Inicio » Columnistas » Juan Carlos Lastiri » México en Medio Oriente

México en Medio Oriente

Por Juan Carlos Lastiri

Este inicio de año no ha sido el mejor para la economía mundial. A pesar de que la economía China cerro con una tasa de crecimiento del 6.9 por ciento, su nivel más bajo de los últimos años, esta cifra hace ver que para 2016 este país seguirá en una desaceleración económica que arrastrará a muchas economías del mundo hacía bajos rendimientos económicos.

Se acaba de anunciar, hace unos días, la eliminación de las restricciones económicas que tenía Irán para comercializar sus productos petroleros, lo que sin duda hará más presión sobre los ya históricos precios del petróleo a la baja. 

Y por su parte, la Reserva Federal Estadounidense (FED) ha resuelto aumentar sus tasas de interés hace unos días, con lo que pone presión y revalora al dólar en todos los mercados cambiarios. Bajo este contexto, las economías emergentes están sufriendo de depreciaciones importantes en sus monedas y se espera que estas tengan un año de contracción económica lejos de la expansión que se requiere para salir de problemas tan severos como la pobreza. 

Si bien, para nuestro país el panorama luce complicado debemos señalar que, hasta ahora, es de los países emergentes que menos han depreciado su moneda, cerró el año con una inflación muy baja, ha crecido los empleos formales y en general se tienen buenos números macroeconómicos que nos hacen pensar en sortear esta realidad mejor que muchas economías de América Latina.  

Ante estos escenarios, nuestro país ha tenido problemas en general porque nuestra economía es dependiente de un mercado, a saber el Estadounidense, esto hace que cualquier movimiento de la economía de ese país se refleje de manera positiva o negativa en nosotros.

Esto ha provocado que la política internacional de nuestro país se centre en buscar más socios comerciales en busca de mercados y acuerdos que permitan diversificar nuestra economía para ir eliminando dependencias tan marcadas. 

Esta semana el Presidente Peña lleva a cabo una gira por la Península Arábiga con el objetivo de buscar acuerdos comerciales y poder hablar de un tema que es importante para nuestro país, por la dependencia económica de este bien, a saber lo que sucede con los precios del petróleo y la perspectiva de los Emiratos Árabes Unidos sobre el futuro de éste, ya que debemos recordar estos son de los principales exportadores a nivel mundial. México y los Emiratos Árabes Unidos establecieron relaciones diplomáticas hace cuatro décadas, en 1975. 

En esta visita, Majid Saif Al Ghurair, presidente Cámara de Comercio e Industria de Dubái, ha sido claro al señalar que las ventajas económicas del mercado mexicano, en relación con sus políticas macroeconómicas sólidas, su programa global de reformas estructurales y los acuerdos de libre comercio con más de 50 países, así como su ubicación estratégica, nos convierten en un socio comercial esencial para los Emiratos Árabes Unidos y para Dubái, en particular. 

Los sectores de negocio que se observan como potenciales incluyen el comercio, el turismo, la construcción; todos ellos constituyen las oportunidades de inversión, con un potencial muy importante. Por su parte, el presidente Peña Nieto ha señalado que somos un país que exporta más del 85 por ciento en sus manufacturas, y manufacturas que cada vez tienen un mayor valor agregado; somos, por ilustrar esta condición, el primer exportador de televisiones de pantallas planas; el séptimo productor de vehículos en el mundo y el cuarto exportador de vehículos, también, en el mundo; y la industria aeroespacial de nuestro país está teniendo cada día un mayor crecimiento, es una de las industrias que en México está creciendo de forma notable.

Se ha encontrado un punto de coincidencia con los países árabes visitados en el tema de las energías renovables y el presidente PeñaNieto ha sido enfático al decir que sí es posible asegurar un nuevo régimen climático sin frenar el desarrollo económico y social; de hecho en los últimos tres años se han invertido 150 millones de dólares en la creación de los Centros Mexicanos de Innovación en Energía. Todas estas acciones demuestran que, hoy, México es un actor que está asumiendo su responsabilidad global frente a los desafíos energéticos y climatológicos del futuro. 

Sin duda el panorama bajo el contexto planteado al inicio será complicado, pero es de resaltar que en tanto sigamos teniendo acercamiento con potenciales socios comerciales y coincidiendo, como se ha hecho en esta visita, con muchos sectores de otros países como hoy los de la Península Arábiga, nuestro país en un futuro podrá tener mejores argumentos para sortear este tipo de eventos, que una economía global son cada vez más recurrentes.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Coordinación entre órdenes de Gobierno

Sin duda estamos pasando una etapa de la humanidad que está demostrando que la evolución ...

Un enfoque integral de la vivienda

El entorno internacional, como bien sabemos, ha sido poco propicio para el crecimiento de nuestra ...