Inicio » Columnistas » Por Soleares » Genio financiero

Genio financiero

Por Jesús Manuel Hernández

A juzgar por el enfoque de los medios de comunicación, hay dos visiones totalmente opuestas sobre lo que sucede en Puebla.

Mientras un grupo justifica y avala las decisiones del gobierno y se resiste a reconocer y publicar las animadversiones al principal protagonista de los hechos, otro revela las condiciones reales de los actos de la administración morenovallista, sus fracasos, sus errores.

Los empresarios poblanos sufren la misma distorsión óptica. Los llamados “cupulares” permanecen solidarios al gobierno; los ricos, los adinerados, gozan de los favores del poder y se mantienen cercanos. Los otros, los clase medieros, los no alineados, los técnicos, abonan información a los críticos sobre la realidad de los hechos.

Cada día que pasa se van notando más las diferencias entre quienes investigan y divulgan los hechos reales y quienes son cómplices de ocultarlos.

Este martes, el diario Reforma le dio la nota principal a un delicado asunto: “Hipoteca Puebla el Gobernador”. El texto describe la formación de un fideicomiso entregado a la empresa de Pedro Aspe, Evercore, que recibirá los próximos 50 años el más cuantioso e importante de los tributos recaudados por Puebla, conocido como Impuesto sobre la Nómina para pagar proveedores, sin la condición de especificar el uso y destino del dinero.

Por ejemplo, los compromisos adquiridos con Audi o el Museo Barroco, a 30 años, quedarían en esta lista de pagos del fideicomiso, lo mismo la compra de propaganda, publicidad, asesores, y por qué no pensarlo, hasta campañas políticas, sin tener que informarle a nadie.

Un perfecto disfraz, una estrategia ingeniosa para ocultar los gastos y las deudas, los compromisos a futuro y no registrarlos como deuda pública. Los PPS, hasta ahora considerados “obligaciones”, y este fideicomiso serán la herramienta para decir que “no se contrajo deuda pública”.

Rafael no ha sido un buen gobernador, por lo menos no para la definición humanista, la que privilegia el bien común. Pero nadie puede negar que ha sido notable, alumno destacado del pragmatismo y el funcionalismo, a fin de cuentas neoliberal, que sabe de números, de fondos, de fideicomisos, del poder que da el dinero.

Y pasará a la historia como un gobernador, sin duda ingenioso en temas financieros, y un notable experto en crear disfraces para ocultar las deudas; si fuera el personaje de un comic, sin duda sería como Fantomas, “la amenaza elegante”.

Todo esto no hace más que aumentar los rumores de que la continuidad por la vía electoral no es segura, y hay que blindar la salida.

O por lo menos así me lo parece.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Presidenciable

Si alguien tenía dudas sobre cómo será el comportamiento de la administración de Antonio Gali ...

La sociedad al poder

Volver a los pactos entre los sectores productivos del país, como se hacía 30 años ...