Inicio » En Otros Medios » El blanquismo contraataca: la apuesta por la guerra sucia

El blanquismo contraataca: la apuesta por la guerra sucia

Arturo Rueda/Tiempos de Nigromante/Diario Cambio

Se equivocan quienes creen que la caótica precampaña de Blanca Alcalá no tiene nada rescatable. De hecho, su única división eficiente y funcional es la guerra sucia en redes sociales, a cargo del cerebro beltronista Hugo Pablo Scherer Castillo, quien prepara una receta para equilibrar el nefasto desempeño del resto de coequiperos para que la candidata “agarre pilas y agarre ánimos”. De acuerdo con fuentes al interior del war room blanquista, la nueva fase de la guerra sucia concentrará sus ataques en La Estrella de Puebla con nuevos videos difundidos a través de la cuenta “A camotazo limpio” y subcuentas en Facebook, así como en la propagación viral de una encuesta a modo en la que Alcalá rebase a su rival Antonio Gali Fayad por dos dígitos.

Su producto estrella, sin embargo, está reservado para la recta final, cuando un supuesto grupo anonymus haga revelaciones escandalosas en YouTube, la táctica utilizada en Colima contra Preciado. Táctica, sobre decirlo, que mostró su eficacia.

 

Otros columnistas como Arturo Luna Silva y Mario Alberto Mejía se han explayado en explicar los cómos y porqués de Hugo Scherer, más que un activista digital, un mercenario que alquila sus servicios a quien puede pagarlos. A últimas fechas, sin embargo, este bucanero electoral se ha asociado con “Don Beltrone” para ayudarlos a ganar en procesos extremadamente competitivos como Sonora y Colima. Sus intereses, sin embargo, pueden hacerlo partir pronto a Veracruz y Quintana Roo si el caso Puebla no mejora sus expectativas.

 

Si la división de guerra sucia funciona bien y es eficiente se debe a que tiene el mínimo contacto con el war room blanquista y organiza sus propias estrategias de acuerdo con los resultados de las encuestas. “Pegar donde duele” es una de sus máximas, y con quince videos colgados a través de diversas cuentas en Facebook ha obtenido casi 2 millones de reproducciones. Sus temáticas, si bien son refritos de medios de comunicación críticos al régimen, son explotados correctamente y tardíamente respondidos por el morenovallismo.

 

En plena crisis de resultados y lealtades, Blanca ha decidido aferrarse a la guerra sucia como su clavo ardiente. Los siguientes videos que se avecinan en “A camotazo limpio” y sus subcuentas tienen como objetivo La Estrella de Puebla, pero también explotar el malestar por las fotomultas y su recaudación millonaria. Cuando los enlaces de la campaña se comunicaron con Hugo Pablo Scherer Castillo para preguntarle por los resultados de la propaganda negra, éste les contestó: “va muy chingón”. Un mundo lo vigila.

 

De continuar el seguimiento, los pájaros en el alambre le darán la misma celebridad que la difusión de la conversación que este bucanero electoral tuvo con el ex góber horroroso Ulises Ruiz conspirando para tumbar la candidatura del joven Alejandro Murat y posicionar a Eviel Pérez. Le fue mal en esa aventura porque el ex director del Infonavit sí se quedó con la posición, con lo que se demuestra que Hugo Pablo Scherer Castillo es bueno, pero no infalible. Rival de respeto, pero combatible.

 

Además de atacar con videos a la Estrella de Puebla y las fotomultas, también planean la viralización de una encuesta a modo cuyo objetivo será demostrar que, pese a la desastrosa precampaña, Blanca no sufrió mayor daño posible y continua “liderando” la carrera por Casa Puebla. Las nuevas regulaciones en materia de sondeos y la posibilidad de encuadrarlos como delitos penales han provocado que ningún medio impreso haya decidido prestarse a la publicación de su encuesta patito, por lo que nuevamente únicamente se viralizará en redes sociales, único punto débil del morenovallismo y en donde debe invertir más.

 

Pero Blanca no debe confiarse, pues a Hugo Pablo Scherer Castillo lo seduce participar en los procesos de Veracruz y Quintana Roo en los que habrá un regadero de dinero, y a menos que la inversión sea atractiva, el bucanero partirá buscando un mejor puerto. Eso, claro, y que le conviene aliarse a quien puede gobernar seis años, y no solamente veinte meses.

 

¿Puede cambiar Hugo Scherer el destino de la contienda por la mini en favor de Blanca Alcalá? No, fuera de las redes sociales el desempeño del war room es caótico, el mensaje carece de targets, la comunicación de estrategia y sobre todo, el desempeño de las estructuras no es leal. Por muchos millones de reproducciones que tengan los videos del cerebro beltronista, todo indica que la batalla se ganará en tierra. Sin embargo, es un flanco que no debe descuidarse.

 

Pronto, más filtraciones de los topos blanquistas.

 

Para mayor información:http://www.diariocambio.com.mx/2016/opinion/tiempos-del-nigromante/item/5689-el-blanquismo-contraataca-la-apuesta-por-la-guerra-sucia

Sobre admin

x

Check Also

E-consulta

Tras susto del sismo, calles del Centro hoy son estacionamiento

Patricia Méndez/E-consulta A un mes del sismo del 19 de septiembre, las cintas de prevención ...

La Jornada de oriente

Comandante de la Policía Estatal que torturó a Lydia Cacho es condenado

Martín Hernández Alcántara/La Jornada de Oriente La Fiscalía Especial para la Atención a Delitos cometidos ...