Inicio » Columnistas » El Blog de la Seguridad » ¿Quién traicionó a “El Chapo”?

¿Quién traicionó a “El Chapo”?

Por Guillermo Alberto Hidalgo Montes

El pasado 8 de enero, el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera fue capturado (de nuevo) tras su hollywoodesca fuga de una cárcel de máxima seguridad en 2015.

A través de un operativo denominado “Cisne Negro”, un comando militar encabezado por elemento de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), ingresaron a una vivienda en el poblado de Los Mochis, Sinaloa, en México, lugar donde se escondía el capo con un grupo de guardaespaldas.

En primera instancia, Guzmán logró escabullirse por un túnel conectado al drenaje público y fue capturado posteriormente en otro punto de Los Mochis, cuando intentaba huir en coche con su jefe de seguridad, Iván Gastélum “El Cholo”.

Ese mismo día, mediante un tuit, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, informó sobre la recaptura: “Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”.

En ese momento comenzó una lluvia de opiniones sobre tan importante acontecimiento, opiniones de todo tipo, unas muy interesantes y por otro lado otras muy desafortunadas, como la de Gerardo Fernández Noroña, político mexicano de izquierda que declaraba, categóricamente, que era una casualidad que detuvieran al capo fugado en medio de la crisis económica (dólar caro y petróleo en precios mínimos históricos) en que nos encontrábamos….bla, bla bla….Sin embargo, el mismo personaje dio los mismos argumentos el día de su fuga el 11 de julio de 2015 (incluso pueden buscarlo en su canal de youtube)….total…malo si se fuga y malo si lo recapturan.

Hasta ese punto, todo era relativamente miel sobre hojuelas para el Estado Mexicano, era como una bocanada de aire fresco para la tan accidentada administración federal, hasta que, alrededor del mediodía, se daba a conocer a través de la plataforma youtube, un video de una entrevista que el actor norteamericano Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo habían realizado con el Chapo Guzmán, mientras el capo huía de la justicia tras haberse fugado del penal del Altiplano el año pasado, esto para la revista Rolling Stone, entrevista que se dice, duró más de siete horas y se realizó en varias sesiones a partir de octubre, además de llamadas y videos.

Es aquí donde explotó la bomba. La opinión pública comenzó a cuestionar que cómo era posible que dos actores localizaran al hombre más buscado de México y el gobierno federal, con miles de millones de presupuesto en tecnología, logística y material humano, no pudieron localizarlo; que si tomarían acciones legales contra los actores etc, etc.

También se habla que el fin de la entrevista era la realización de una película biográfica del capo, cosa bastante probable, ya se había filtrado a través del portal Mexileaks, que un miembro del equipo jurídico del Chapo, el abogado José Refugio Rodríguez Núñez, auxiliaba a Guzmán Loera para concretar su autobiografía de nombre “El ahijado”, lo anterior desde que se encontraba recluido en el penal del Altiplano.

En el operativo realizado en los Mochis es innegable la ayuda operativa y de inteligencia por parte del gobierno americano y el creer que todo fue producto 100% mexicano, sería una fantasía, sin embargo hay un ingrediente que, debido a la euforia que la detención del Chapo ha generado, se ha pasado de largo, y este ingrediente tiene un nombre: Ismael “El Mayo” Zambada, antiguo lugarteniente del El Chapo Guzmán y, desde hace ya casi un lustro, la cabeza de lo que se le  denomina: “La Confederación de Sinaloa” y quien ha gozado de impunidad a través de ya casi 4 décadas, casi nunca fotografiado y pocas veces mostrado a la luz, de bajo perfil y muy calculador, basta recordar el mes de abril del año 2010, cuando el entonces director del semanario Proceso, Julio Scherer García lo entrevistó en el corazón de la Sierra de Sinaloa.

Es mucha coincidencia que en la Operación “Cisne Negro” como en la detención realizada el 22 de febrero del 2014, en Mazatlán en el estado de Sinaloa, hayan detenido al Chapo casi desnudo, con la guardia baja. Según información filtrada a diferentes agencias informativas, El Mayo Zambada, también se encontraba en Los Mochis al momento del operativo contra su antiguo jefe, y todo indica que no hará nada para poder sacarlo del penal donde se encuentra, que, cabe mencionar, es el mismo del cual se fugó (espero que no lo pongan en la misma celda y hayan tapado el túnel por el cual escapó)…

Creo firmemente que la emoción de los sucesos nos ha provocado una pérdida de enfoque, y no podemos dejar de largo que esto aún no acaba, la organización de la cual es miembro “El Chapo” Guzmán aún opera e incluso ha generado lazos nuevos con organizaciones delincuenciales como los Zetas (Proceso No. 2038); sin embargo como declaró la Proguradora de Justicia de Estados Unidos, Loretta E. Lynch: “El Chapo Guzmán desde hace mucho se convirtió en un líder simbólico del Cártel de Sinaloa, pero no es ya un operador activo.” Todos estos factores generan una pregunta obligada la cual es ¿y el Mayo, para cuándo?

hidalgomontes@gmail.com

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

El Mayo Zambada “La Última Sombra”

Después de las capturas que se han dado en los últimos días en contra de ...

Cuando el enemigo de las Policías son los Mandos

Desde la creación del Sistema Nacional de Seguridad Pública en 1996, uno de sus ejes ...