Inicio » Columnistas » Código 3… Policía en camino » ¿Y dónde está la academia?

¿Y dónde está la academia?

Por Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras

Es una pena, más que eso, es un coraje que no se aguanta el seguir viendo como pierden la vida valiosos compañeros de los cuerpos policiales en el país, perdidas, que si ustedes ponen atención, no son por otra cosa que por falta de protocolos, falta de una real capacitación, y exceso de confianza, fundamentada desde mi punto de vista, precisamente por la ausencia de los dos primeros puntos, entre otras.

Pero sea cualquiera de estas — que en un momento comentaremos de forma breve–  tiene que ver con la falta de capacidad y experiencia real de los que dirigen, en la mayoría de los casos, las diferentes academias, al menos en  nuestra entidad es lo que ha pasado casi normalmente, eso sin llegar a la operatividad que supuestamente han tenido, ¿es real o no?.

En la corporación Ministerial, me queda claro que hay operadores de gran valía, pero de nuevo nos vamos a la capacitación, no se supervisan resultados y los que en esto están, se han vuelto solo máquinas de repetir cuartillas en las aulas, que en la mayoría de los casos ni de ellos son, salvo muy honrosas excepciones.

Ponemos como ejemplo que en la anterior administración municipal se tenía una directora que, ni de chiste, sabía lo que era un policía, ni cuáles eran sus necesidades; pero como su eminencia gris todo le creía a su secretario, pues le permitió poner a quien podría manejar a su antojo, a fin de manejar a la vez la capacitación, ¿con qué propósitos?, pues sáquele usted la raíz cuadrada, hoy se sigue vendiendo en nuestra entidad como asesor sin saber siquiera lo que hace aparte de vender.

En el Estado, por consiguiente, con una rectora o directora que no tiene nada de experiencia efectiva, que no sea solo de papel en lo que a capacitación policial se refiere, fundamentando esto por supuesto, en un conocimiento real y que solo ha logrado trabajar con una serie de capacitadores que se han enquistado en la corporación de enseñanza con trampas y trucos, que tan bien les han salido que aún siguen ahí.

La pregunta sería ¿si en nuestros dos ejemplos, las mencionadas personas han probado una real experiencia y conocimiento?, y si así fuera, ¿por qué no han desarrollado las formas de trabajo, protocolos y medios de supervisión en los resultados de su responsabilidad, a fin de que nuestros compañeros “sí” aplicaran lo aprehendido?.

Eso, a estas personas nunca les interesó ni les ha preocupado, a ellos sólo les preocupa cumplir con números, con presupuesto gastado, con cursos dados; pero de la calidad, del seguimiento y de la supervisión…nada, de hecho ni siquiera saben que eso existe, y de prueba está la reciente muerte del jefe de Grupo de la Octava Comandancia, Raúl Ávila, y la lesión recibida por otra compañera de la misma corporación, analicemos el video, las causas y la falta de funcionabilidad y apoyo.

¿Qué está pasando aquí en nuestra entidad y en todo el país con los compañeros policías, se está recibiendo realmente la capacitación adecuada?, ellos ponen el cuerpo y el alma, y como se ve, hasta la vida también, entonces, ¿los responsables de prepararles, de capacitarles de profesionalizarles estan haciendo su trabajo?

Por qué si no es así, al igual que muchos mandos y supuestos estudiosos que se han dedicado a dialogar filosóficamente — que si el Mando Único, que si el Unico Mando, que si se ven bien con uniforme o sin él, que si ponen en la dirección de las corporaciones a los que saben, a sus amigos o a los que les siguen solamente la onda– ninguno de ellos esta cumpliendo con su trabajo y su responsabilidad.

Ninguno de ellos esta con sus compañeros, ninguno de ellos se interesan por las familias de los que se van y solo arrojan una lagrimita perdida en los funerales de los esforzados responsables de la seguridad, tal como lo hiciera el anterior secretario del municipio de Puebla Capital.

Hasta cuándo, hasta cuándo seguiremos simulando; piensen bien que la seguridad se esta perdiendo y que cientos, miles de ciudadanos están muriendo.

¿O no? Juzgue usted.

albertohidalgo@hotmail.com

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

¿A que le teme Banck?

Es de pena ajena el que el presidente municipal de Puebla Capital, se haya prestado ...

El huachicol, la necesidad o la patria ¿Quién fue primero?

Preocupantes y en momentos realmente alarmantes, son las condiciones en que se encuentra sufriendo nuestra ...