Inicio » Columnistas » Axioma » ¿Guerrero, un estado fallido?

¿Guerrero, un estado fallido?

Por Álvaro Conrado Pérez Aquino

El pasado 12 de noviembre, tanto el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como el actual gobernador del Estado de Guerrero, manifestaron que la Entidad Federativa, es un Estado Fallido.

Su aseveración la fundan en decir que los dos exgobernadores de dicho Estado, Ángel Aguirre y el interino Rogelio Ortega, dejaron desmanteladas las Instituciones, con una terrible situación de inseguridad y de violencia, agregando, falta de gobernabilidad.

En mi concepto, si bien es cierto que existe inseguridad y hay violencia, esto es debido a la falta de disposición seria y contundente de esclarecer el caso purulento que ha sido recientemente la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa; fundamentalmente de ahí se deriva la violencia o ingobernabilidad, (de un grupo minoritario).

La inseguridad y el desmantelamiento de las Instituciones no es un caso de estado fallido, aunque tampoco el grado de violencia e ingobernabilidad a la que aluden, pienso que están confundiendo el término y sus alcances, en el Derecho Internacional, el Estado fallido no es a una parte del todo, en la unión, como es el caso del Estado de Guerrero; es el todo, y México entero no lo está así. 

La ingobernabilidad es tan solo de un grupo minoritario que no alcanza a desestabilizar a las Instituciones, éstas, actúan con plena capacidad y soberanía, afortunadamente ninguna acción es capaz de debilitar la fuerza de la unión, con lo que se da en Guerrero, la incursión de grupos delictivos de la índole que estos sean, son controlables con el uso de la Ley, y no maximizar para justificar la inoperancia personal de quienes gobiernan, no todos los guerrerenses están metidos en la violencia, en la práctica de acciones para la ingobernabilidad, más bien, son gente honrada y trabajadora que quiere paz social, que ansía el esclarecimiento de los hechos y que siga siendo este estado, un destino de turismo internacional y nacional.

En el Estado de Guerrero actúan las Instituciones con plena libertad, soberanía y facultades Constitucionales, las instituciones trabajan a su toda su capacidad, no se han visto interrumpidas sus labores, la inmensa mayoría de los guerrerenses son gente honesta y trabajadora, que contribuye con su trabajo y respeto a ley, a la buena marcha de la Nación, no se ven obstruidos los caminos, ni el espacio aéreo; el Presidente de la República, de hecho, es una entidad que más ha visitado durante su mandato, caso contrario al Estado de Oaxaca, que no lo  ha visitado.

La pugna es de un grupo minoritario, con cuyas acciones no alcanza a desestabilizar al Estado por completo, la inseguridad es también consecuencia de lo que sucede en el país entero. Pero amen de todo ello, la violencia o ingobernabilidad de un grupo minoritario, se resuelve en el momento que el presidente Enrique Peña Nieto diga ahora, y todo se esclarece.

Osorio Chong no debe justificar al actual gobernador del Estado, debe ponerlo a trabajar con el uso de sus capacidades, y sí apoyarlo en lo que a él toca para que Guerrero logre su tranquilidad. Ayotzinapa, repito, se resolverá en el momento que el presidente Enrique Peña Nieto diga ahora, y no sostener una falacia que infunde temor y falta de credibilidad en las Instituciones del país.

 

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Tras de corneado, apaleado

Así reza el dicho popular, tras de corneado, apaleado, y sí vea usted cómo nos ...

Un golpe bajo a la clase trabajadora

Por si fuera poco toda la carga fiscal que tienen la clase trabajadora en el ...