Inicio » En Otros Medios » Un duro golpe para Blanca Alcalá que el Panal vaya aliado con el PAN

Un duro golpe para Blanca Alcalá que el Panal vaya aliado con el PAN

Fermín Alejandro García/Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

Hasta ayer por la noche en las oficinas de Juan Díaz de la Torre, el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), estaba tomada la decisión de que el Partido Nueva Alianza (Panal) va en coalición con el PAN para el caso de Puebla. Dicha determinación es un muy mal mensaje para Blanca Alcalá Ruiz, la precandidata del PRI a la gubernatura del estado, porque ese comportamiento de la fuerza política magisterial sería un indicativo de que no es prioridad para Los Pinos que el tricolor gane la titularidad del Poder Ejecutivo en la entidad poblana.

Fuentes bien informadas indican que todavía no es definitiva esa decisión, que podría cambiar al mediodía de este martes, pues aún cabía la posibilidad de que Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación, pudiera hacer modificar su posición al Panal y al SNTE –que se manejan en el mismo sentido político–, en caso de que realmente en Los Pinos se tenga interés de sacar a como dé lugar un triunfo priista en la elección de Puebla.

El caso Puebla se ha manejado con absoluto hermetismo por parte de Juan Díaz de la Torre y Luis Castro, el presidente nacional del Panal, a tal grado que ayer los secretarios generales de las secciones 23 y 51 del SNTE, Emilio Salgado Néstor y Jorge Luis Barrera de la Rosa, respectivamente, ignoraban si habría alianza con el PAN o con el PRI.

Por la tarde–noche de ayer, en la sede nacional del SNTE, hubo una reunión entre dirigentes del sindicato, del partido y un grupo de diputados federales, en donde se definió que hasta este lunes la posición era que el Panal van en alianza con Antonio Gali Fayad, el precandidato del PAN a la gubernatura de Puebla, y que será hasta el mediodía de hoy cuando se confirme esa disposición o se dé marcha atrás.

Llama la atención que el caso Puebla fue el último que se ha discutido en la cúpula nacional del SNTE y el Panal, luego de que se ha definido que en el resto de las elecciones locales el Partido Nueva Alianza, que es manejado por el sindicato magisterial, competirá aliado con el PRI.

Esa tardanza se debió a que Juan Díaz de la Torre decidió esperar a recibir señales de Los Pinos para saber si el camino correcto era confirmar su alianza con el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas o rompía con el mandatario poblano, toda vez que el SNTE desde la caída de la ex dirigente magisterial Elba Esther Gordillo Morales –en el año 2013– ha buscado actuar en concordancia con los intereses políticos del presidente Enrique Peña Nieto.

Por esa razón desde hace varios meses hacia el interior del PRI se tenía claro que la orientación del Panal sería un indicativo para conocer cuál es el “humor” del grupo político del presidente Peña Nieto hacia la elección de Puebla, pues si en Los Pinos se tiene la intención de garantizar un triunfo del tricolor se obligaría al partido del magisterio a aliarse con el abanderado priista en la entidad.

El SNTE y el Panal en el año 2010 fueron la columna vertebral de la estructura electoral de Rafael Moreno Valle Rosas, situación que le permitió al entonces candidato opositor al PRI obtener más de 100 mil votos y tener operadores políticos en la mayoría de los municipios del estado.

En esa elección, Moreno Valle contó con la simpatía y el voto del grueso de los profesores de las secciones 23 y 51, que vieron en el ex político priista una opción de cambio.

Ahora esa condición se ha modificado, ya que en el las bases magisteriales hay un creciente malestar con el gobierno de Moreno Valle, que no ofreció ningún tipo de mejora laboral o en el sistema educativo de la entidad. Muchos profesores opinan que no hubo ningún beneficio el llevar al poder al actual titular del Poder Ejecutivo.

Sin embargo la fuerza del SNTE radica en que el sindicato tiene los recursos materiales y humanos que le permite armar una estructura electoral en todos los distritos del estado, sin problema alguno, siendo un aporte que buscan todos los partidos políticos.

El SNTE atraviesa una crisis de liderazgos y por esa razón no puede garantizar el voto de sus agremiados hacia una determinada opción política, pero si puede de disponer de docenas de operadores electorales en toda la entidad.

Si se confirma la alianza entre el Panal y el PAN, Blanca Alcalá estará en serios problemas para tener una estructura electoral fuerte y organizada, ya que la mayor parte de los operadores priistas, desde hace varios años, se encuentran en las nóminas del morenovallismo.

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/02/23/un-duro-golpe-para-blanca-alcala-que-el-panal-vaya-aliado-con-el-pan/

Sobre admin

x

Check Also

Nuevo sistema acusatorio: Con atraso de un año, FGE busca resolver carencia de personal

Carlos Rocha/La Jornada de Oriente A nueve años de la reforma constitucional del sistema de ...

PEMEX, el culpable de que los cementerios de huachicol estén en zonas habitacionales

Edmundo Velázquez/Periódico Central Petróleos Mexicanos (Pemex) permite que los cuatro corralones que funcionan para almacenar ...