Inicio » Columnistas » Axioma » La reacción homicida

La reacción homicida

Por Álvaro Conrado Pérez Aquino

Me pregunto si el hecho de haber sido atacada bajo terrorismo la Ciudad de Paris, el día 23 de noviembre, y que hayan fallecido en los ataques más de 100 personas, ¿le da derecho a Francia, como Estado, de contraatacar matando a infinidad de niños inocentes?

Era lógica la reacción, pero su intensidad y brutalidad no la justifico. Las imágenes subidas a las redes sociales con lujo de violencia y sadismo, enseñando todo el poder de destrucción, no tiene parámetro. Es verdad que a toda acción, corresponde una reacción en igual sentido e intensidad a la fuerza que la produce, en aportación científica de Newton para la humanidad.

Y de que también tenemos el ejemplo de Estados Unidos, cuando el 11 de septiembre fue atacada la Ciudad de Nueva York, en el Centro Financiero más importante del mundo, los americanos, no tuvieron compasión y buscaron con una furia perruna a todo lo que se pareciera a árabes,  excediéndose en fuerza de destrucción.

Es verdad que ningún acto de terrorismo es aceptable, ninguna forma violenta de destrucción y muerte a inocentes es aceptable, estoy del lado de la justicia y en ese sentido, ésta debe perseguir, sí, debe aprehender, sí, debe condenar inclusive a la pena de muerte a los responsables, sí, pero repito, las imágenes que han subido a redes sociales muestran a los soldados Franceses inclusive quemando a fuego lento a menores Iraquíes y Turcos, estos menores son inocentes, el aceptar la forma en que los aniquilan, es aceptar que son terroristas del presente y para el futuro lo que no está demostrado.

Amén de ello, en apoyo de Francia han concurrido los Estados Unidos de América, Alemania, Rusia, etc., y entonces la masacre es mayor y se hace aparecer injusta, en mi concepto, y ya vemos cómo un gran número de cibernautas, haciéndose a dicha causa destructora en perjuicio de muchos niños inocentes, se vuelcan en apoyo de Francia, invitando a cambiar nuestro perfil en las redes sociales,  y poniendo en su lugar la bandera de Francia. ¿Con eso logramos cambiar las cosas? o exacerbamos  el ánimo de venganza y destrucción y entonces la justificamos. 
         
No es que la violencia justifique los medios reactivos, por el contrario es hora que las naciones poderosas muestren su poder por otros canales, digamos, con la fuerza y la inteligencia de detener a culpables, de sentar a los gobiernos de esos países que siempre están en contra del imperialismo económico, de la industrialización,  a prestar ayuda inmediata y efectiva en la detención terroristas  sus connacionales; a sumarse al desarrollo mundial, y al combate efectivo de esa violencia, pero vemos que ciudades son destruidas, obras valiosas del arte desaparecen ante la destrucción, aunque existan acuerdos sobre los ataques a los centros de reclutamiento de la cultura. Es harto difícil lograrlo, pero persistentemente creo que se puede.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Acerca del 3 de mayo, día de la Santa Cruz

Los albañiles parte de la población mexicana que se dedica a la industria de la ...

La irresponsabilidad

La irresponsabilidad ante la euforia de la amistad, del triunfo en los deportes, en la ...