Inicio » Columnistas » Eduardo García Anguiano » Amparo pacheco: concedido

Amparo pacheco: concedido

Por Eduardo García Anguiano

El dilema verde sacó lo más oscuro de la sociedad, pero también lo más liberal.

Artículo 478.- El Ministerio Público no ejercerá acción penal por el delito previsto en el artículo anterior, en contra de quien sea farmacodependiente o consumidor y posea alguno de los narcóticos señalados en la tabla, en igual o inferior cantidad a la prevista en la misma, para su estricto consumo personal y fuera de los lugares señalados en la fracción II del artículo 475 de esta Ley. La autoridad ministerial informará al consumidor la ubicación de las instituciones o centros para el tratamiento médico o de orientación para la prevención de la farmacodependencia.

El Ministerio Público hará reporte del no ejercicio de la acción penal a la autoridad sanitaria de la entidad federativa, donde se adopte la resolución, con el propósito de que ésta promueva la correspondiente orientación médica o de prevención. La información recibida por la autoridad sanitaria no deberá hacerse pública pero podrá usarse, sin señalar identidades, para fines estadísticos.

Artículo 479.- Para los efectos de este capítulo se entiende que el narcótico está destinado para su estricto e inmediato consumo personal, cuando la cantidad del mismo, en cualquiera de sus formas, derivados o preparaciones no exceda de las previstas en el listado siguiente:

Tabla de orientación de dosis máximas de consumo personal e inmediato

Narcótico

Dosis máxima de consumo personal e inmediato

Opio

2 gr.

Diacetilmorfina o Heroína

50 mg.

Cannabis Sativa, Indica o Mariguana

5 gr.

Cocaína

500 mg.

Lisergida (LSD)

0.015 mg.

MDA, Metilendioxianfetamina

Polvo, granulado o cristal:

Tabletas o cápsulas:

40 mg.

Una unidad con peso no mayor a 200 mg.

MDMA, dl-34-metilendioxi-n- imetilfeniletilamina

40 mg.

Una unidad con peso no mayor a 200 mg.

Metanfetamina

40 mg.

Una unidad con peso no mayor a 200 mg.

¿Artículos de una ley holandesa? No, son de la Ley General de Salud de un país: Estados Unidos Mexicanos. El amparo otorgado por la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucionales los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la citada ley; pareciera que no prevaleció el miedo sino la esperanza.

En estos temas, lo mejor es recurrir a los clásicos: “Siendo claros, yo nunca he tenido problemas con las drogas; solamente con los policías”, Keith Richards.

@EGAnguiano

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Agenda 2018: seguridad y corrupción

Todo hace pensar que las campañas políticas del año entrante tendrán como temas centrales la ...

La otra tragedia

El golpe de un sismo es fuerte porque se presenta en un sólo momento, el ...