Inicio » Columnistas » Pluma Azul » El PAN es una institución fuerte para México

El PAN es una institución fuerte para México

Por Rafael Micalco Méndez

“Somos una fuerza porque asumimos con entereza, honestidad, sensatez y voluntad de bien, la complejidad de la realidad nacional y de la realidad del partido que hemos llegado a ser. Somos, y lo decimos con legítimo orgullo, en el México de hoy, la fuerza de la democracia.”
Carlos Castillo Peraza

Nuestro partido está formado como una institución de hombres y mujeres comprometidos con los ideales y principios delineados desde su fundación y que continúan vigentes, orientados al respeto de la dignidad de la persona humana, la solidaridad, la subsidiariedad y el bien común, todo en un marco de convivencia regido por estatutos, reglamentos y códigos, bajo el pensamiento humanista y destinado a contribuir al espíritu democrático de la nación mexicana.  

Nuestra institución política es muy sólida, su corazón ideológico se fundamenta en los postulados del pensamiento humanista. Pensamiento que tiene como premisa anteponer al ser humano en toda actividad política. Nuestros principios y valores nos dan identidad y coherencia a través del tiempo. 

Debemos recordar que Carlos Castillo Peraza insistía en que nuestra fuerza estaba arraigada en una doctrina de validez universal, que se va demostrando y probando, no sólo en nuestra patria, sino en cada vez más y más extensas regiones del planeta. Lo que nos habla de la universalidad de nuestras ideas y, a su vez, de la corresponsabilidad con el destino de la humanidad. Hacer frente a nuestro compromiso con México es, pues, hacerlo con este pensamiento en nuestra época.  
 
La fortaleza de nuestro instituto se encuentra resguardada en la voluntad de miles de panistas que la integramos y que día a día, actuamos bajo sus preceptos, puestos en práctica en la actividad política en todos sus ámbitos y en todas sus formas. Todos los panistas estamos llamados a continuar la obra indicada por los fundadores, siguiendo esa ruta donde se integran todos los militantes y liderazgos del Estado. Que lejos de los “reflectores” mediáticos son verdaderos promotores del PAN y promotores del panismo en sus comunidades.
 
Comportarnos de manera institucional nos permite reconocernos y diferenciarnos de otros institutos, la mística de Acción Nacional nos enorgullece y nos motiva a continuar esta obra democratizadora en la historia de nuestro México. Por tanto, la institucionalidad es dejar de lado los temas personales para atender el Bien Común. 

En democracia nadie pierde, nuestra institución enseña a saber ceder en las circunstancias que favorecen al bien común. Nadie es derrotado cuando se pone por delante la búsqueda de consensos a fin de lograr la unidad con base al convencimiento y reflexión de ideas. 

Cumplir a nuestro Partido es, incluso, buscar esos consensos, con la finalidad de encontrar el máximo de coincidencias posibles y minimizar al máximo de diferencias que existan, y con mayor razón cuando se tiene un liderazgo hacia dentro de las filas del PAN de manera natural o como resultado de una elección, quienes representamos en mayor o menor medida a los panistas somos los primeros quienes debemos buscar el consenso poniendo al PAN siempre al “centro de la mesa”. 

La institucionalidad también es reconocer que el PAN tiene toda una historia hecha a lo largo de mucho tiempo, en la que contribuyeron hombres y mujeres en diferentes circunstancias y que, gracias a lo aportado por cada uno en su momento, es que hoy el PAN es el Partido fuerte y unido que conocemos hoy. 

En la medida en que cada uno de nosotros, quienes pertenecemos al PAN, nos adherimos a los pilares de nuestra institución, en esa medida fortalecemos los lazos que nos identifican, esos lazos que generan cohesión y robustecen la fuerza política que representa Acción Nacional en el país.  

Sujetarnos a la institucionalidad no significa de ninguna manera cooptación o censura, al contrario, tiene que ver con el uso del libre albedrío comprometido con ideales y principios. 

Adolfo Christlieb Ibarrola compartía, con nosotros, que Acción Nacional es el resultado de la actividad política de hombres que creyeron y creen en la fuerza de las ideas y de la palabra: es la obra de quienes han pensado y piensan que la verdad expresada en el terreno político es capaz de mover, no sólo las inteligencias, sino los corazones, para que el hombre se decida en la vida diaria a poner su actividad al servicio del bien de las comunidades en que vive, consideró que en el mismo tenor de estas sabias palabras debemos respetar la institucionalidad en el PAN como una pieza clave de la unidad. 

Es encontrar en nuestro partido las ideas y valores que nos unen, es reflejar el verdadero sentido de pertenecer al mejor partido de México, porque es tiempo y es necesario darle a México un partido fuerte y unido alrededor de la institución que tiene mucho que aportar a la vida política del país y por su puesto de Puebla.

rmicalco70@hotmail.com
@rafamicalco

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Columnistas-JesusManuelHernandez

Don Rosendo, un equilibrio

La vida de don Rosendo Huesca y su paso por la diócesis de Puebla podrá ...

Columnistas-RafaelMicalco

¿De verdad piso parejo?

No estamos en Acción Nacional para cercar y defender nuestro huertito. Estamos para extender a ...