Inicio » Columnistas » Sin Límites » ¿Alguien entiende la política poblana?

¿Alguien entiende la política poblana?

Por Raúl Torres Salmerón

Aún no empiezan las campañas políticas para la conquista de la minigubernatura de 2016, donde se perfilan dos fuertes aspirantes: Blanca Alcalá Ruiz por el PRI y José Antonio Gali Fayad por el PAN, y los políticos se preguntan varias cosas.

Un candidato panista que no es panista –más bien fue priísta–  Gali Fayad dará continuidad a los programas de Moreno Valle.

Ausencia total en las reuniones panistas de los más conocidos panistas tradicionales. Acuden ahora solamente los neo neo panistas, por llamarlos de algún modo.

Perredistas cobijados por Moreno Valle trataron a toda costa de restablecer la alianza  PRD-PAN  y ahora quieren a fuerza, un candidato propio a la minigubernatura.

Un alcalde sustituto, Luis Banck Serrato, quien no ha tenido puestos de elección popular y al rendir protesta, dice que seguirá la misma línea de Gali.

Se forma una coalición con partiditos y ya dan por vencida a Blanca Alcalá. Los palafreneros ya dan por muerta a Blanca Alcalá en su campaña política por los “errores” de pre campaña.

Las redes sociales para fortuna de algunos no votan, pero dicen que va ganando la coalición que apoya a Gali Fayad.

Columnistas nacionales le tunden a Moreno Valle por hipotecar al estado. Otros dicen que Puebla ya se negoció, unos que se entregará al PRI y otros al PAN de Moreno Valle.

La sociedad poblana demanda una alerta de género por los feminicidios, pero el secretario General de Gobierno, el oaxaqueño Diódoro Carrasco dice que Puebla carece de ese perfil.

Antes de irse de la alcaldía, Gali anunció que liberaría a Puebla de los vendedores ambulantes, pero ya renunció el encargado de hacerlo, Mario Rincón.

Gali nombra coordinador de campaña al Senador de la República, Javier Lozano, quien nunca ha ganado un puesto de elección popular.

¿Alguien entiende la política poblana?

Falleció Cecilia Hernández Ríos

La noticia de la muerte de la exdirigente del sector campesino priísta de Puebla, Cecilia Hernández Ríos, impactó a la clase política poblana.

Fue la primera lideresa de la Liga de Comunidades Agrarias. Fue hospitalizada por un problema cardiaco, pero falleció varios días debido a complicaciones. Tenía 57 años de edad.

Originaria de Chiapas, llegó a estudiar Derecho a la BUAP e ingresó a las filas del PRI. Fue diputada federal y de 2002 al 2005, dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias. Fue diputada local suplente y subsecretaria de Turismo estatal. Su último cargo político fue como presidenta estatal del Foro Nacional Permanente de Legisladores, filial Puebla (Fonalep), para el periodo 2014-2016.

Hubo un homenaje de cuerpo presente en las oficinas de la CNC en la 2 Sur. Asistieron el exgobernador Mario Marín Torres; la dirigente campesina, diputada Maritza Marín Marcelo. Asistieron exdirigente del sector campesino Wenceslao Herrera, Fidencio Romero Tobón, Saúl Coronel Aguirre, Melitón Morales Sánchez, Alberto Jiménez Merino, Juan Balderas y Marina Blanco. 

Acudieron al homenaje Rocío García Olmedo, Javier López Zavala, Mónica Barrientos. A nombre del sector, hizo uso de la palabra don Melitón Morales Sánchez, exdirigente de la Liga y exdiputado federal y local.

Descanse en paz Cecilia Hernández Ríos.

Eukid, con Casa de Enlace

Eukid Castañón Herrera, coordinador de la bancada de Puebla del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, inauguró su Casa de Enlace Ciudadano.

La Casa de Enlace Ciudadano opera a través de tres ejes: Social, que busca crear redes ciudadanas que permitan conocer las necesidades de los poblanos. Gestión, para apoyar y orientar a la ciudadanía para acceder a programas. Coordinada, para trabajar conjuntamente con los tres órdenes de gobierno.

La Casa de Eukid está ubicada en el local 130 de la Plaza JV San José, en el Bulevar Atlixco27, colonia San José Vista Hermosa.

Murió el General Moreno Valle

El médico y general Rafael Moreno Valle, quien en vida nunca quiso volver a Puebla, falleció y por decisión familiar sus cenizas se depositaron en la parroquia de Santa María de la Natividad en el municipio de Atlixco, donde nació.

Habrá que reconocer que como médico, el general sobresalió en su actividad, incluso en sus mejores días fundó el Sanatorio Durango en la Ciudad de México y que como político nunca cambió de partido ni de ideas, fue siempre leal con el PRI y sus instituciones.

Como gobernador no cumplió. El gobierno del general fue desastroso. El general falleció de una neumonía a los 98 años. Curiosamente cuando pidió licencia como gobernador fue por enfermedad. Vaya cosas de la vida. Seguramente eran “enfermedades políticas”.

El médico militar fue electo para un sexenio, del 1º de febrero de 1969 al 31 de enero de 1975, pero no pudo completar el cargo. Una serie de problemas e irregularidades marcaron su gestión y pidió dos licencias al cargo por “enfermedad”, luego de desatar una crisis sin precedente en el estado, donde en ese sexenio hubo otros 3 gobernadores.

El 21 de Marzo de 1972 pidió una licencia temporal y en 1973 pidió licencia definitiva al cargo.

Fue el abogado Mario Mellado García quien fue gobernador suplente del 23 de marzo al 14 de abril de 1972. En esa fecha fue nombrado gobernador interino  el doctor Gonzalo Bautista O’Farril, quien desempeñó el cargo un año y 15 días –del 14 de abril de 1972 al 9 de mayo de 1973–. Lo suplió a su vez Guillermo Morales Blumenkron del 10 de Mayo de 1973 hasta el final del sexenio.

Entre las causas de desgobierno, hubo en 1969 una matanza de campesinos de Huehuetlán el Chico. En enero de 1970, se registró otra matanza de campesinos en Monte de Chila, Xicotepec. Un periodista, Manuel Sánchez Pontón, en 1970 sufrió un grave atentado.

Ojalá descanse en paz el general Moreno Valle. Nunca quiso regresar a Puebla, salvo contadas ocasiones.

En fin, como escribió Fray Josepho de la Tarima  (José Aguilar Jurado, España) en su soneto “Se Canta lo que se Pierde”:

Perdemos el vigor, las ilusiones,
los sólidos afanes combativos,
perdemos los deseos, los motivos…
y, cómo no, también, las elecciones.

Perdemos los impulsos, las razones,
las ganas de luchar, los objetivos;
perdemos el aliento… Y los estribos
llegamos a perder en ocasiones.

Perdemos la moral, la efervescencia,
el pundonor, el brío, la paciencia,
el temple, la bravura y la pujanza.

Perdemos lo poquito que tenemos,
y puestos a perder, hasta perdemos
la dignidad, incluso la esperanza.

raultorress@hotmail.com

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Volkswagen y Audi, la tormenta que viene

Con la llegada del magnate y empresario Donald Trump a la presidencia de los Estados ...

Priístas no se desaniman, más sacerdotes enjuician a RMV

Pese a la situación actual, dirigentes y militantes, del Partido Revolucionario Institucional no se desaniman. ...