Inicio » En Otros Medios » Los peores días de Moreno Valle: #HipotecaPuebla y lo que viene

Los peores días de Moreno Valle: #HipotecaPuebla y lo que viene

Selene Rios Andraca /Dios en el poder/Periódico Central

En mis planes mafufos estaba esperarme al jueves para hacer la entrega de Dios en el Poder, pero la portada de Reforma me obligó a desperezarme, sacudirme el puente constitucional y sentarme a ver los malos días que trae encima el gobernador de Puebla.

Ya sé, ya sé, uno de mis propósitos de nuevo año fue no escribir más como loca obsesiva sobre Rafael Moreno Valle y les aviso: lo he cumplido y lo seguiré cumpliendo. Mis entregas anteriores versaron sobre el PRI, sobre el Chapo y Katita, sobre mis propósitos navideños y sobre algunos chismecitos del Quinto Informe de Gobierno sin mencionar si quiera al mandatario.

Para que vean que soy una mujer de palabra, no escribiré de Moreno Valle esta vez, sino de Moreno Bollo.  —Tampoco tengo claro cómo se escribiría si Moreno Vollo o Moreno Bollo, el presidente Enrique Peña no nos lo aclaró en ningún momento y hasta el cierre de esta edición no había ningún comunicado de prensa al respecto. Por puro sentido común usaremos el bollo porque el vollo me lo marca en rojo el corrector de Word, así que supongo no es muy bien vista esa palabra, en fin—.

Hasta hace unos días creí que Rafael Moreno Bollo tenía un pacto con el Diablo, y de los peores, que le había vendido su alma, la de toda su familia y la de todos sus conocidos para que nada le saliera mal en esta vida. Incluso, cuando arrancó el año, hubo un accidente mortal en la demolición del 475 que dejó a 5 personas sin vida y la nota fue un escándalo, y levantó una ola de indignaciones que abandonaron la pelea en cuanto el presidente hábilmente tuiteó #MisiónCumplida agarramos al Chapo y el escándalo se desvaneció.

Sin embargo, algo quedó claro en esas primeras horas del 2016: la suerte de Moreno Bollo había cambiado. Los días comenzaron malos y avanzaron peor. Bien dice mi mami que detrás de una desgracia, viene otra y otra y otra. Es como el recorrido a la Cañada de las Golondrinas en San Juan del Diablo, que primero venía una subida cabrona, y en la cúspide empezaba otra subida más cabrona y cuando pensaba que dejaría tirada la bici y me regresaría caminando, comenzaba otra subida que me provocaba lágrimas y calambres en las piernas.

Así le ha pasado a Moreno Bollo. Hasta parece que se fue conmigo a la montaña el fin de semana y que su hermano se tomó el agua de un trago que era para un recorrido de seis horas en medio de la nada. Y sin embargo, creo, a Moreno Bollo le ha ido peor que a mí. Pero quizá sea momentáneo, quizá lo único que esté pasando es que el gobernador está tomando fuerzas para darnos en la madre de mil y un maneras. Que siempre encuentra cómo. Para muestra: el fideicomiso del Impuesto Sobre la Nómina a 50 años para Evercore del empresario Pedro Aspe.

En las escasas semanas del 2016, Moreno Bollo ha amado a Dios en tierra ajena. Primero su estrategia de tirar un puente y reconstruirlo para madrear a Doger, se le sale de las manos porque la candidata es Blanca Alcalá; después, Ricardo Anaya dinamita la alianza PAN-PRD para arropar a Antonio Gali; los columnistas más leídos e influyentes en México se pitorrean del gobernador por su falta de tacto para mantener la coalición que lo ha respaldado durante todo su sexenio; sus enemigos en el PRD se alían en su contra; sus aliados perredistas valen madre y se acobardan igual que Jorge Nenito Cruz y la cereza en el pastel:Reforma publica que el mandatario tiene hipotecada a Puebla por 50 años.

Jesucristito.

Que alguien le prepare un tecito de tila a Max Cortázar. Y otro más para el gobernador, que juran, no lo aguanta ni su mamá, y eso que las mamás están diseñadas genéticamente para soportar casi cualquier berrinche de sus retoños.(Eso dice mi mamá, aunque no le creo mucho porque no me tiene tanta paciencia)

Ayer se viralizó la portada de Reforma y en las redes sociales predominó el tema del “retiro” de Moreno Bollo en manos de un sospechoso fideicomiso del ISN para “garantizar” el pago de los chingados PPS, que no están ustedes para saberlo, pero si creen que tienen estómago para seguir leyendo, ahí les va: el mandatario nos ha encajado —en todos los sentidos de la palabra— 22 mil millones de pesos 554 millones de pesos.

¡Me da, me da!

