Inicio » Columnistas » Maestros » Improvisan

Improvisan

Por Gustavo Santín 

Improvisan, toman decisiones con un claro corte político antes que académico y ante las presiones que ejercen organizaciones civiles vinculadas a empresas como Televisa; deben corregir sobre la marcha.

Señalan primero que, por razones presupuestales (INEE), evaluaciones como Planea (Plan Nacional Para la Evaluación de los Aprendizajes) se suspenderían, pero, al día siguiente aclaran que sí se aplicarán con una metodología diferente y que correrán a cargo de las propias escuelas, aquellas a las que funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y organizaciones civiles acusaran de realizar trampa al aplicar la prueba Enlace (Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares).

Con una clara intención política, anuncian cambios en la estructura orgánica de las escuelas, amparados en una ocurrencia (Escuelas al Centro) y reconocen que para cubrir plazas de nueva creación echaran mano de los comisionados sindicales, pero ante señalamientos, mediante los que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y grupos de la sociedad civil subrayaran que las plazas tendrían que someterse a concurso de oposición como se establece en la Ley General del Servicio Profesional Docente (Lgspd), autoridades educativas “aclaran” que están destinadas sólo a escuelas de organización completa, una de cada dos en el escenario educativo del país, y que sólo serán cubiertas de manera temporal por los beneficiados, cuestión que les es permitida por la propia Ley General.

Barruntos de un conflicto mediático entre Aurelio Nuño Mayer, encargado del despacho educativo de la Administración de Enrique Peña Nieto y Silvia Irene Schmelkes del Valle, Consejera Presidenta de la Junta de Gobierno del INEE, originado por el reconocimiento de “fallas técnicas” en el proceso de evaluación al desempeño docente, tales como no verificar “la idoneidad” de la prueba, realizar “las pruebas …. sin “haber piloteado” los reactivos” (http://goo.gl/KABb7q), avisos a destiempo para que docentes presentaran “la segunda etapa de evaluación”, jornadas de evaluación superiores a las 8 horas continuas, fallas en la “entrega de las claves para poder acceder a la plataforma”, deficiencias en el equipo de cómputo incluidas las del suministro de energía eléctrica, sedes de evaluación lejanas a los centros de trabajo y a los lugares de residencia, presión ejercida sobre docentes en algunas sedes custodiadas por la fuerza pública, reconocidas en el “balance sobre las evaluaciones docentes aplicadas en 2015”  (http://goo.gl/J4UC3d) y en artículos (El Universal: La Evaluación docente a prueba, Eduardo Backhoff Escudero, consejero de la Junta de Gobierno)  y cuyo epilogo podría ser o bien la renuncia o la destitución del encargo en el que se desempeña. 

Para muchos, es claro, incluidos consejeros del INEE como Backhoff, menos para Claudio X González y Mexicanos Primero Asociación Civil, que debe “hacer un alto en el camino que le permita corregir los problemas identificados y asegurar que los resultados de la evaluación al desempeño sean validos y pertinentes, ante de que se tomen decisiones con base en ellos” (http://goo.gl/h0qmqQ); reflexión que, al no ser tomada en consideración, permitirá que el 29 de febrero se califique a las maestras y maestros que sustentaron la evaluación al desempeño docente como “idóneas e idóneos” o como “no idóneas y no idóneos”.

Cuestionada por maestras y maestros de diferentes signos y facciones gremiales, la evaluación estandarizada al desempeño docente se encuentra en la picota, emplazada a paro nacional por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (http://www.jornada.unam.mx/2016/02/07/politica/011n2pol) y muestra el fracaso de una reforma educativa enfocada, hasta ahora, a los ámbitos laboral y de administración escolar. 

Sin embargo, las autoridades educativas incurren en contradicciones, afirman y niegan, de acuerdo a su muy particular punto de vista. Reconocen falta de suficiencia presupuestal para aplicar Planea, pero luego reculan, niegan la carencia de recursos financieros y aducen razones técnicas compartidas para, a pesar del calendario original, reprogramar con carácter bianual, una prueba que permitiría que los interesados verificaran la calidad de los maestros y las maestras.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Cuentas de colores y espejitos

En el imaginario de los allegados al encargado del despacho educativo, se afianza la confianza. ...

Simulación y mentira

Muchos coinciden con quienes apuntan que el país vive bajo un ambiente de simulación y ...