Inicio » Columnistas » Vida y Milagros » ¿Como caballeros o como lo que son?

¿Como caballeros o como lo que son?

Por Verónica Mastretta

Una de las 12 elecciones para elegir gobernador este año se llevará a cabo en el estado de Puebla. Es una elección única, pues se elegirá un solo cargo: gobernador o gobernadora por un año ocho meses, de manera que el calendario electoral quede empatado con el resto del país en el 2018, en que en una sola elección se elegirá no solo presidente de la república, sino miles de diputaciones locales y federales, senadores y gobernadores.  En 2018 habrá en las casillas urnas y boletas como confetis. 

En esta elección poblana de Junio de 2016 solo habrá en cada casilla una urna y se cruzará una sola boleta. Será como un referéndum para el actual gobierno que encabeza Rafael Moreno Valle, emanado en 2010 de una coalición de 4 partidos, PAN, PRD, Panal y lo que hoy es el MC de Dante Delgado. Alianza que no se repetirá porque las condiciones que la hicieron posible ya no existen ni la justifican. 

Si el gobernador creyera en los múltiples logros que anuncia en los spots que paga a nivel nacional y local, con demasiado ruido y dinero, no tendría nada de qué preocuparse. La elección debiera ser fácil y sin mayor problema, un simple trámite para dejar a alguien que ocupe su lugar y le limpie y cuide la casa 20 meses.

En el congreso actual, incluidos los partidos de oposición y en particular el PRI, se hace exactamente lo que él les pide. Como muestra está la votación por unanimidad para que su procurador de estos últimos 5 años, Victor Carrancá , fuera elegido fiscal hasta el 2022 hace apenas unas semanas. Las modificaciones a las leyes electorales locales que pretendían dificultar las candidaturas independientes, también fueron aprobadas sin mayor respingo y con escasos dos votos en contra.

Fueron las dirigencias nacionales del PRI, Morena y MC  quienes acudieron a la SCJN a presentar controversias contra la ley antibroncos de Puebla. Los locales ni pío dijeron.  Algunas pequeñas cosas se lograron ablandar, como el número de firmas requerido, que graciosamente disminuyeron de 130 mil a 127,500 . Nada significativo. Se dejó el candado de que  cualquier candidato independiente debió renunciar a su partido, si es que lo tenía, un año antes de presentarse como candidato. 

Esto es inconstitucional y controvertible, pero por lo pronto pone en jaque a la candidatura independiente de la expanista Ana Teresa Aranda, que compitió en la planilla de Javier Corral por la presidencia del PAN hace menos de seis meses.  En el horizonte no ha aparecido una figura para candidato independiente que realmente pudiera amenazar el triunfo de cualquiera de los dos verdaderos contendientes de este año: el del PRI o el que el gobernador designe desde su hoy muy solitario partido, el PAN.

Y digo solitario porque tengo serias dudas de que el PAN vaya de nuevo en alianza con el PRD, que aunque hundido en el descrédito nacional, podría aportar dos o tres puntitos de oxígeno que hoy parecen ser necesarios para ganar la elección de este año.  Hoy o mañana ya sabremos si el PAN y el PRD irán en alianza. De seguro ya no irán con el Panal y dudo que el MC se una, después de que en Colima, solitos, tuvieron 12 por ciento de la votación, más de 10 puntos por arriba de Morena y el PRD, que perdieron sus registros.

Oyendo hablar al hoy poderoso coordinador del PRD en el senado, Miguel Barbosa, es improbable que esa alianza se logre. En síntesis, el paseo por las nubes electorales del 2016 empieza a complicarse para el actual gobierno estatal poblano. Las travesuras cuestan y las desatenciones a los partidos aliados en 2010 empiezan a presentar facturas.

Qué hermoso sería que los partidos, en particular el PRI y el PAN, decidieran por esta vez jugar limpio. No lo harán. Ya empezaron a conjugar la odiosa y abusiva palabra “operar”. Algunos mandos en el ayuntamiento de Puebla  ya están pidiendo a los trabajadores que lleven como tarea 20 copias de credenciales de elector y veinte hojas con nombre, firma y dirección de amigos o conocidos. ¿Estarán pensando juntar firmas para sacar un candidato independiente a modo?¿Y para qué les serviría? De cualquier modo no se vale.

Otro caso, y ese sí es no solo ilegal, sino más abusivo y patético, es el que está sucediendo en las escuelas públicas, y cuya responsabilidad no sé a quién se le vaya a atribuir, pues en las escuelas tres partidos pueden mover el atole: el PAN, el PRI y el Panal.  

Las pruebas ahí están y esperamos que  el órgano público local electoral, IEE,  haga sus averiguaciones dentro de su relativa independencia.  Están llegando a las escuelas a repartir uniformes muy corrientitos, ni siquiera de las tallas del alumno, unas mochilas, unos pases para todos los museos del estado, que de por sí son gratuitos, y unas tarjetas de descuento de tiendas que nadie conoce. Me consta el caso de la Escuela Técnica 112, colonia Constitución Mexicana, en el municipio de Puebla. Hasta ahí pasaría, pero a cambio los padres o tutores del alumno deben de enviar una copia de su credencial de elector y una hoja blanca con su nombre, dirección y firma. Usted puede pensar -“pues que no la manden”.  Pues entonces su hijo o hija, léalo bien, no puede entrar a clases. ¿Por qué regalar uniformes y mochilas a medio ciclo escolar? 

¿Usted que cree, que van a jugar la elección como caballeros o como lo que han sido? 
 
Dice Juan Manuel Serrat en una vieja canción:
“Sería fantástico”…
y todo un síntoma de urbanidad, 
que no perdiesen siempre los mismos, 
que todo fuera como está mandado,  
que ganara el mejor, y que la fuerza  no fuese la razón”.  

Sería fantástico que gane el que sea limpiamente, sin meter  y manipular a la sociedad en el juego endemoniado de las trampas. ¡Con un demonio!  Les damos como país dinerales a los partidos, se hizo la complicada y caprichosa reforma electoral de 2014, se le cambió hasta el nombre al Instituto Federal Electoral con los gastos y complicaciones que eso significó, todo para que al final acaben jugando sucio como  siempre, intentando usar la cancha más limpia que debieran ser las escuelas, sus alumnos y los padres de familia. Si, sería fantástico que se instalara en mi país el paraíso terrenal y el imperio de la ley, pero todo lo que pide Serrat en esa canción y lo escrito en la ley, parecen ser puras ilusiones irrealizables.

 

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Posibles e imposibles de la propuesta ambiental de Andrés Manuel

Sí es posible la restauración del medio ambiente cuando éste se ha deteriorado enormemente. Sí ...

El misterio de la máquina rota

“La privacidad ya no es una norma social”: Mark Zuckerberg, creador de Facebook Comentarios de ...