La deuda que heredarán los siguientes cinco gobernadores (por aquello del mini mandatario) será de 22 mil 554 millones de pesos para pagar el Centro Integral de Servicios, el Museo Internacional Barroco y las plataformas de la planta Audi. —Claro, no es deuda, es una figura en la que un empresario bien chingón y millonario compra algo, y el gobierno se lo paga poco a poco, con una tasa de interés redituable para el empresario—.

Échenme a mí el tecito de tila que la boca se me va chueca, se me va chueca.

De acuerdo a la cátedra financiera que impartió mi doblemente querido Roberto Moya, pero que tuvo a bien no invitarme ni convocar a ningún medio de comunicación no-morenovallista, el Fideicomiso en manos de la empresa de Pedro Aspe tiene el objetivo de garantizar el pago de esos 22 mil 554 millones de pesos y por eso se lo entregaron a 50 años.

Medio siglo de recursos del ISN en manos del neo petrolero.
Me rindo.  

El morenovallismo y sus esbirros justificaron la estrategia financiera de “hipotecar” los recursos recabados por el Impuesto Sobre la Nómina por 50 años, bajo el argumento de que Reforma lo hizo de mala leche, son campañas electorales,nadie entiende de estrategias financieras, el verbo “hipotecar” está mal empleado y demás cosas sin importancia que se dispusieron a aclarar como si no hubiera cosas más preocupantes.  

Pero el mentado fideicomiso entregado al neo empresario petrolero—socio de la empresa Diavaz Offshore de los hermanos Vázquez Sentíes— genera más dudas que tranquilidades financieras para los poblanos como lo planteó mi querido  (ex secretario de Finanzas) Roberto Moya en una rueda de prensa con medios elegidos para no hacer preguntas —clásico de las estrategias de comunicación de la chica de las Aguas Frescas y su patroncito—.

El caso es que la empresa de Pedro Aspe tendrá bajo su control durante medio siglo la cantidad (mínima) de 101 mil 750 millones de pesos.

Pero, según mis cálculos eloteros en 50 años la recaudación del ISN incrementará año con año y en un escenario mezquino, en el que la recaudación del impuesto incremente el 3 por ciento, la cantidad que Moreno Valle puso en manos del empresario es de 160 mil 534 millones de pesos.

*Tengo que levantarme a jalarme el cabello. Vuelvo en dos minutos.

 Listo.  

1.      El sospechoso fideicomiso se hizo en la total y absoluta opacidad. El gobierno nunca informó sobre la existencia del mismo ni le pidió autorización al Congreso del Estado para “comprometer” los recursos del ISN para un fideicomiso sospechoso.

2.      En la rueda de prensa, Roberto Moya no explicó en qué términos está el contrato con la empresa Overcore, quién es el Fideicomitente, quién es el fidusuario, quiénes integran el Comité, cuál es su objetivo y cuáles son sus garantías.

3.      Roberto Moya reveló que la deuda por PPS no es de 14 millones de pesos como él mismo lo planteó en 2013, sino que es de 22 mil 554 millones de pesos.

4.      ¿Qué pasa con el dinero del Fideicomiso si el pago está garantizado?

5.      ¿Por qué la entrega a 50 años y no a menos tiempo?

6.      ¿Por qué a la empresa de Pedro Aspe?

7.      ¿Qué otros secretos financieros saldrán a la luz esta campaña?

Bien dice mi mami, que uno no debe hacer cosas buenas que parezcan malas. Si Moreno Valle hubiera revelado la existencia del Fideicomiso y explicado con manzanas en qué consistía hace dos años, hoy no estaría en duda si ese dinero es para su retiro o para su campaña.

Me voy porque ya no tengo estómago para las cuentas lecheras del morenovallismo. Mejor vamos por palomitas, chicharrones y salsa búfalo, que según dicen, ahí vienen más escándalos financieros y de corrupción del morenovallismo y yo, ya estoy lista y sentada en primera fila.

Miau.  

Para mayor información:http://www.periodicocentral.mx/2015/columnistas/los-peores-dias-de-moreno-valle-hipotecapuebla-y-lo-que-viene

Sobre Miguel Hernández González @mikereportero

Miguel Hernández González @mikereportero
Nacido en Puebla, reportero desde hace 12 años y director de Ángulo 7 Noticias. Soy comunicólogo, amante del rock y reggae. Soy de los que no se queja, sino actúa. He aprendido que para todo hay solución, solo es cuestión de buscarla. Mi lema es: “Hay que asumir riesgos para crecer y no quedarse conforme con lo que uno logra”.
x

Check Also

¡Alerta de inseguridad en Tecamachalco! Cada semana matan a dos personas y se roban 12 autos

Osvaldo Macuil/Periódico Central El municipio de Tecamachalco, Puebla se ha convertido en un foco rojo ...

Rematan mercancía saqueada en FB y mercados municipales

Adrián Gallardo /Diario Cambio A través de redes sociales, en tianguis y mercados de los ...