Inicio » Columnistas » Axioma » La independencia, un año más

La independencia, un año más

Por Álvaro Conrado Pérez de Aquino 

Los mexicanos celebramos el 205 aniversario de nuestra independencia nacional, de una patria libre, libre en su accionar y de su destino social e histórico. 

Es del explorado conocimiento de los mexicanos que fue don Miguel Hidalgo y Costilla y Abasolo quienes iniciaron el movimiento independiente, el primero en Dolores Hidalgo, Guanajuato y luego, tras su muerte, Allende, el mismo Abasolo, la Corregidora de Querétaro, el Generalísimo  Morelos y otros. 

Nuestro movimiento independiente inicia el 15 de septiembre de 1810 y culmina el 27 de septiembre de 1821, once años después, con la entrada el Ejercito Trigarante a la Ciudad de México y hablamos de la independencia, nos referimos a ella, quizá sin saber más a fondo a cerca de ello.

La independencia es un movimiento que genera un proceso de innovación político-económico-social, con tres etapas sucesivas: 1.- la lucha por el poder. 2.- El triunfo. Y 3.- La formación de nuevos status de vida. Debe repercutir en la vida cotidiana de la nación. Ortega y Gassete, nos dice que para él la independencia es un cambio de sensibilidad vital, que una independencia no es una barricada, significa la creación de nuevas instituciones, nuevas costumbres, nueva ideología y un nuevo estado de ánimo.

Entonces, ciertamente la independencia de México sienta las bases para el brote del Estado Mexicano y, con él, un cambio profundo en la vida de las instituciones nacionales, que sentaran las bases de su legislación en la constitución del país, nuestra constitución de 1824, y la división de poderes.

Y no escapa a nuestra memoria que toda gesta, para llegar a la independencia de algún país, en concreto el nuestro, tiene causas, tanto internas como externas que propiciaron el descontento, en cuanto a las internas, el hartazgo social, la clase más explotada los campesinos, y la parte en ese momento más importante, el deseo de los Criollos para hacerse del poder que no podían ejercer, por consigna de la madre patria, ya que solo peninsulares, nacidos en España podían ejercer el poder, fiel al Rey Fernando VII.  

En las causas eternas está la influencia de la literatura enciclopedista de la Revolución Industrial; de la independencia de los Estados Unidos; de la Revolución Francesa y del liberalismo, que destacadamente iniciada a practicarse en México y que siguió evolucionando y generando principalmente la causa por la independencia.

En hora buena por un año más de independencia para nosotros los mexicanos, depende ahora de nosotros continuarla con la limpia de nuestras instituciones, con el combate a la corrupción, con la moralización de nuestros legisladores y gobernantes, de nuestros cuerpos de impartición de justicia, y ya que de paso, como última anotación, le diré que está por darse un hierro enorme en la Constitución de Oaxaca, al pretender José Murat  Casab, en el Congreso del Estado, que se modifique ésta para que su hijo Alejandro Ismael Murat Hinojosa sea el próximo gobernador de Oaxaca. Por el bien de las instituciones, debe desecharse dicha propuesta de reforma.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Columnistas-AlvaroConrado

Margarita Zavala renunció al PAN

Que tal amigos, hoy en día las candidaturas a la presidencia de la República le ...

Columnistas-AlvaroConrado

¿Es esto un apocalipsis?

La tierra se desmorona ante el embate de la naturaleza que cansada tal vez de ...