Abascal y Salmerón, nació el 12 de julio de 1904. Estudió en el Seminario Palafoxiano de Puebla, en la Pontificia Universidad Gregoriana, se ordenó el 30 de octubre de 1927, en la fiesta de Cristo Rey, en Roma. En 1931 fue Vicerrector del Seminario Palafoxiano y posteriormente rector del Seminario de Xalapa.

El Papa Pío XII, lo designó Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Puebla el 25 de julio de 1953. El arzobispo de Puebla era monseñor Octaviano Márquez y Toriz.  Su Santidad Paulo VI, lo nombró Arzobispo de Xalapa, el 18 de abril de 1968. Falleció el 12 de marzo de 1979, luego de 52 años de vida sacerdotal.

 

Gali, boxeador y lépero 

Muy mala impresión en varios sectores de Puebla causó el exalcalde cantante y metido ahora a candidato del PAN al gobierno de Puebla, Antonio Gali Fayad, cuando cerró su precampaña en el Salón Country de San Manuel el pasado dos de marzo.

Visiblemente “acelerado”, se sintió boxeador cuando se puso una chamarra con logotipo panista, hizo boxeo de salón, mandó corazones dibujados en el aire a la audiencia, y remató con palabras altisonantes.

En fin, como dice la canción Strange fruit (Fruta extraña) cantada por Billie Holiday, escrita por  Abel Meeropol, que hace referencia a los linchamientos en el sur de Estados Unidos en el siglo XIX:

De los árboles del sur cuelga una fruta extraña.

Sangre en las hojas y sangre en la raíz.

Cuerpos negros balanceándose en la brisa sureña.

Extraña fruta cuelga de los álamos.

Escena pastoral del valiente sur.

Los ojos saltones y la boca retorcida.

Aroma de las magnolias, dulce y fresco.

Y el repentino olor a carne quemada.

Aquí está la fruta para que la arranquen los cuervos.

Para que la lluvia la tome, para que el viento la aspire.

Para que el sol la pudra, para que los árboles lo dejen caer.

Esta es una extraña y amarga cosecha.

raultorress@hotmail.com

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Moreno Valle apuntilló la fiesta brava en Puebla

*Se desconoce que ha pasado con El Relicario, la Acrópolis no convence El final o ...

Un general mexicano que se adelantó a su tiempo

*Las propuestas y la historia del militar sonorense Arnulfo R. Gómez Es parte de la ...